Sector energético, oportunidad de negocio para MILA

La bolsa peruana con amplia oferta en emisores energéticos y la Bolsa de Valores de Colombia especializada en empresas petroleras, son la mejor carta de presentación para este negocio.

El sector energético tiene una amplia oportunidad de expansión en el recién creado Mercado Integrado Latinoamericano (Mila), consideran firmas de corretaje como Acciones & Valores.

Explica el informe que la bolsa peruana con amplia oferta en emisores energéticos y la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) especializada en empresas petroleras, se constituyen en la mejor carta de presentación para este negocio en el ámbito mundial.

El director de Investigaciones de la firma Acciones & Valores, Wilson Tovar, considera que Perú, Brasil Chile y Colombia son percibidos como los países donde el panorama regulatorio y legislativo ha avanzado significativamente en los últimos cinco años.

Recuerda que Suramérica cuenta con cerca de 4.6 gigavatios de capacidad instalada en plantas generadoras a carbón. La mayor concentración se ubica en el norte de Chile, donde un 32% de la capacidad instalada funciona con carbón y petroleumcoke (conocido como petrocoke). Además, los recursos de carbón se ubican principalmente en la península de la Guajira en Colombia.

Tovar resalta que los proyectos más importantes están siendo construidos o son iniciativa de grandes compañías energéticas internacionales con presencia en la región: MPX Energía, GDF Suez, AES y Endesa.

Con el significativo aumento de la demanda por electricidad y la gran disponibilidad de efectivo proveniente del sector privado para inversiones, es probable que se avecine una oleada de nuevas plantas energéticas para los siguientes cinco años. Los proyectos traerán oportunidades para las compañías proveedoras de equipamiento, las consultoras y las generadoras que se encuentren preparadas para aprovecharlas. Sin que nadie lo haya notado en América del Sur se avecina un boom de plantas generadoras a carbón, indica el informe de la firma Acciones & Valore.

Alerta sobre el hecho de que en este escenario, las economías emergentes continúan intensificando el uso de energía como resultado de la industrialización que incrementa rápidamente la demanda, observando una dependencia continua y creciente de combustibles fósiles.

Solamente, la empresa de investigación y consultoría para la industria minera mundial y de energía, Wood Mackenzie, ha mencionado que el mundo destinaría durante 2011 en petróleo y gas natural unos 100.000 millones de dólares en proyectos de desarrollo.

El consumo de energía sigue ampliamente el Producto Nacional Bruto, y aunque existe una diferencia significativa entre los niveles de consumo de los Estados Unidos con 11,4 kW por persona y los de Japón y Alemania con 6 kW por persona, en países en desarrollo como la India el uso de energía por persona es cercano a los 0,7 kW Bangladesh tiene el consumo más bajo con 0,2 kW por persona.

Si consideramos que el crecimiento más significativo del consumo energético está ocurriendo en China, que ha estado creciendo al 5,5% anual durante los últimos 25 años en donde su población de 1.300 millones de personas consume en la actualidad a una tasa de 1,6 kW por persona, dijo Tovar.

En el caso de India, el consumo de energía entre 2007 y 2050 se espera que crezca 3.5 veces en un escenario de baja demanda y 4.2 veces en un escenario de alta demanda.

El “mercado de los mil millones de automóviles” es una frase que resume los cambios que se perciben de Asia, y especialmente de China. El gobierno chino se ha ofrecido incentivos tributarios y subsidios de consumo, ya que el gobierno espera incrementar los niveles de consumo interno, tanto de bienes de lujo importados como de productos fabricados localmente. Hasta 2024, se estima que habrá cerca de 250 millones de automóviles circulando en China únicamente lo que contribuirá a incrementar los niveles de consumo de los ciudadanos y, en consecuencia, elevará los niveles de la demanda de productos refinados.

El sector energético global presenta en la actualidad, algunas oportunidades considerables que no pueden ser ignorados en ningún análisis de la economía mundial: hay una distribución desigual de la producción y el consumo en el mundo: las grandes zonas de producción de energía primaria son distintas a las grandes zonas de consumo, además de una limitación de las fuentes de energía que hoy se utilizan: todavía, aproximadamente el 80% de la producción mundial de energía primaria procede de combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas natural), es decir fuentes no renovables y con reservas limitadas.

También se cuenta el papel preponderante del petróleo en el abastecimiento de energía, un activo en el que se hace máxima la separación entre la producción y el consumo, así como la relación entre energía y desarrollo. Si parte del mundo en desarrollo se acerca en los próximos años a los consumos energéticos occidentales, encontraría un mercado amplio por desarrollar.

 

 

 

Temas relacionados

 

últimas noticias