Suspendido por tres meses gobernador del Magdalena

Ómar Díazgranados pidió vacaciones para salirle al paso a una sanción de la Contraloría, dice el Ministerio Público.

La Procuraduría General de la Nación suspendió de su cargo durante tres meses al gobernador del Magdalena, Ómar Díazgranados, porque considera que el hecho de que haya solicitado tomar un período de vacaciones en un momento en el cual debería hacerse efectiva una determinación fiscal en su contra, le permitió evadir esa desición, que lo apartaba del ejercicio de funciones al frente del departamento.


Él mismo trató de aclarar que pidió vacaciones por afecciones cardiacas que estaba padeciendo y no para eludir la determinación de la Contraloría que lo apartó de su cargo en el curso de un proceso fiscal por supuestas irregularidades en un contrato.


Mientras el funcionario estuvo fuera de la Gobernación, fue su secretaria de Salud quien permaneció como timonel del departamento en calidad de encargada, lo que generó las sospechas en torno al interés del dirigente de obstaculizar el proceso.


La propia Procuraduría también adelanta una indagación previa contra Díazgranados por los mismos hechos por lo cuales la Contraloría determinó separarlo temporalmente de la Gobernación y que buscan esclarecer si, efectivamente, hubo sobrecostos en la adquisición de una serie de kits escolares pagados con dineros del erario público.


Magdalena había sido testigo de una pugna por el control de la administración, luego de que se frustrara la posesión del designado Gobernador Manuel José Bonnet, a través de una tutela del Juzgado Cuarto Penal Municipal de Santa Marta que reincorporó en su cargo a Ómar Díazgranados, fallo que en segunda instancia fue revocado por el Tribunal Superior del Magdalena.