Una postulación incómoda

En las elecciones a Congreso 2010 hubo una lluvia de reclamos, algunos de los cuales Juan P. Cepero resolvió. No hay inhabilidad legal pero hay quienes consideran que sería juez y parte en muchas demandas electorales.

El pasado 6 de abril, la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura formuló ante el Consejo de Estado la lista de candidatos destinada a proveer el cargo de magistrado de la Sección Quinta, ante la vacante por el vencimiento del período de María Nohemí Hernández. Entre los 16 postulados, en el renglón cuatro de la lista aparece el actual presidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Juan Pablo Cepero Márquez. Una aspiración absolutamente legítima pero que causa roncha en algunos sectores políticos, sobre todo aquellos que se vieron envueltos en impugnaciones a los resultados de las elecciones a Congreso de marzo de 2010.

Reclamos en los que incluso existen denuncias de tipo penal, como la que interpuso el candidato a la Cámara por Bolívar, Germán José Ordosgoitia, ante la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia, contra los mismo magistrados del CNE, por los presuntos delitos de prevaricato y alteración de resultados electorales. El meollo del asunto es que precisamente la Sección Quinta del Consejo de Estado es la que aborda los temas en materia electoral y tendrá que resolver las múltiples demandas que se interpusieron por aquellos candidatos que se ‘quemaron’ y creen que se vieron perjudicados por las decisiones del CNE en la revisión de los comicios parlamentarios, en la que de una u otra manera intervino Juan Pablo Cepero.

Para el abogado José Vicente Sánchez, experto en temas electorales, no existe ninguna inhabilidad para que el hoy presidente del CNE aspire a un puesto en el Consejo de Estado, teniendo en cuenta que, en caso de salir elegido, allí las determinaciones no las toma un solo magistrado, sino tres o, dependiendo del caso, la Sala Plena del alto tribunal. Sin embargo, es claro que en aquellas situaciones que abordó el CNE y en los que Cepero haya sido ponente y promulgado un fallo, tendría que declararse impedido. “La Sección Quinta conoce de dos casos: los procesos de nulidad electoral, que no trata el CNE, y los de revisión, donde sí existe la posibilidad de que el doctor Cepero haya tenido a cargo la revisión de mesas en varios departamentos. Quizás aquí sí tendría que apartarse, pero yo no veo inconveniente mayor”, explicó Sánchez.

Marco Emilio Hincapié, expresidente del CNE, tampoco ve problemas para que Cepero llegue a la sección Quinta del Consejo de Estado: “La incompatibilidad no existe, lo único es que si él ha conocido asuntos en la vida administrativa electoral que estén surtiendo trámite en el Consejo de Estado, se declararía impedido. Y eso se resuelve muy fácil, nombrando un magistrado conjuez”, expresó. Sin embargo, hay quienes no ven con buenos ojos dicha postulación y hasta la consideran “una desfachatez”. Así se lo dijo a El Espectador uno de los candidatos al Congreso en 2010 que perdió la curul tras la revisión de votos que hizo el CNE y quien pidió la reserva de su nombre porque precisamente su caso está en revisión en el Consejo de Estado: “El sistema electoral de este país está corrupto”, agregó.

Juan Pablo Cepero es natural de Tunja, abogado con especialización en Derecho Administrativo de la Universidad Santo Tomás. Fue registrador distrital de Bogotá, director ejecutivo de la Fundación Mariano Ospina Pérez, vicepresidente administrativo de la Caja de Crédito Agrario Industrial y Minero, director del Departamento de Relaciones Industriales del Banco Nacional y jefe de la División Operativa del Fondo de Ahorro y Vivienda Distrital. Es claro: su “deseo”, como él mismo lo llama, es legítimo y tiene las credenciales. Sólo que tratándose de temas electorales, hay muchos que consideran que su postulación es incómoda.

‘No me siento con impedimento moral’: Cepero

¿Usted está aspirando a ser magistrado de la Sección Quinta del Consejo de Estado?

Sí, pero esto es simplemente parte de un sueño que todo abogado especializado en derecho administrativo quisiera cumplir: llegar al Consejo de Estado. Existe la posibilidad de suplir una plaza en la Sección Quinta de asuntos electorales y como todo ciudadano, como todo abogado, hice mi inscripción ante el Consejo Superior de la Judicatura y ahí estoy en eso.

¿Pero usted no se convertiría en juez y parte al salir del Consejo Nacional Electoral?

Eso le podría pasar a cualquier abogado que puede llegar a ocupar una curul en el Consejo de Estado o a un magistrado de un tribunal. Al llegar a ciertas actuaciones en las que haya tomado parte, simplemente se tiene que declarar impedido. Los abogados que han demandado por alguna curul, si son elegidos en el Consejo de Estado y llega este caso a su despacho, simplemente se tienen que declarar impedidos.

Pero usted lleva más de cuatro años en el CNE y tendría que manifestar un impedimento frente a muchos temas...

No en el volumen que usted se imagina, no son tantos los casos que se puedan dar. La Sección Quinta también maneja otros casos diferentes a los temas electorales, no son los más, pero sí son temas muy importantes y esto hay que verlo es hacia el futuro. Finalmente son ocho años en el Consejo de Estado y lo que viene de atrás, en su mayoría, ya ha sido evacuado y fallado. No es nada distinto a lo que le sucede a un abogado litigante, quien tiene que declararse impedido porque fue parte en algún proceso.

Claro que hay quienes hablan de impedimento formal o moral...

No lo hay. Ni formal, ni moral. Ese es un discurso equivocado que plantean muchas personas. Lo moral y ético es de cada quien y uno no cambia en su forma de actuar correctamente por cambiar de camiseta. Un jugador de fútbol, con la camiseta que tenga tiene que jugar bien y hacer goles. Eso mismo sucede en este caso, lo importante es que uno se mantenga como persona correcta y decente en todas las actuaciones de su vida. Yo me he caracterizado a lo largo de mi vida y de mi profesión por ser correcto en todas mis actuaciones, por eso no me siento con impedimento moral para actuar en cualquier parte. El impedimento moral es cuando uno se comporta como un sinvergüenza. El que es decente lo es en todos los escenarios de su vida.

La denuncia de Ordosgoitia

Germán Ordosgoitia, candidato de Cambio Radical a la Cámara por Bolívar, fue quien interpuso ante la Fiscalía y la Corte Suprema de Justicia la denuncia penal contra todos los magistrados del Consejo Nacional Electoral (CNE), por los presuntos delitos de prevaricato y alteración de resultados electorales.

Su acusación se dio por lo que consideró irregularidades en el conteo y preconteo de votos en el departamento de Bolívar, tras las elecciones a Congreso de marzo de 2010, donde perdió la curul frente a Hernando José Padaui. En su denuncia, dijo que quienes adelantaron el preconteo de la votación trasladaron votos nulos y no marcados hacia el renglón del candidato favorecido (Padaui).

Según Ordosgoitia, cuando el CNE hizo la revisión de los resultados, el magistrado Pablo Guillermo Gil, tuvo conocimiento del supuesto fraude electoral y sin embargo no tuvo en cuenta pruebas técnicas y documentales. Y aunque los también magistrados Adelina Covo y José Vives cuestionaron la actuación de Gil, al final el tribunal electoral avaló su decisión.

Los 16 candidatos  a la Sección Quinta

Jaime Raúl Ardila: exsecretario de Gobierno de Bucaramanga y exdiputado de Santander.

Beatriz Ariza Reyes: magistrada Tribunal Administrativo de San Andrés.

Lucy Jeannette Bermúdez: fue procuradora delegada ante el Consejo de Estado.

Juan Pablo Cepero: actual presidente del CNE.

Ciro Nolberto Guecha Medina: decano de la Facultad de Derecho de la Universidad Santo Tomás de Tunja.

Luis Carlos Martelo Maldonado: magistrado Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Fernando García Mayorga: catedrático.

Doris Ruth Méndez Cubillos: asesora de comunicaciones y relaciones internacionales del CNE.

Mary Lucero Novoa: fue directora (e) de Adpostal.

Temístocles Ortega: exmagistrado Consejo de la Judicatura. Exrepresentante a la Cámara.

César Palomino Cortés: magistrado Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Guillermo Reyes González: exviceministro de Justicia.

Francisco Manuel Salazar Gómez: exprocurador delegado para lo tributario.

Leonardo Augusto Torres Calderón: exmagistrado Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Emma Vernaza Niño: exprocuradora en lo penal.

Nicolás Yepes Corrales: exprocurador judicial.