Un día sin voluntad para la ley de víctimas

Congresistas y Ministros se echaron la culpa mutuamente del aplazamiento de la discusión en Plenaria de Senado.

La posibilidad de que esté en marcha una especie de operación tortuga para el trámite de la ley Víctimas, bandera del Partido Liberal y caballito de batalla del presidente Juan Manuel Santos en la agenda nacional e internacional, no fue descartada por el ponente de la iniciativa, el senador Juan Fernando Cristo, quien no esperaba que la discusión, el miércoles, se levantara justo en la recta final.

Era el último debate en la Plenaria del Senado y al levantarse la sesión ministros y congresistas se echaron la culpa entre sí. Cristo dijo: “Nada justifica la falta de asistencia de los ministros, era absolutamente indispensable su presencia desde el principio hasta el final de la sesión, ellos nunca aparecieron”.

Al tiempo, el senador liberal calificó como una falta de voluntad no  asistir al debate que, a su juicio, es la iniciativa más importante para el país en las actuales circunstancias, incluso consideró “una operación tortuga contra la ley, contra el gobierno o contra ambas por parte de sectores de colación”.

En la misma orilla se ubicó el senador de la U Roy Barreras, quien pidió un regaño especial para los ministros porque mientras los ponentes han trabajado sin descanso para conciliar la ley, los miembros del gabinete no se hacen presentes.

“Esta es una tontería, una coyuntura inesperada y sobre todo una irresponsabilidad, lo que está en juego es muy importante para el país. El trámite de la ley no está en riesgo, pero es claro que no hubo el sentido de responsabilidad necesario”, sostuvo.
A su turno, el presidente del Senado, Armando Benedetti, dijo que esperó a los ministros del Interior y de Justicia, de Agricultura y de Hacienda dos horas y nunca llegaron. “Los ministros de este gobierno son como los galácticos, están más pendientes de estar en los medios, en los foros y ellos no están para eso, ellos deben estar trabajando acá con el Congreso”, dijo.

El ministro del Interior y de Justicia, Germán Vargas Lleras, no tardó en defenderse de los reclamos, y le aclaró a los legisladores que no tiene el don de la ubicuidad y les pidió no evadir sus responsabilidades echándole la culpa a otros.
“Estoy desde las nueve de la mañana aquí paradito. Atendí cuatro citaciones, me han visto desde tempranas horas en el trámite de acto legislativo de Comisión Nacional de Televisión, seguimiento electoral, yo no tengo el don de la ubicuidad”, aseguró Vargas quien añadió que se dirigía a la Plenaria del Senado justo antes de que fuera levantada. 

La sesión fue citada para el próximo martes y aunque todavía no se habla de un riesgo de hundirse, teniendo en cuenta la polémica que promete la iniciativa algunos comienzan a preocuparse pues las sesiones ordinarias son hasta el 16 de junio.

últimas noticias