Sondeo da triunfo al "sí" en referendo en Ecuador

De este modo, el mandatario podrá reformar la justicia y regular la prensa.

Millones de ecuatorianos acudieron este sábado a las urnas para decidir, en un referéndum y consulta popular, si respaldan la tesis gubernamental de reformar el sistema judicial y regular a la prensa, entre otros asuntos.


Un sondeo a pie de urna apunta a la victoria del "sí" en nueve de las diez propuestas presentadas por el presidente de Ecuador, Rafael Correa. El estudio, que fue divulgado minutos después del cierre de las mesas electorales a las 17.00 (22.00 GMT), pronosticó más de un 60 % de votos favorables en las nueve preguntas y el resto por el "no", pues en Ecuador solo se contabilizan los sufragios válidos.


"Independientemente de los resultados electorales, ya es una victoria para el pueblo ecuatoriano, para la democracia, que se le consulte sobre las grandes decisiones del país en esta nueva democracia real, directa, radical, ciudadana", dijo el presidente, Rafael Correa.


El mandatario, el principal impulsor del "sí" en la consulta, rellenó su papeleta en un pequeño pupitre de escuela, con un cartón encima para preservar la confidencialidad del voto. El referendo propone facultarle para llevar a cabo una reforma profunda de la justicia, la adopción de nuevas normas para la prensa, incluida la creación de un ente que controlará algunos de sus contenidos, y la prohibición de que se mate al toro en las corridas, entre otros temas.


El expresidente ecuatoriano Lucio Gutiérrez, una de las principales figuras de la oposición, denunció este sábado que ha habido "fraude" en la campaña electoral porque, a su criterio, Correa ha abusado de los recursos públicos para promover el sí. "Lamentablemente tengo que denunciar al Ecuador y al mundo que éste ha sido el proceso electoral más fraudulento y más desigual en toda la historia de nuestro país", dijo Gutiérrez, quien acusó al Consejo Nacional Electoral de estar "vendido en cuerpo y alma a la propuesta del presidente".


También el alcalde de Guayaquil, Jaime Nebot, otro opositor, habló de una "clarísima dependencia del Consejo Nacional Electoral en función del Ejecutivo" y reiteró que la "consulta tal como ha sido planteada no va a solucionar los problemas a los que se refiere". De aprobarse la propuesta oficial, la reforma judicial comenzaría con la designación de un Consejo de la Judicatura transitorio que en año y medio siente las bases del cambio, mediante, entre otros, la depuración de jueces, a través de evaluaciones.


Aunque la oposición también considera que el sistema judicial requiere una urgente transformación, afirma que con el referendo Correa pretende acaparar poderes e interferir en otras funciones del Estado, lo que rechaza el oficialismo. El canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, dijo este sábado que incluso antes de celebrarse el referendo, el Gobierno ya comenzó a preparar los cambios y ha pedido la asesoría del juez español Baltasar Garzón y otros juristas experimentados para "hacer una buena reforma, no una reforma a dedo".


En el ámbito de la prensa, la consulta propone prohibir que los medios de comunicación posean negocios fuera de su sector. También plantea crear un Consejo de Comunicación para normar los contenidos de violencia, sexuales o discriminatorios, pero los medios temen que con éste se coarte la libertad de expresión, lo que niega el Ejecutivo. Las papeletas constan de diez preguntas, algunas de ellas legalmente muy complejas.


"La mayoría de la gente ni siquiera tiene claro qué significan las preguntas", se quejó Mauricio Hidalgo, un votante. Por ello, algunos expertos apuntan a que buena parte del electorado sufragará a favor de la consulta si aprueba el desempeño del presidente, y en contra si está en desacuerdo con él.


Luis Valenzuela, un empleado público, enfatizó tras votar que "hay que darle oportunidad al Gobierno para que siga cambiando". Están habilitados para votar más de 11,1 millones de ecuatorianos en su país, para la mayoría de los cuales es algo obligatorio, y casi 206.000 en el exterior, para quienes es voluntario.

Temas relacionados

 

últimas noticias

El mundo en 2018: Lo que dejó el año que pasó

El mundo en 2018: el año de los populistas