Un menú para el corazón

Además del ejercicio y adoptar hábitos de vida saludables, como no fumar, la alimentación es clave para que no se eleven los niveles de colesterol en la sangre.

Si no ha sido muy juicioso con la dieta, el ejercicio y además a veces suele excederse con el licor y fuma, es probable que sus niveles de colesterol estén por las nubes. No se angustie. Además de las recomendaciones que le haya dado su médico, algunos alimentos ayudan a mejorar la salud de las arterias y a evitar la acumulación de plaquetas. Así que además de comenzar a hacer algún tipo de actividad física mínimo 30 minutos al día, incluya algunos de los siguientes alimentos en su dieta diaria y en cuestión de unos meses verá los resultados.


Manzana


Esta fruta tiene metionina, un aminoácido que participa en el metabolismo de las grasas y ayuda a regular los niveles de colesterol en la sangre.


Arroz


Los niveles de colesterol malo (LDL) disminuyen hasta el 60% con la ingesta de tocotrienol, una forma de vitamina E presente en las cáscaras del grano de arroz.


Aguacate


A pesar de ser un alimento rico en grasas, que son saludables por ser insaturadas, regula el colesterol. Sin embargo, se recomienda no abusar de él.


Cebolla


La aliína, uno de sus principales compuestos, facilita la circulación de la sangre y previene la formación de placas de colesterol en las arterias.


Pescado


Se recomienda comer mínimo tres porciones a la semana para gozar de los beneficios del Omega-3, que contribuye a mantener la buena salud de las arterias.


Nueva leche con avena


El calcio es uno de los componentes más indispensables y necesarios en la alimentación diaria de niños y adultos, ya que además de contribuir a prevenir la osteoporosis, ayuda a nutrir los huesos y actúa como un relajante muscular.


Pensando en ofrecerles opciones distintas a los consumidores para que disfruten de un desayuno o unas medias nueves ricas en este mineral, Coolechera lanzó al mercado Leche con Avena.


Se trata de un producto que además de ser novedoso contiene dos tipos de fibra: la soluble, que se disuelve en el intestino formando una especie de gelatina que absorbe el agua y al hacerlo reduce los niveles de colesterol en la sangre, y la insoluble que aumenta la frecuencia de los movimientos intestinales facilitando la evacuación, lo cual contribuye a prevenir los problemas de estreñimiento. Este tipo de fibra también podría ser útil en la prevención de la aparición del cáncer de colon.

Temas relacionados

 

últimas noticias