"Su gente lo está delatando"

Este domingo hubo revuelo por presunta baja de alias 'Alfonso Cano'. El presidente Santos confirmó que las Fuerzas Militares estuvieron a punto de lograrlo.

Una vez más se voló el máximo comandante de las Farc, alias Alfonso Cano, de un operativo de las Fuerzas Militares. La noticia fue confirmada este domingo por el propio presidente, Juan Manuel Santos, quien después de pasar revista a las operaciones que adelanta la Quinta División del Ejército en una vasta zona entre los departamentos de Tolima, Huila y Cauca, ratificó que desde hace varias semanas se lleva a cabo una ofensiva militar contra el comandante guerrillero, que hasta el momento ha dejado como saldo la baja de varios de sus lugartenientes.

“No es la primera vez que estamos detrás de él. En dos ocasiones estuvimos muy cerca y hace un par de días también estuvimos a punto gracias a su propia gente, que lo está delatando”, insistió el primer mandatario, quien detalló que la última operación tuvo lugar entre los municipios de Páez y Nátaga, entre los departamentos de Huila y Cauca, donde según las Fuerzas Militares, alias Alfonso Cano pasó la noche del miércoles. “Se voló en un espacio de 12 horas, pero lo seguimos persiguiendo”, confirmó Santos.

La ofensiva contra el máximo comandante de las Farc se ha venido desarrollado desde hace algunas semanas, y la prueba es que varios de los hombres que comandan su anillo de seguridad han sido capturados o dados de baja. El pasado 20 de marzo fue abatido uno de sus principales baluartes, Arquímedes Muñoz Villamil, más conocido como Jerónimo Galeano. Posteriormente, el 3 de junio, cayó en combate Alirio Rojas Bocanegra, alias El Abuelo, quien estaba encargado de la seguridad de Alfonso Cano. A su lado murió alias Rubén.

Las operaciones de las Fuerzas Militares están a cargo del comandante de la Quinta División del Ejército, general Juan Pablo Rodríguez, quien ha manifestado que la estrategia es afectar el control territorial y económico del jefe guerrillero y mermar su poder de reacción. El presidente Santos lo confirmó este domingo al precisar que la meta es sacar a Cano y a los jefes máximos de las Farc de sus lugares de operación tradicional. “No ha podido volver a su santuario, como ninguno de los del secretariado lo ha hecho”, ratificó el jefe de Estado, quien puntualizó que la Fuerza Pública no va a bajar la guardia en ningún lugar del territorio nacional.

Alias Alfonso Cano ejerce la comandancia de las Farc desde mediados de 2008, tras la muerte del máximo jerarca de esta organización al margen de la ley, Manuel Marulanda Vélez. Ese mismo año, en pocas semanas, fueron abatidos por las Fuerzas Militares alias Raúl Reyes, en territorio ecuatoriano, y alias Iván Ríos, ambos miembros del secretariado. En septiembre del año pasado corrió la misma suerte el jefe militar de la organización, Víctor Suárez Rojas, más conocido como el Mono Jojoy. La debacle de las Farc comenzó desde el gobierno Uribe, en desarrollo de la llamada política de seguridad democrática.

Este domingo el primer mandatario ratificó que las Fuerzas Militares seguirán efectivas en la zona del sur del Tolima y confirmó que él mismo sobrevoló el área del campamento donde estuvo a punto de caer Alfonso Cano. “Vamos por buen camino; como vamos, vamos bien, cada vez vemos más a los cabecillas desesperados. Cuando uno los saca de su hábitat natural están en riesgo de cometer errores y ahí caen. Hemos detectado que Cano anda con dos perros y los vimos claramente”, finalizó diciendo el presidente Santos en una improvisada rueda de prensa en el aeropuerto de Catam en Bogotá.