Una relación por mejorar

Con la firma de 16 convenios, los mandatarios de ambos países le abren la puerta a una nueva era de cooperación política y económica, pero aún existen deudas que esperan ser saldadas.

Colombia y Venezuela parecen estar viviendo un nuevo cuento de hadas. Una etapa más que necesaria desde que Caracas decretara, a mediados de 2009, un bloqueo a los intercambios comerciales que hoy, dos años después, ocasionó una caída del 77,6% en los flujos binacionales.

Un precio demasiado caro para dos países que han demostrado ser complementarios en sus actividades económicas: la gasolina subsidiada por Caracas marca los ritmos de producción en la zona de frontera, mientras que los alimentos colombianos también se venden en los mercados de su vecino.

Para recuperar el rumbo perdido, los mandatarios de ambos países firmaron el fin de semana pasado 16 acuerdos con los que buscan fortalecer el diálogo gubernamental en temas tan profundos como la seguridad fronteriza, pero que, en esencia, tienen como objetivo mantener el buen clima económico y comercial en la región (ver recuadro), sobre todo después del 21 de abril próximo, fecha en la cual Caracas dejará de formar parte de la Comunidad Andina de Naciones (CAN).

Pero para construir una nueva relación, primero deben superarse los escollos del pasado. Como la deuda que aún mantiene el gobierno venezolano con los exportadores colombianos, un proceso que ha recibido todo tipo de quejas de los industriales a la labor de la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), la entidad que autoriza los pagos en el vecino país.

“Sabemos que ha dado su aval a facturas por US$1.260 millones, pero sólo ha pagado el 27%. Es un proceso supremamente lento en los desembolsos”, comenta Magdalena Pardo, presidenta de la Cámara Colombo-Venezolana.

Por su parte, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo asegura que las negociaciones para sellar un Acuerdo de Complementación Económica, con el cual se mantengan las preferencias comerciales para ambos países, avanza según el cronograma establecido y que en este proceso ha sido posible el pago de US$476 millones a través del Convenio de Pagos Recíprocos de la Asociación Latinoamericana de Integración (Aladi), escenario en el que se inscribirían los futuros flujos comerciales.

Un proceso par seguir de cerca, pues según el DANE, en los dos primeros meses de 2011 las exportaciones a Venezuela cayeron 33,3%.

Los acuerdos

La cooperación en la lucha contra el narcotráfico y la seguridad en zona de frontera son sólo dos de los 16 acuerdos que firmaron los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Venezuela, Hugo Chávez, el fin de semana pasado durante la cumbre presidencial que sostuvieron en Cartagena de Indias.

También se destacan los pactos en infraestructura, como la construcción del puente Tienditas, en la ciudad fronteriza de Cúcuta, y el Sistema Ferroviario Binacional, que busca comunicar a Venezuela con el océano Pacífico, además del desarrollo de poliductos, oleoductos y la ampliación a Centroamérica del Gasoducto Transcaribeño.

En el campo comercial, los mandatarios convinieron mantener la legislación actual de sus intercambios por tres meses más, cuando se definirán nuevas reglas de juego.