Silvia de Dios: 'Me gusta ser una mala cómica'

A propósito de su personaje en 'Confidencial' dice que nunca ha tenido una mala experiencia por combinar el alcohol con la conducción.

La actriz habla del amor por la gastronomía y de los proyectos en los que ha participado en televisión.

¿Usted tiene algo confidencial?

Todos lo tenemos.

¿Qué le gusta de las miniseries?

Que no requieren tanto tiempo de seguimiento.

¿Cuál es el formato que más disfruta de la televisión?

Las miniseries porque son más cortas y concisas. Logran mantener mi atención.

Esta semana aparece en la miniserie ‘Asesino al volante’, ¿ha tenido alguna mala experiencia al combinar el alcohol con la conducción?

No, gracias...

¿Cómo se enfrentó a este proyecto en el que encarna una historia de la vida real?

Fue un trabajo mano a mano con el director, que quiso ser, en lo posible, lo más real y fiel.

¿A qué proyecto le ha dicho “no”?

A uno donde me pidieron ser yo.

¿Tres elementos de una buena actriz?

Trabajo en equipo, flexibilidad y disciplina.

¿Es difícil sobrevivir de la TV?

Se puede decir que no es fácil.

¿Qué momento de su vida quisiera repetir?

No repetiría ninguno, le quitaría el sentido.

¿Por qué las producciones colombianas son diferentes?

Porque tratamos de ajustarnos más a la realidad.

¿Qué la ha hecho una actriz con proyectos constantes en la televisión colombiana?

La aceptación del público y el empujoncito de Dios.

Le gusta la gastronomía, ¿cuál es su secreto en la cocina?

El amor que le tengo.

¿También le jala a los postres?

Soy la más dulcera, me encanta el baklava.

¿Qué ingrediente no le falta en la mesa?

Las ganas de aprender siempre.

¿En qué comida es especialista?

En comida sana y balanceada.

Un recomendado de la comida vegetariana.

Hamburguesa vegetariana, ya sea de faláfel o la de la casa.

¿Qué tan caro es ser vegetariano?

Si incluye el pescado es más costoso, si eres vegano realmente, nada caro.

¿Cómo le ha ido con su restaurante Namasté?

Feliz con los clientes y por lo que he aprendido.

¿Cuál es el plato más recomendado de la carta?

Los de éxito son las bolitas de espinaca, las lumpias de salmón y los postres.

¿Qué la llevó a vivir en algún momento en Australia?

Vivir otra experiencia de vida compartida con mi hijo, aunque él mismo me trajo de vuelta.

¿Qué le queda de la administración de empresas?

Todo, administro la casa, la carrera y el negocio.

¿Cómo le va con la economía del hogar?

Soy muy buena administradora.

¿Ha disfrutado más los papeles de buena o de mala?

Con los de mala se juega más.

¿Un recuerdo de ‘Caballo Viejo’?

Marcó un inicio inesperado en mi vida.

¿Cómo era la televisión que vivía en ‘Caballo Viejo’ en comparación con la actual?

El negocio era más amable y pequeño, ahora es una industria, ha  perdido un poco la personalidad.

La producción que más ha disfrutado.

Por amor a Gloria. Lucho Orjuela me permitió jugar a ser una mala cómica y esa es mi línea.

¿Qué la enamora?

La amabilidad, la dulzura, la consideración hacia los otros, el buen humor y el intelecto.

¿Cuál es la mejor compañía para la construcción de un personaje?

El director y tu pareja en escena, así la construcción es constante.

¿Qué le falta por vivir?

Quisiera viajar más, conocer más culturas. Eso me apasiona.

¿Qué la hace reír?

Casi todo... yo misma.

Temas relacionados