Supermamás

Sofisticadas, exitosas, responsables y multitasking. A pesar de las habilidades y cualidades que han adquirido las mujeres de estos tiempos, responder a las exigencias laborales sin descuidar la familia sigue siendo un gran reto.

Aunque es cierto que el desarrollo tecnológico ha facilitado la labor de las madres en esta época —a través del BlackBerry pueden estar comunicadas con sus hijos todo el tiempo y trabajar desde cualquier lugar, la oferta de productos inteligentes para facilitar las labores domésticas es bastante amplia, al igual que todos los implementos necesarios para cuidar a un bebé sin desgastarse tanto—, por cuenta de su activa inserción al exigente mundo laboral sus responsabilidades también han aumentado y la composición familiar ya no es la misma.

Hoy en día criar a los hijos sin la figura paterna es cada vez más común y ellas deben dividir su tiempo entre el trabajo, su vida social, llevar a los niños al colegio, ayudarlos con las tareas, cuidar de su salud, hacer el mercado y procurar mantener la casa linda y ordenada. Y, si hay tiempo, que ojalá así sea, dedicar un par de horas a consentirse y liberarse de las tensiones.

Además del desafío que significa el ser madre sin renunciar al éxito laboral, según los expertos, reducir los niveles de estrés se ha convertido en una de las principales tareas de las mamás modernas, ya que por cuenta de éste quedar en embarazo y llevar a buen término un alumbramiento natural ya no son tareas sencillas.

Según un estudio publicado recientemente en la Revista Fertility and Sterility, realizado durante seis meses con 274 mujeres, las voluntarias que registraron niveles más altos de adrenalina tenían un 12% menos de probabilidades de concebir un hijo.

A esto se suman los problemas cardiovasculares y de sobrepeso que cada vez sufren más mujeres en el mundo y que además del estrés tienen que ver con la falta de ejercicio, la mala nutrición y el cigarrillo. El cardiólogo Enrique Melgarejo, explica que el riesgo de infarto o derrames cerebrales al parecer es más alto desde que se vieron enfrentadas a tener que combinar sus responsabilidades de crianza con el trabajo, el cuidado de la relación de pareja y su constante formación académica. 

Por su parte, la psicóloga Sandra Beltrán asegura que a pesar de que las mamás del Siglo XXI tienen muchos frentes por cubrir, “su gran reto es mantener el equilibrio, ser felices y desarrollar las habilidades suficientes para manejar las dificultades que se presentan en su cotidianidad”.

Temas relacionados

 

últimas noticias