"TLC es más que carros"

El embajador de Colombia en Corea del Sur, Jaime Alberto Cabal, dijo que pese a los líos para negociar el tratado comercial con ese país, al cierre de 2011 estaría listo el acuerdo de la negociación.

Pese a que las negociaciones del acuerdo comercial entre Colombia y Corea del Sur se quedaron en el tintero mientras el país asiático se concentraba en ratificar el TLC con la Unión Europea y en destrabar el proceso con Estados Unidos, el panorama parece mostrar que los obstáculos al pacto se irán resolviendo con la voluntad política de los dos gobiernos.  

Jaime Alberto Cabal, embajador de Colombia en Corea del Sur, le contó a El Espectador que se haría una nueva negociación del TLC entre los dos países entre julio y agosto de 2011,  y aseguró que el presidente Santos visitará Corea del Sur en septiembre para continuar dando impulso al Tratado.

¿En qué va el TLC entre Colombia y Corea del Sur?

La relación entre Colombia y Corea del Sur está atravesando por un cuarto de hora importantísimo. El tratado va bien, pero como todos los tratados de libre comercio tiene obstáculos, y los que hay en el momento son superables porque el Gobierno tiene una voluntad política clara de culminar la negociación exitosamente y el gobierno coreano también la tiene.

El aplazamiento de las negociaciones no se debe a otro hecho diferente a que Corea concentró sus esfuerzos en los últimos meses para sacar adelante la ratificación del TLC con la Unión Europea y el descongelamiento del Tratado con Estados Unidos.

Lo positivo de esto es que muy probablemente se haga una nueva negociación a finales de julio o en agosto, previo a la visita del presidente Santos a Corea, que está confirmada para mediados de septiembre.

Otro hecho significativo es que se acordó una reunión bilateral entre los ministros de Comercio de Colombia y Corea el próximo 11 de julio. Será clave para destrabar el proceso de negociación que hoy tiene obstáculos como el sector automotor en Colombia y  el acceso de bienes y productos agrícolas al mercado coreano. 

Hay una serie de hechos políticos como  la visita del Ministro Díaz-Granados a Corea y la visita del canciller coreano en Colombia el 26 de agosto.  Esto dará un empujón importante. Esperamos que a final del año se esté firmando el acuerdo de la negociación para que entre a ser ratificado en 2012 en los congresos de Colombia y Corea.

¿Qué sucede con los sectores protegidos de los dos países?

Corea es un país proteccionista de su sector agrícola y, de alguna manera, Colombia ha protegido la industria automotriz. Son escenarios similares. Considero que ambos países van a tratar de dar pasos y hacer posiciones en esa protección, pero dentro de un sano equilibrio para  cerrar la negociación.

Para Colombia es fundamental ir más allá de lo que logró  Perú y mejor de lo que hizo Chile. Quisiera resaltar que el TLC es más que carros.

¿Cómo es el tema de movilización de personas?

La movilización de personas no tiene mayor restricción. No hay exigencia de visa para ninguna de las nacionalidades. Los coreanos, fruto de la expectativa que hay con el TLC, tienen mucho interés en mejorar los flujos de inversión que pueden ir a sectores como la infraestructura, los hidrocarburos, la minería y la industria.

La otra parte de la movilidad tiene que ver con incrementar los flujos turísticos de los países. Hay un mutuo interés de buscar una conectividad aérea directa entre Corea y Colombia. Podría darse el caso de nuevas aerolíneas, o si no, vuelos que toquen a Estados Unidos y continúen a Colombia.

Temas relacionados