Una alianza de El Espectador y Mutante.org

hace 2 horas

Tolima quiere la revancha

Tras la eliminación de la Libertadores, el club pijao, que no contará más con Wílder Medina, quien comenzó a cumplir la sanción de tres meses por dopaje, espera disputar el título local.

A los 77 minutos del partido que Deportes Tolima le ganó 5-0 al Atlético Nacional el juez de línea levantó la paleta número 19, que indicaba la sustitución de Wílder Medina por el paraguayo Roberto Gamarra.

El artillero pijao salió cabizbajo de la cancha y caminando lentamente, mientras los hinchas gritaban: “Goleador, goleador, vamos vamos, goleador”.

El delantero no pudo aguantar la emoción y en medio del llanto se sentó a un lado del banco de suplentes, hasta donde llegaron a consolarlo sus compañeros y los miembros del cuerpo técnico.

Medina, quien fue sancionado por tres meses como consecuencia de dopaje con marihuana, comenzará a cumplir su sanción a partir de hoy, por lo que no actuará más en este torneo.

“Le fallé a la gente que confió en mí, a mi familia y a mí mismo, ahora debo pagar por errores del pasado”, señaló al final del juego el jugador, quien lidera la tabla de goleadores del campeonato, con nueve anotaciones.

No obstante, con la victoria el conjunto pijao asumió el liderato del torneo y demostró que, aún sin su máximo artillero, tiene con qué pelear el título. “Ese es nuestro objetivo, queremos la revancha del torneo pasado y vamos a trabajar para eso. Este grupo humano tiene cómo hacer realidad ese sueño”, sentenció el técnico Hernán Torres.