Transporte sostenible, sólo voluntad

Los asistentes al primer Foro de Transporte en Bogotá consideran que para avanzar es necesario el compromiso personal en el tema.

La idea de tener un sistema de transporte sostenible no es sólo una moda que arrancó en Asia con la realización de cinco foros sobre el tema y que ahora entra a Latinoamérica por Bogotá, sino una urgente necesidad para mejorar la calidad de vida de todos los habitantes.

Esta es la conclusión de los delegados latinoamericanos que participan en el primer Foro de Transporte Sostenible (FTS) en Bogotá, cuyo objetivo es suscribir un acuerdo –al que adherirán todos los países– con el fin de hacer del tema de sostenibilidad un realidad  que evite que, en países como Colombia, mueran al año cerca de 6.000 personas por  la mala calidad del aire, producto de los sistemas de transporte.

Además de estas muertes, el país también pierde $1,5 billones por efectos de la prevención y atención en salud provocada precisamente por la contaminación, recursos que podrían emplearse en políticas para reducir estos problemas, explicó el viceministro de Medio Ambiente, Carlos Castaño.

El funcionario recordó que el ministerio de Medio Ambiente redujo los aranceles a la importación de tecnología limpia (carros con motores que tienen menores  emisiones de carbono, por ejemplo) al pasar de 15% a 5%.

Pero la sostenibilidad en el transporte también tiene que ver con la reducción de las cifras de  muerte en accidentes de tránsito, que en Colombia también se acerca a 6.000 anuales.

Por esta razón, el ministro de Transporte, Germán Cardona, anunció la expedición de un reglamento de emergencia en el que se exigirá que todos los automóviles de servicio público y particulares modelo 2013 cuenten con un sistema de frenado ABS, que ofrece mayor seguridad, y un sistema de ‘air bag’ frontal y lateral para proteger la vida de sus ocupantes.

Además, señaló que en el Congreso avanza un proyecto de ley que permite llevar a prisión a las personas que sean sorprendidas en estado de embriaguez.

En el Foro, Colombia fue puesta como ejemplo en materia de soluciones de transporte masivo, sin embargo, se anotó, hay problemas que atacar, como el tipo de combustible que se usa.

De acuerdo con Darío Hidalgo, especialista en el tema, la decisión de hacer sostenible el transporte es sólo voluntad, tanto de los gobiernos como de las personas que pueden evitar largos e innecesarios viajes motorizados, cambiar la tendencia del crecimiento de los viajes en vehículos individuales, y mejorar la tecnología y la gestión operativa para hacer las actividades de transporte más limpias.

El experto sostiene que el alto precio de los combustibles es una bendición para el medio ambiente, ya que crea la necesidad de buscar otras alternativas de energía para el sector de transporte.

Por su parte, Choudhry Rudra Charan, coordinador del programa de Ambiente de las Naciones Unidas, señaló que, con la realización del Foro en Bogotá, Colombia asume el liderazgo en la región en el tema de transporte sostenible.

“Ya el país ha avanzado:  es un ejemplo en el transporte masivo y en la aplicación de medidas en mejoramiento de la calidad del aire, y eso debe servir de punto  de partida para Latinoamérica”, explicó.

Uno de los resultados de los foros de Asia es que la mayoría de los países incrementaron el uso de la bicicleta y disminuyeron la utilización de los automóviles. Asimismo, creció el uso de los sistemas de transporte masivo, área en la que Colombia ha sido pionera, pero  que requiere complementar con otros modos de transporte.

 

últimas noticias