"Tuvimos cuidado con pruebas de 'Reyes'"

Sobre las 'chuzadas', el mandatario sacó la cara por el expresidente Uribe y dijo que siempre actuó con transparencia y honestidad.

El presidente Juan Manuel Santos aseguró que hubo un buen manejo de la información que se obtuvo tras el bombardeo al campamento del jefe de las Farc Luis Édgar Devia, alias Raúl Reyes, en marzo de 2008, en respuesta a la decisión de la Corte Suprema de Justicia que consideró “ilegales” las pruebas recaudadas de los computadores del jefe guerrillero, motivo por el cual quedó sin piso el proceso penal contra el ex representante a la Cámara Wilson Borja, investigado por sus presuntas relaciones con las Farc, al tiempo que con el fallo quedaron en el aire los demás procesos de la llamada farcpolítica.

Al término de la primera jornada del segundo taller de ‘Buen Gobierno’ —que se realiza en Cartagena—, el primer mandatario dijo que decidió opinar sobre este tema porque lo considera un asunto de “seguridad nacional” y enfatizó: “Tuvimos especial cuidado para que se respetara la cadena de custodia (del computador) y para que las pruebas se recaudaran con el debido cuidado”.

Y sobre el anuncio del procurador general Alejandro Ordóñez de apelar a la decisión de la Corte Suprema, Santos sostuvo que espera que en dicho recurso se puedan aclarar las dudas que aparentemente existen en los procedimientos, “sobre todo frente a los alcances que un fallo de esta naturaleza puede tener para la seguridad nacional del país. Como jefe de Estado mi obligación es hacer un llamado para proteger la vida e integridad de los compatriotas”, expresó.

Además, el presidente aprovechó para referirse a la imputación de cargos y solicitud de medida de aseguramiento de la fiscal Viviane Morales contra el exsecretario de la Presidencia de la República Bernardo Moreno y la exdirectora del DAS María del Pilar Hurtado —actualmente asilada en Panamá— por concierto para delinquir, violación ilícita de comunicaciones y abuso de función pública, dentro del caso de las ‘chuzadas’.

Santos dio fe del comportamiento del gobierno al que perteneció como ministro de Defensa: “Yo puedo constatar que el presidente Uribe siempre actuó con total transparencia y total honestidad”. Y fue más allá, al defender puntualmente a los dos funcionarios: “Yo estuve al frente no de una, sino de cuatro agencias de inteligencia; cada fuerza tiene su propia agencia de inteligencia y yo no recibí de ningún funcionario, ni del doctor Bernardo Moreno ni de María del Pilar Hurtado, nunca, y mucho menos del presidente, nunca, una insinuación siquiera de utilizar esos servicios de inteligencia en forma indebida”, concluyó.