Solemne, sacro y a capella

Bajo la dirección del francés Lionel Sow, más de 150 personas interpretarán una misa de Giovanni Pierluigi da Palestrina en la catedral Primada de Bogotá y en la Basílica de Ubaté.

El maestro Lionel Sow ha estado tan concentrado en su labor al frente del coro infantil de la Catedral de Notre Dame que nunca ha salido de Francia. Sus orígenes senegaleses algo le han aportado en el conocimiento extranjero, pero sin duda el elemento que más le ha servido para examinar cómo funciona el mundo fuera de su propio entorno, ha sido la música. De la mano del arte sonoro no sólo ha viajado a otras latitudes sino que también se ha desplazado en el tiempo. Gracias a las partituras identifica a la perfección las características más importantes del barroco, los elementos determinantes en el renacimiento y las condiciones de la modernidad.

Hace unos meses, Sow recibió la invitación para participar en el Segundo Festival Coral Juvenil Javeriano y aceptó. Su decisión estuvo motivada por varios hechos, uno de ellos fue que su asistente, el maestro Andrés Rojas, es colombiano y toda su formación inicial en la música se la impartió la institución jesuita. Además, su misión era clara: dirigir por primera vez en este territorio a más de 150 personas (en su mayoría niños y jóvenes) en el montaje de la Misa Brevis, de Giovanni Pierluigi da Palestrina (1525-1594). El reto era inmenso y el director no se podía quedar sin experimentar la sensación de estar al frente de una pieza sacra del renacimiento en un país en vía de desarrollo.

El maestro Lionel Sow realizó estudios musicales en el Conservatorio Superior de París y en el Conservatorio Nacional de Música de su ciudad natal, donde obtuvo numerosos premios en armonía, contrapunto y fuga, pero además también se ha especializado en dirección coral (con Patrick Marco), dirección de canto gregoriano, escritura musical del siglo XX y contrapunto renacentista. Desde 1995 está al frente de la sección de coros infantiles de la Catedral de Notre Dame, con los que grabó el Réquiem y Las  Lamentaciones, de Jean Gilles, en 2000, la Pasión Según San Mateo, de Heinrich  Schütz, en 2003, y los Geistliche Lieder, de Johannes Brahms y Anton Bruckner.

Su carácter activo lo ha llevado a darle un toque personal al ensamble vocal Temperamens, con el que lleva trabajando más de diez años. Durante este tiempo ha adelantado investigaciones musicales para ampliar el espectro y su labor ya se reconoce en Europa. Ahora la idea es aprovechar su conocimiento para que, tanto cantantes graduados como artistas en formación, conozcan más sobre las posibilidades sonoras de la música sacra.

La presencia del maestro francés ha motivado la participación de diez coros inscritos dentro de los proyectos corales–sociales de la Gobernación de Cundinamarca, el Coro de la Universidad Javeriana y la Sociedad Coral Santa Cecilia. Cada coro y su director tendrán la oportunidad de formar parte del montaje de esta gran obra coral y presentarla en una serie de conciertos que se presentarán entre el 7 y el 9 de julio.

“Lo pensamos y lo pensamos, hasta que lo hicimos y ya no nos podemos echar para atrás. Los conciertos se van a realizar en la Catedral Primada de Bogotá (jueves 7 de julio), al día siguiente en la Basílica de Ubaté y el sábado 9 se hará de nuevo en la capital, pero como parte de una misa”, asegura el maestro Alejandro Zuleta, director y fundador de la Sociedad Coral Santa Cecilia, uno de los gestores principales de este montaje de gran formato.

Para el debut del maestro Sow fuera de París, se escogió la Misa Brevis, de Giovanni Pierluigi da Palestrina, quien es considerado como el autor más representativo de obras polifónicas ajustadas a las nuevas exigencias de la Contrarreforma. Sus obras, según los expertos en la materia, se destacan por la claridad lograda, dejando la melodía en manos de la voz superior y ajustando con precisión el ritmo.

“La misa que escogimos es una obra a capella y es una música que ninguno de los niños y jóvenes colombianos ha cantado nunca. No requiere orquesta y es un reto inmenso para cualquier coro del mundo. Tenía que ser una obra sacra y nos decidimos por Palestrina por la exigencia que representaba para nuestras voces en plena etapa de formación”, dice Alejandro Zuleta, quien aclara que el único acompañamiento instrumental que se podrá escuchar durante esa presentación será el órgano de la catedral, y que el contratenor Leonardo Palacios tendrá la responsabilidad de ser el solista.

El maestro Lionel Sow abandona por primera vez Francia para estar al frente un proyecto en el que lo respaldan más de 150 voces.

Jueves 7 de julio. 8:00 p.m. Concierto Aviatur. Catedral Primada de Bogota. Viernes 8 de julio. 6:00 p.m. Basílica de Ubaté. Sábado 9 de julio. 12:00 m. Misa de Artistas, Fundación Música en los Templos.

Los coros

La Universidad Javeriana, Aviatur y la Gobernación de Cundinamarca auspician este montaje en el que participan los siguientes grupos vocales:

Coro Angelis de Nocaima. Director: Anderson Corredor

Coro Arco Iris, Silvania. Directora: Lina Padilla

Coro del Colegio Gimnasio Americano, Fusagasugá. Director: Albeiro Arcia

Coro de la Escuela de Música de Tocancipá. Directora: Claudia Villanueva

Coro del I.E.D. Chía. Director: Jaime Iván Escobar

Coro de la Basílica de Ubaté. Director: Alonso Poveda

Sociedad Coral Santa Cecilia. Director: Alejandro Zuleta.

Temas relacionados

 

últimas noticias