Uno de cada tres jóvenes en Latinoamérica puede caer en la violencia

Los jóvenes de 10 a 24 años representan el 30% de la población de la región, casi el 32% de ellos está involucrado en algún tipo de comportamiento de riesgo.

Uno de cada tres jóvenes latinoamericanos tiene comportamientos de riesgo que le puede hacer caer en la violencia, según dijo el secretario de Estado adjunto de Estados Unidos para América Latina, Arturo Valenzuela.

Valenzuela participó en una conferencia sobre violencia juvenil organizada por la Organización de Estados Americanos (OEA) en Washington, en la que se puso de relieve que los jóvenes en la región son tanto víctimas como autores de la violencia social que, junto con la desigualdad económica persisten en América Latina y el Caribe.

"Los jóvenes de 10 a 24 años de edad representan el 30 por ciento de la población de la región, y casi el 32 por ciento de ellos está involucrado en algún tipo de comportamiento de riesgo", dijo Valenzuela.

A la conferencia titulada "Modelos y enfoques exitosos sobre el desarrollo juvenil y la prevención de la delincuencia, copatrocinada por el Departamento de Estado y la Agencia estadounidense para el Desarrollo Internacional (Usaid), asisten decenas de expertos de diferentes países y grupos juveniles.

Según la Usaid, los comportamientos de riesgo en los que se involucran los jóvenes incluyen la deserción escolar, la iniciación sexual temprana, la maternidad y paternidad de jóvenes, la adicción a las drogas y la comisión de crímenes.

El Banco Mundial calcula que el comportamiento de riesgo reduce el crecimiento económico anual en un 2 %, y Valenzuela señaló que la violencia por sí le cuesta a los países latinoamericanos y caribeños el equivalente del 1,4 % de su producto bruto interno (PIB).

Por su parte, el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza, dijo que "a pesar del impacto de la recesión económica mundial, la región ha tenido crecimiento económico y consolidación democrática" en años recientes.

"Incluso las cifras de pobreza, aunque siguen siendo importantes, bajaron de un 42 % en el año 2002 a un 34 % en las mediciones más recientes", continuó Insulza, quien destacó que "persisten la desigualdad y la violencia".

América Latina y el Caribe tienen la tasa más alta del mundo de homicidios entre hombres de 15 a 29 años de edad, que llega a 69 por cada 100.000, y en la región la tasa de desempleo juvenil es de casi el 17 %, el doble de la tasa general promedio del 8,5 %.

"Actualmente América Latina y el Caribe concentran la mayor proporción de población joven del mundo", afirmó Insulza e indicó que "los menores de 29 años constituyen alrededor del 57 % de la población regional".

El funcionario añadió que la relación de las mujeres con la violencia también crece ya que "como víctimas son las más afectadas por los homicidios y la violencia en sus distintas formas y como autoras, las estadísticas recientes muestran que hay una creciente participación de las mujeres en las bandas, o 'maras'".