Su miércoles de Ramos

El portero payanés, que juega en Millonarios, fue convocado por primera vez a la selección Colombia.

El llamado llegó luego de la baja por lesión de David Ospina. "Estoy feliz porque me había preparado para esto", dijo.

El martes Nelson Ramos recibió una llamada que irrumpió en la tranquilidad de su hogar en Bogotá, en donde vive con su esposa Ana Milé González. Era de su cuñada, quien le informó del accidente en un entrenamiento que había sufrido su amigo David Ospina, de quien hablaban por la cadena Fox Sports en ese momento. “Y qué tal que el profe se decida a llamarme a mí”, le dijo a su esposa. Y como todas las noches, se encomendó a Jesús: “Yo te amo, yo confío en ti”, como reza en su oración preferida.

El sonido del teléfono lo despertó a las 7:30 de la mañana del miércoles –dormía, descansaba para acudir en plenitud a la concentración de Millonarios, que jugaba ante Bogotá F. C. por la novena fecha de la Copa Colombia–: “Felicitaciones, Nelson. Has sido convocado a la Copa América. Viajas hoy (ayer) a las diez de la noche a Argentina”, le dijo Alonso Amorocho, gerente de selecciones de la Federación Colombiana de Fútbol.

Nelson no pronunciaba palabra, no reaccionaba. Su esposa lo hizo volver en sí, regresar de ese trance que lo hizo recordar cuando soñaba con que ese momento llegaría, cuando en sus inicios en Cali se las tenía que ingeniar para buscar guantes y buzos para atajar en las escuelas. “Di... Di... Dios lo bendiga, gracias. Dígame qué tengo que hacer…”, le respondió el caucano de 29 años, con su voz ronca y amigable.

Cuando colgó, su celular no paró de sonar y recibir mensajes de texto. Los motivos: entrevistas, felicitaciones de sus padres desde Popayán, de sus compañeros del Pasto, Equidad, América y Millonarios. Entre esas llamadas, la del DT embajador, Richard Páez: “Esto es una bendición para todo el equipo”, le dijo.

Horas después fue a despedirse al Hotel Tequendama del plantel albiazul, en medio del papeleo, del corre corre, de diligencias: desde tomarse la foto oficial con la camiseta –pidió que su nombre en la dorsal fuera N. Ramos– hasta enviar los datos de su pasaporte.

“Me tomó por sorpresa. Es mi primer llamado a una selección, pero estaba buscando este nivel, y por fin se me dio esta bendición”, afirmó antes de partir anoche a tierras argentinas cargado de valijas llenas de ilusiones. 

Hoy Nelson Ramos se unirá a la concentración de la selección en la ciudad de Santa Fe. Tal vez no actúe en el torneo, pues es el tercer portero del conjunto de ‘Bolillo’ Gómez, pero ya de por sí el destino quiso tenerlo allí y cualquier cosa puede pasar. “Es una gran alegría este llamado. Lástima por lo de David, porque es mi amigo, espero que se recupere pronto. Por ahora yo quiero ir a Argentina a aportar mi trabajo”, sentenció el guardameta de Millonarios.

El payanés, nacido el 23 noviembre de 1981, ya había pedido pista desde que estaba en Equidad, equipo en el que fue figura en la final de 2010 ante Júnior. O tal vez desde 2006, cuando fue campeón con el Deportivo Pasto.

“Estoy Feliz. Vamos para la Copa América con todo, y espero que en grupo podamos marcar una huella en la selección Colombia, en mi primer llamado”, afirmó el cálido portero.

 “Es una pena que me haya pasado esto”

El arquero David Ospina estará 15 días incapacitado debido a la fractura nasal que sufrió tras un choque con Hugo Rodallega, por lo que se perderá la Copa América de Argentina. Para anoche estaba previsto su regreso al país. “Es una pena que me haya pasado esto antes de comenzar la Copa, pero, bueno, hay que seguir para adelante y darle mucha fuerza al equipo en la distancia”, dijo ayer Ospina a la salida del hospital.

“Ahora voy para Colombia y terminaré de pasar mi convalecencia en Francia. A Nelson Ramos le deseo mucha suerte y espero que le pueda aportar su grano de arena a la selección”, dijo Ospina, visiblemente afectado.