Suecia venció a Francia y terminó tercera en Mundial femenino

La selección sueca se impuso 2-1 al equipo galo con una jugadora menos.

Suecia, que jugó con diez los últimos veinte minutos por la expulsión de Josefine Oqvist en el 68, derrotó 2-1 a Francia, este sábado en Sinsheim, en el partido por el tercer puesto del Mundial de fútbolfemenino de Alemania, que termina el domingo.

Las suecas se recuperaron de la derrota del miércoles en semifinales ante Japón (3-1) y registraron su segunda mejor actuación en el torneo, igualando el 'bronce' de 1991 y sólo por detrás del subcampeonato de 2003, mientras que Francia, que nunca había superado la primera fase, termina finalmente cuarta.

La estrella de las escandinavas, Lotta Schelin, había adelantado en el 29 a su equipo, pero Elodie Thomis había igualado en el 56, antes de que en la recta final Kristin Hammarstrom (82) lograra el 2-1 definitivo.

Oqvist había dispuesto de una gran ocasión en el 64, en un contragolpe en el que tuvo un mano a mano con la arquera 'bleue' y envió el balón al palo, pero poco después, en el 68, fue expulsada por dar una patada en el pecho a Sonia Bompastor.

Tanto suecas como francesas sólo se jugaban el honor en este partido, ya que los dos equipos habían asegurado ya los dos billetes que se entregaban en este Mundial para los Juegos Olímpicos de Londres-2012, para los dos equipos europeos que quedaran mejor clasificados.

Schelin, jugadora del Lyon francés y que se enfrentaba a varias de sus compañeras de club, fue desequilibrante en la primera mitad, con su tanto en el 29, en una jugada en la que se fue por velocidad, al límite del fuera de juego.

La arquera Berangère Sipowicz se lesionó en esa jugada y tuvo que ser sustituida por Céline Deville, al igual que le ocurrió poco después a Louisa Necib, también lesionada, que dejó su puesto a Elodie Thomis.

Elise Bussaglia pudo empatar en el 36, con un disparo al palo, y Schelin rozó el segundo en el 45+2, pero Deville salvó el 2-0.

En la segunda mitad, Francia igualó con un tanto de Thomis, tras un gran centro de Gaetane Thiney (56), antes de que el partido se pusiera de cara para las pupilas de Bruno Bini, al quedarse las suecas con diez por la roja a Oqvist, que perdió los nervios ante la presión constante de Bompastor.

Las francesas buscaron el triunfo, pero fue Suecia quién encontró premio a ocho minutos del final, cuando un saque de esquina fue despejado hacia la frontal, donde Hammarstrom (82) recogió el balón, pisó el área y envió a la escuadra un duro disparo, imparable para Deville, sellando el tercer puesto.