Tribunal Superior definirá caso de niños asesinados en Tame

Por novena ocasión el proceso fue aplazado por requerimientos de la defensa del indidicado, el suboficial (r) Raúl Muñoz, quien busca que se decrete la nulidad.

A manos del Tribunal Superior de Bogotá pasó la definición del futuro del proceso que enfrenta el subteniente (r) del Ejército Raúl Muñoz, por su supuesta responsabilidad en la violación de una menor de Tame, Arauca, que luego apareció muerta junto a sus dos hermanos menores.

Su defensor apeló la decisión de un juez Penal de Bogotá con Funciones de conocimiento, que se negó a decretar la nulidad que invocaba, debido a que toda la etapa preparatoria del juicio se había cumplido en el despacho que dirigía la juez de Saravena Gloria Constanza Gaona, asesinada el pasado 22 de marzo

El subteniente (r), que había reconocido haber tenido relaciones sexuales con una de las menores muertas y con otra niña de la región no solo fue acusado del delito de acceso carnal violento sino del homicidio de los tres hermanos, cuyos cadáveres habían sido hallados en una vereda de Tame; aún así, su defensor insiste en que no se ha planeado aún un mecanismo de aceptación de la imputación.

La instalación del juicio había sido aplazada hace tres semanas, como ha ocurrido en otras siete ocasiones, por la decisión del indiciado de cambiar de abogado defensor, lo que ha llevado a las víctimas a alegar un deliberado intento de dilatar el proceso por parte del procesado.

Una vez hallados los cadáveres de los tres hermanos en una vereda de ese municipio, el militar negó su participación en los hechos, pero meses después aceptó haber abusado de una de esas víctimas, una niña de 14 años, y otra de 13, que aún vive. Sin embargo, el exuniformado insiste en que no tiene responsabilidad alguna en el homicidio de los menores de edad.

La juez de Saravena  que estaba a cargo del proceso en esa ciudad, Gloria Constanza Gaona, fue asesinada, en momentos en que familiares de las víctimas denunciaban amenazas y hostigamientos. Aunque las autoridades detuvieron a dos presuntos guerrilleros del ELN por la comisión del crimen,  las sospechas recayeron sobre uniformados del Ejército, en vista de las irregularidades marcadas y repetitivas en el caso.

El Consejo Superior de la Judicatura había ordenado trasladar el despacho que dirigía la juez Gaona en Saravena, a la capital araucana; posteriormente fue la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, que dentro de sus competencias ordenó cambiar la radicación del Distrito Judicial de Arauca al de Bogotá.
 

Temas relacionados