Series con nombre propio

El Real Madrid visita al Tottenham con la tranquilidad de haber ganado en casa 4-0, mientras que Schalke recibe a un alicaído Inter que cayó 5-2 en Milán.

Visión de los protagonistas.

El juego 500 de Mourinho

El técnico del Real Madrid, José Mourinho, que hoy cumplirá 500 partidos oficiales como entrenador, aseguró que su propósito es seguir más temporadas en el equipo blanco, aunque para ello tienen que llegar “éxitos”.

“Me gustaría cumplir mi partido 600 aquí, en el Real Madrid, pues significaría que caminamos juntos en la dirección en que quiero ir, que vamos juntos con éxito”, señaló el preparador madridista en una entrevista publicada por el periódico portugués Diario Económico.

Mourinho subrayó que un club como el Real Madrid “tiene que vivir del presente y del futuro”, además de considerarlo “el mayor equipo del mundo a nivel sociocultural”.

El partido de vuelta de cuartos de final de la Liga de Campeones entre los blancos y el Tottenham en Londres supone hoy el número 500 en la carrera de Mourinho, quien comenzó su periplo profesional por los banquillos en el Benfica lisboeta, en la campaña 2000-2001, y que continuó en el Leiria, Oporto, Chelsea, Inter y ahora el Real Madrid, que le ganó al equipo inglés 4-0 el juego de ida.

En estos 11 años ha conquistado 17 títulos: seis Ligas, tres Copas, dos Copas de la Liga, tres Supercopas, una Liga Europa y dos Champions.

Interrogado sobre los mejores partidos de su carrera, Mourinho incluyó entre ellos el jugado la temporada pasada entre el Inter de Milán y el Barça en San Siro, y que acabó con victoria italiana por 3-1, además de un Oporto-Lazio y un Chelsea-Manchester, en Wembley. Entre los peores, situó el reciente 5-0 encajado por el Madrid ante el Barça en el Camp Nou.

 “Los milagros sí ocurren”

Un milagro, apenas un milagro, parece pedir Harry Redknapp, técnico del Tottenham, que hoy enfrentará al Real Madrid por el partido de vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones. “Los milagros sí ocurren”, señaló el inglés a EFE.

Para hoy, en el estadio White Hart Lane, el milagro debe cristalizarse en cuatro o cinco goles: en el primer caso, para definir la serie por penales; en el segundo, para clasificar directamente.

“Todo el mundo cree que la eliminatoria está resuelta”, agregó. “Nosotros sabemos que somos un buen equipo y que podemos jugar bien aquí. Tenemos que dar lo mejor de nosotros y si jugamos muy, muy bien, nunca sabes ”.

En Madrid, por el partido de ida, Tottenham perdió 4 a 0 ante el equipo merengue. Con una temprana expulsión (la del delantero Peter Crouch, a los 15 minutos de juego), los ingleses quedaron a merced del juego de los españoles. Pese a todo, Redknapp cree que ha sido una “muy buena temporada”, al menos por dos grandes logros: una meritoria campaña en la Liga Inglesa y la clasificación, por primera vez, a los cuartos de final del torneo continental.

Redknapp es consciente, además, de que su equipo no saldrá desbocado al ataque, de que no pueden mostrarse “así de abiertos”. “Vamos a jugar contra un equipo de clase internacional —reconoció—. Tenemos que controlarnos y aprovechar nuestras opciones cuando las tengamos y si las tenemos. Mientras demos lo mejor, no podré pedir más. Tenemos que conseguir un buen resultado y ver cómo se desarrolla. Estaría contentísimo de que fuéramos a los penaltis”, sostuvo el inglés.