Unión Europea destinará 110 millones de euros para desactivar Chernóbil

Próximamente se anunciará una licitación para construir una fábrica para el procesamiento de residuos radiactivos líquidos.

El presidente de la Comisión Europea (CE), José Manuel Durao Barroso, anunció que la Unión Europea (UE) concederá 110 millones de euros para los proyectos de desactivación de la central nuclear ucraniana de Chernóbil.

"Mañana estaré en condiciones de anunciar una ayuda adicional de la CE por valor de 110 millones de euros", afirmó Barroso tras reunirse con el presidente de Ucrania, Víctor Yanukóvich, según las agencias ucranianas.

Barroso hizo esta afirmación en víspera del conferencia de donantes que se celebrará mañana en Kiev en la que se espera recaudar varios cientos de millones de dólares para Chernóbil, escenario hace casi 25 años de la mayor catástrofe nuclear de la historia.

Recientemente, el jefe de la agencia estatal ucraniana encargada de administrar la zona de exclusión que rodea la planta, Vladímir Jolosha, denunció la falta de 740 millones de dólares para completar los programas de desactivación.

Jolosha expuso ante los diputados de la Rada Suprema (legislativo ucraniano) que la realización de los programas para convertir la planta en una zona ecológica segura exige este año una financiación de unos 125 millones de dólares.

No obstante, agregó, el presupuesto estatal sólo contempla la mitad de esa cantidad, lo que alargará los plazos de funcionamiento de la central y aumentará el peligro de fugas radiactivas.

Al mismo tiempo, destacó que avanza a buen ritmo la construcción de una planta para el procesamiento del combustible atómico de la central.

El dinero necesario para ese proyecto (225 millones de euros) ha sido donado por organizaciones internacionales.

Próximamente se celebrará el concurso de licitación para la construcción de una fábrica para el procesamiento de residuos radiactivos líquidos.

En total, en estos momentos se han completado 16 de los 22 pasos necesarios para convertir la zona de Chernóbil en un lugar seguro para el ser humano.

Dos explosiones en el reactor número cuatro de Chernóbil esparcieron el 26 de abril hasta 200 toneladas de material fusible con una radiactividad de 50 millones curies, equivalente a 500 bombas atómicas como la de Hiroshima.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), al menos cinco millones de personas entraron en contacto con la radiación sólo en Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

Ucrania se propone desactivar por completo la planta y el territorio adyacente para 2018 y "enterrar para siempre" las 200 toneladas de combustible nuclear que aún están almacenadas bajo el reactor averiado.
 

 

últimas noticias