Un Mundial sin trancón

Aunque el sistema de transporte está en pleno desarrollo, se busca garantizar el flujo vehicular y la seguridad de los asistentes al torneo.

El primer contacto de los más de 20.000 visitantes que llegarán al Aeropuerto Eldorado y al Puente Aéreo durante las próximas semanas, y que entren a la capital por la calle 26, será con un taxista certificado como anfitrión de la ciudad, quien además de transportarlos les dará a conocer la oferta de la ciudad y garantizará su seguridad.

A pesar de que la fase III de Transmilenio y la implantación del Sistema Integrado de Transporte Público (SITP) están en desarrollo tanto en la calle 26 como en la carrera 10ª, mediante los esfuerzos de la administración y del Instituto de Desarrollo Urbano (IDU) se lograron habilitar las calzadas exclusivas de Transmilenio y los carriles mixtos del principal corredor de acceso para turistas extranjeros (la calle 26, entre carreras 19 y 97), para facilitar el flujo de los vehículos particulares y de transporte público.

El gremio que más se ha preparado para garantizar la movilidad y seguridad de los asistentes al Mundial, y que hará uso de los carriles habilitados por la 26, es el de los taxistas. Entre los programas que ha puesto en marcha el Instituto Distrital de Turismo (IDT), con las secretarías de Gobierno y Movilidad y la Policía Nacional, está el programa de Taxis Seguros, al cual se vincularon 2.400 conductores.

Estos taxis se identificarán con la marca Bogotá y prestarán su servicio fundamentalmente en el aeropuerto. Los conductores, luego de tomar un curso de cultura turística y demostrar el suficiente conocimiento de los atractivos y servicios de la capital, fueron certificados como anfitriones de la ciudad y en sus vehículos tendrán guías turísticas de audio y papel para los visitantes.

Además, los taxistas fueron capacitados para no promover actividades ilegales, como la explotación sexual infantil ni el consumo de sustancias psicoactivas, y para avisar a las autoridades en caso de que los turistas sean vulnerados.

Asimismo, con miras a posesionar la capital como un destino competitivo y sostenible, el IDT desarrolló un programa con prestadores de servicios turísticos, actores relacionados con el sector y residentes de zonas de alto flujo de turistas para promover una cultura de atención, servicio y sentido de pertenencia, cambiando los valores y percepciones de abandono e inseguridad.

Además, recientemente el IDT lanzó una guía turística para teléfonos móviles, que permite ubicar a los usuarios en el punto exacto donde están y les indica cómo ir a sus lugares de interés. Con estas herramientas, la capital planea meterle un gol a los problemas de movilidad durante la Copa Mundo.

Temas relacionados