Sibutramina se vuelve a colar en el mercado

El medicamento fue retirado en 2010 por el Invima pero ha regresado enmascarado en productos para adelgazar.

Consumir productos como Slim Forte Slimming Capsules o Slim Forte Slimming Coffee y Botanical Slimming Soft Gel, que se promocionan en páginas de internet y en tiendas especializadas como la solución ideal para suprimir el apetito, aumentar la velocidad del metabolismo y quemar exceso de grasa, no es una buena idea.

Primero la agencia que regula los alimentos y medicamentos de Estados Unidos (FDA) y ahora el Invima emitieron una alerta para que la “ciudadanía no adquiera ni consuma  estos productos empleados para bajar de peso”.

La razón no es otra que entre sus componentes se encuentra la sibutramina,un medicamento empleado para inhibir el apetito pero que puede generar efectos secundarios como ansiedad, depresión, afecciones hepáticas y renales, dolor de cabeza, insomnio, estreñimiento, gastritis, aumento considerable de la presión arterial y/o del ritmo cardíaco.

Por si fuera poco, advirtió el Invima, el consumo de este compuesto puede representar un riesgo significativo para los pacientes con antecedentes de enfermedad arterial coronaria, insuficiencia cardíaca congestiva, arritmias o ictus (enfermedad cerebrovascular) e interactuar en formas que amenazan la vida con otros medicamentos que el consumidor pueda estar utilizando.

El año pasado el Invima ya había retirado del mercado la sibutramina. De acuerdo a la norma farmacológica no existe ningún producto bajo las categorías de fitoterapéuticos o suplementos dietarios con indicación de adelgazante.

En el país tan sólo existe un medicamento (Orlistat) para adelgazar y se vende bajo fórmula médica.

Temas relacionados

 

últimas noticias