Una muerte entre las sombras

La Casa Blanca sembró dudas en el operativo en el que murió Bin Laden al adornar con nuevos detalles el relato de los hechos.

Desde que el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, le confirmara al mundo la muerte de Osama bin Laden, el mal manejo de la información por parte de su administración sobre los pormenores de la Operación Gerónimo derivó en diferentes salidas en falso y constantes contradicciones por parte de sus más cercanos colaboradores, que de momento han dejado más incertidumbres que certezas.

Esas incongruencias han llevado a varias organizaciones internacionales a pedirle al gobierno estadounidense que publique todos los detalles del operativo. La alta comisionada para los Derechos Humanos, Navi Pillay, aseguró estar a favor de que se conozcan más datos ya que “todo el mundo tiene derecho a saber exactamente lo que pasó”. Entre tanto, la organización de derechos humanos Human Rights Watch exigió por medio de un comunicado el esclarecimiento de las dudas con la intención de saber a ciencia cierta si la operación “estuvo justificada en función del derecho internacional”.

Las inexactitudes también conllevaron el surgimiento de teorías conspirativas. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge, el 66% de los paquistaníes no creen que las Fuerzas Especiales de EE.UU. hayan matado al líder de Al Qaeda, mientras que el portal de internet Yahoo.com reveló que las búsquedas sobre la posibilidad de que el terrorista no esté muerto ocuparon el primer lugar entre el lunes y el martes, y el grupo de Facebook “Osama bin Laden no está muerto” ya cuenta con cerca de 2.000 seguidores.

Washington ha buscado evitar la controversia y se ha negado a aportar más detalles. Sin embargo, para Alexandra Petri, columnista del diario The Washington Post, el daño ya está hecho: “La diferencia principal entre las cucarachas y los teóricos de la conspiración es que hay mecanismos para acabar con las cucarachas”.

La ayuda de Pakistán

La primera duda que surgió fue si la operación había sido secreta o si por el contrario se había llevado a cabo de manera conjunta con Pakistán. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, afirmó que la muerte de Bin Laden no habría sido posible sin la ayuda paquistaní: “Nuestra cooperación con Pakistán nos guió hasta Bin Laden y hasta el complejo donde éste se escondía”.  Sin embargo, el director de la CIA, Leon Panetta, negó la colaboración: “Se decidió que cualquier esfuerzo por trabajar con los paquistaníes podría poner en riesgo la misión: ellos podrían alertar a los objetivos”.

¿Inteligencia  o tortura?

A pesar de que en un principio John Brennan, principal asesor del presidente Obama en la lucha antiterrorista, había asegurado que Estados Unidos había logrado ubicar a su principal enemigo gracias a información acumulada “con el correr de los años”, el recién nombrado director de la CIA, Leon Panetta, deslegitimó la afirmación. En una entrevista con la cadena estadounidense NBC, Panetta aseguró que hallaron el paradero de Bin Laden gracias a que varios miembros de Al-Qaeda revelaron información luego de haber sido sometidos a tácticas de tortura como el “ahogamiento simulado”.

Origen de la operación

Cuatro años atrás  logró ubicarse al mensajero de Bin Laden, según reveló la CIA. Dos años después, investigadores identificaron áreas donde este mensajero y su hermano operaban y llegaron a Abbottabad. Según fuentes de inteligencia paquistaníes, en agosto ellos les señalaron a los estadounidenses la casa en donde encontraron al terrorista, algo que la CIA niega, aunque la operación se comenzó a planear justo hace ocho meses. En secreto. El presidente Barack Obama fue informado de que existía entre un 60% y un 80% de posibilidades de que el líder de Al-Qaeda se encontrara allí. Aún así, se decidió continuar con la operación. El viernes 29 de abril, Barack Obama dio luz verde para realizar el operativo el sábado. Sin embargo, problemas de última hora hicieron que la operación se realizara el domingo. Para algunos duró 45 minutos, otros dicen que fueron 38.

¿Helicóptero secreto?

El helicóptero caído en el operativo contra Bin Laden tocó el suelo tras presentar fallas técnicas, de acuerdo con la versión de Washington. Sin embargo, la pregunta que hasta ahora no se ha respondido es por qué razón los soldados encargados del asalto a la mansión del líder de Al-Qaeda optaron por destruirlo con explosivos. La imagen de una porción de la cola de la aeronave que no pudo ser desenganchada de los extramuros del escondite muestra una aerodinámica poco usual para un helicóptero Black Hawk, el utilizado en la operación según la Casa Blanca. Un grupo de expertos en aviación fueron consultados por la BBC y formularon una hipótesis: puede ser un modelo  furtivo hasta ahora desconocido,  más silencioso y rápido y menos proclive a los radares que los modelos que el país tiene en el mercado.

Un rifle y una pistola

Osama bin Laden “no estaba armado” en el momento de la irrupción de las fuerzas estadounidenses a su escondite. Este fue el reporte que entregó el vocero de la Casa Blanca, Jay Carney, a los periodistas un día después de la operación. La última versión del operativo, reconstruida por el diario ‘The New York Times’ basado en fuentes del Pentágono, sostiene que el líder de Al-Qaeda, encontrado en la tercera planta del complejo en Abbottabad, tenía a su alcance un fusil AK-47, una pistola Makarov y contaba con el apoyo de “un puñado de escoltas” doblegados por los comandos SEAL.

El hijo muerto de Bin Laden

En un principio Brennan afirmó que, además de Bin Laden, en el  operativo “murió el mensajero y su hermano, el hijo del terrorista Hamza y una mujer, presuntamente la esposa que estaba protegiendo a Osama”. Sin embargo, en un comunicado posterior, la Casa Blanca corrigió el nombre del hijo abatido: “Después, cuando subieron por las escaleras, los oficiales aseguraron que mataron a Khalid, hijo de Bin Laden, cuando se abalanzó contra ellos”. De igual manera, rectificó la versión de la muerte de la esposa de Bin Laden al afirmar que era la esposa de uno de los correos humanos.

¿Un disparo de gracia?

Las primeras versiones de funcionarios de la Casa Blanca sobre cómo fue abatido el líder yihadista hablaban de un disparó en la cabeza, más exactamente en el ojo izquierdo. Con el paso de las horas, fuentes militares citadas por CNN aseguraron que también había habido un tiro en el pecho. No obstante, un alto oficial de la central de inteligencia paquistaní, ISI, reveló que una de las hijas de Bin Laden había presenciado el asesinato y afirmó que su padre fue capturado vivo por soldados estadounidenses antes de ser asesinado de varios disparos.

Los SEAL

Las primeras versiones  señalaron que Barack Obama, firmó antes de emprender un viaje a Alabama la autorización para que un pequeño grupo de soldados de la Fuerza de Operaciones Especiales de la Marina (SEAL) intentara capturar a Bin Laden. La CIA dijo que habian sido 22 hombres. Sin embargo, una alta fuente del Pentágono le dijo a ‘The New York Times’ que en realidad fueron 79 militares los que participaron. EE.UU. admitió que en el ataque también estuvieron paramilitares de la CIA, aunque nadie sabe su papel.

“La orden era matarlo”

La primera declaración de la Casa Blanca  sobre la muerte de Bin Laden decía que “era una intervención para matarlo”. De hecho, la orden firmada por Obama era intentar capturar a “Bin Laden, vivo o muerto”. Ante la lluvia de críticas sobre la legalidad de la muerte,  John Brennan aseguró que si hubiera existido la posibilidad de capturar a Bin Laden con vida, lo hubieran hecho. En palabras del consejero de Obama, durante la operación hubo un tiroteo en el cual murió el líder terrorista.

Las fotografías

Ante las dudas que surgieron por el lanzamiento del cuerpo del líder de Al-Qaeda al mar, el director de la CIA informó que las fotografías del cadáver serían reveladas. La Casa Blanca decidió no hacerlo “por el impacto que las imágenes pudieran tener”. A pesar de esto, el miércoles en la tarde, una alta fuente de la Administración Obama le filtró a la agencia Reuters unas fotografías de las otras cuatro personas que murieron durante  el operativo.

Temas relacionados

 

últimas noticias