Sin apoyo de base

El respaldo de la U a Enrique Peñalosa es casi un hecho. Las bases de la colectividad no están de acuerdo.

Hoy se reunirá el Directorio Nacional del Partido de la U para analizar el respaldo de esta colectividad al candidato a la Alcaldía de Bogotá del Partido Verde, Enrique Peñalosa. Decisión que parece estar tomada. Así lo manifiestan los principales directivos, quienes ven en Peñalosa la mejor carta con miras a los comicios, tal como lo ha planteado el expresidente Álvaro Uribe.

De igual manera lo ratificó el senador Roy Barreras, quien afirmó que hará pública esta solicitud, porque el grueso de la colectividad considera que Peñalosa cumple con los requisitos necesarios para sacar a Bogotá del caos. El presidente de la colectividad, Juan Lozano, es más prudente y manifiesta que “el partido sigue en su ruta, hemos iniciado conversaciones y hay que concluirlas para tener una definición”.

Los concejales ya llegaron a un acuerdo para apoyar a Peñalosa, pero reconocen que se afectará el respaldo de las bases. Un cabildante, quien prefirió mantener reserva de su nombre, manifestó que la explicación es clara: “Durante la administración de Samuel Moreno se descentralizó el presupuesto en las diferentes alcaldías locales, lo que amplía las posibilidades de participación de los ediles y, por el contrario, Peñalosa fue el artífice de la centralización. No sería raro que se mantuvieran en la decisión de apoyar al candidato Liberal, David Luna”.

Un fenómeno parecido estaría ocurriendo en el Partido Verde, donde aunque sus dirigentes acogieron el respaldo de Uribe a Peñalosa, cada vez se hace más fuerte la disidencia encabezada por Antanas Mockus, Ángela Robledo y John Sudarsky que viene tomando fuerza en las redes sociales, su principal insumo electoral.

Esta práctica, en el cual los directivos escogen candidatos para las elecciones sin contar con los planteamientos de las bases no sólo está ocurriendo en Bogotá. En Quindío, los congresistas Libardo Taborda (de la U) y Yolanda Duque (Liberal) llegaron a un acuerdo para apoyar como candidata a la Gobernación a la diputada Belén Sánchez. Pero los dirigentes regionales de estos partidos respaldan la aspiración de Sandra Hurtado, quien puntea en las encuestas y se inscribirá por firmas.

En Putumayo no es diferente. La ascendencia y el respaldo con que cuenta el representante Guillermo Rivera en el Directorio Nacional Liberal (DNL) han generado inconformidad en las bases de la colectividad en el departamento, que han manifestado su respaldo a María Ester Bernal. Rivera ha impulsado a dos candidatos que se han caído porque tienen sanciones ante la Procuraduría: Iván Gerardo Guerrero, quien fue multado en dos ocasiones, y Jorge Devia Murcia, quien también había sido sancionado por actuaciones mientras se desempeñó como gobernador encargado de Putumayo. Por ahora el DNL no ha dado avales, pero, señala Bernal, “en Bogotá no tiene acogida mi aspiración porque es Rivera quien les habla al oído”.

Para la Alcaldía de Medellín el Partido Liberal no avaló la aspiración de Luis Pérez, quien ocupa el primer lugar en las encuestas y se contemplan los nombres de Aníbal Gaviria y Bernardo Guerra, y aunque hay un acuerdo para escoger al candidato por consenso, hay quienes sostienen que ya existe un elegido: Aníbal Gaviria.