Unicef, alarmada por "violencia extrema" contra menores en Siria

Desde que comenzaron las protestas en marzo han muerto 30 niños.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) se mostró "alarmado" por la "violencia extrema" que están sufriendo los menores en Siria, donde habrían muerto ya 30 niños desde que comenzaron las protestas en marzo.


"Los ataques contra los manifestantes han dejado supuestamente al menos 30 niños muertos", afirmó Unicef en un comunicado, en el que reconoce que no ha podido verificar de forma independiente el número de víctimas y las circunstancias de su muerte.


Ante el incremento de la violencia en Siria, esta agencia de la ONU hizo de nuevo un llamamiento a todas las partes en conflicto para que mantengan al margen a la población civil, particularmente a mujeres y niños.


Unicef afirmó que desde marzo han aumentado las denuncias de niños detenidos, heridos y fallecidos.


"Estamos especialmente preocupados por un vídeo reciente en el que aparecen niños detenidos de forma arbitraria, torturados durante su arresto, llegando en algunos casos a morir", denunció Unicef.


El organismo hizo un llamamiento a las autoridades sirias para que investiguen las denuncias y se aseguren de que los responsables de hechos tan "terribles" sean identificados y llevados ante la Justicia.


Por último, recordó al Gobierno del presidente Bachar al Asad que siendo Siria un país firmante de la Convención sobre los Derechos del Niño están obligados a garantizar el derecho a la vida de los menores.


A mediados de marzo estallaron las protestas en varias ciudades del país para exigir reformas democráticas que desde entonces están siendo duramente reprimidas por las fuerzas de seguridad.


El presidente Al Asad ha anunciado algunas reformas políticas, consideradas insuficientes por la oposición.


Según la Organización Nacional de Derechos Humanos Siria (ONDHS), más de mil manifestantes han muerto desde el inicio de las protestas contra el régimen del presidente Bachar al Asad.
 

Temas relacionados