Sube la efervescencia del caso DAS

Víctimas dicen que hay un documento que demuestra el conocimiento que tenía la Casa de Nariño sobre las 'chuzadas'.

A pocas horas de que el director del Inpec, Gustavo Adolfo Ricaurte, defina la guarnición militar en la que estará detenido preventivamente el exsecretario general de Presidencia Bernardo Moreno, luego de que una magistrada del Tribunal Superior de Bogotá acogiera la solicitud presentada por los representantes de las víctimas y la Fiscalía, queda claro que las decisiones judiciales empiezan a afectar el círculo más cercano del expresidente Álvaro Uribe Vélez.

Nada más por el escándalo de los seguimientos y las interceptaciones ilegales del DAS a magistrados de la Corte Suprema, periodistas y opositores, están imputados dos exdirectores del DAS, Jorge Noguera y María del Pilar Hurtado, asilada en Panamá. A este listado se suma Mario Aranguren, exdirector de la Uiaf, a quien en los próximos días se le reanudará la audiencia de juicio. Esta lista la cierra el propio Álvaro Uribe, investigado por la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes.

Por eso, la decisión de detener preventivamente a Bernardo Moreno es considerada un duro golpe que afecta al expresidente Uribe y a su gobierno. Sobre todo porque los delitos por los que se investiga a Moreno involucran directamente a la Presidencia. Incluso, las víctimas de las ‘chuzadas’ han pedido que sea incluido en las investigaciones de la Fiscalía un documento que demostraría el conocimiento de estos seguimientos que habría tenido la Casa de Nariño. Se trata del Informe Ejecutivo de Gestión, de 37 páginas, que entregó el exdirector de Inteligencia del DAS Fernando Alonso Tabares, cuando renunció a la entidad, en febrero de 2009, después de que explotara el escándalo.

En la página 22 del Informe, que conoció El Espectador, Tabares describe tres casos especiales que se desarrollaron en el DAS en esta época. Dos de ellos tenían como finalidad dar a conocer “información privilegiada del blanco político para el alto gobierno”: Estos son el caso “Paseo” y “Pareja”. Siendo el primero el más conocido. Sobre todo después de que el exjefe de Contrainteligencia del DAS Jorge Lagos confesara que como parte de la campaña de espionaje y desprestigio contra la Corte Suprema de Justicia estuvo en dos oportunidades en la Casa de Nariño para hablar del viaje que hicieron los magistrados de esta corporación a Neiva, en abril 2008, y que en el DAS bautizaron “Paseo”.

En contraste, al trascender la suerte corrida por su exsecretario general, el expresidente Uribe  salió a defenderlo. Su pronunciamiento se hizo en el marco de uno de los talleres democráticos, esta vez en Neiva y a través de su cuenta de Twitter. Uribe aclaró que es “inaceptable” que la magistrada Marlene Orjuela haya acogido el argumento de que Bernardo Moreno podría obstruir a la justicia por la reunión que tuvo con el abogado del exsubdirector de Contrainteligencia del DAS Jorge Alberto Lagos, y dos directivos del canal RCN, el 15 de mayo de 2009. Reunión que para el expresidente sólo versó sobre la rectificación de una noticia.

Por lo pronto, la medida de aseguramiento preventiva, calificada por el abogado del exsecretario Moreno como un “episodio grave que pone en tela de juicio la imparcialidad de la justicia”, será controvertida por la defensa. Lo cierto es que esta detención, así como la del exminagricultura Andrés Felipe Arias (por las irregularidades del programa Agro Ingreso Seguro), quien fue visitado ayer por Uribe en el Cantón Norte, y el llamado a otros exfuncionarios de su gobierno a rendir cuentas ante la justicia, prueban que la mala hora para el gabinete del expresidente apenas comienza. Ellos dos, junto con el exmininterior Sabas Pretelt, acusado de dar prebendas ilegales para la reelección de Uribe en 2006, serán procesados por la Corte Suprema de Justicia.

Reacciones

"Me duele muchísimo esta decisión que se ha tomado con Bernardo Moreno, que fue compañero mío en el gobierno anterior. Espero que realmente pueda demostrar su inocencia", Juan Manuel Santos, presidente de Colombia.

"Complace que se siga haciendo justicia en Colombia y que se demuestre que no hay ninguna persona por esté fuera del alcance de los jueces y los investigadores en el país", Iván Cepeda, representante a la Cámara, víctima de las 'chuzadas'.

"Es inaceptable que se prive de la libertad a un ciudadano al acusarlo de obstruir la justicia. La medida (...) interpreta que la reunión fue para obstruir la justicia (...) sin elemento probatorio", Álvaro Uribe Vélez, expresidente de Colombia.

"Es inadmisible que Bernardo Moreno sea recluido en una guarnición militar. ¿Por qué los presos de primera categoría gozan de privilegios cinco estrellas en estas instalaciones", Luis Guillermo Pérez, apoderado de Piedad Córdoba y víctima de las ‘chuzadas’.

"Aunque no sé si existen huellas de delitos en las actuaciones de Moreno, sí sé que el gobierno del expresidente Uribe dejó una huella en los colombianos que se ve en las encuestas", Roy Barreras, senador del Partido de la U.
.
"En menos de una semana la justicia colombiana corrobora las denuncias e investigaciones hechas por el Polo Democrático Alternativo en los diferentes escenarios democráticos", comunicado del Polo Democrático.

 

últimas noticias