Urabá, una historia de invasión de la tierra

Desde las masivas ocupaciones ilegales promovidas hace quince años por el EPL, la región, enclave de la violencia en el país, es ejemplo de la lucha por los predios. Enemigos de restitución de tierras estarían tras protestas de esta semana.

Unas 3000 personas serán desalojadas este miércoles de los predios de los barrios 20 de enero y el Obrero, en Apartadó (Antioquia). Son la más reciente manifestación de las ocupaciones ilegales de tierra enquistadas en la zona desde los inicios de la violencia política y que alcanzaron su mayor impacto hace 15 años, cuando eran promovidas por el EPL.

La misma historia, pero protagonizada por diferentes actores. Lo que ayer eran intereses del Movimiento de Recuperadores de Tierra , se convirtió luego en botín de los paramilitares y ahora en escenario de un coctel en el que parecen tener intereses desde políticos regionales hasta desmovilizados de las AUC interesados en torpedear la restitución de tierras. Incluso milicianos de las Farc, según las versiones de algunos lugareños.

Para la invasión de esta semana existen muchas explicaciones pero todas apuntan hacia un mismo origen: la falta de vivienda .

Con el acuerdo logrado ayer entre la Alcaldía de Apartadó y las familias invasoras “la idea es buscar una solución definitiva de casas, pues el déficit que tenemos es muy alto”.

La invasión de los 14 terrenos en los municipios de Chigorodó, Carepa, Turbo y Apartadó, se dio de manera espontánea y sin ninguna presión. “Lo que queremos que entienda el país es que nos cansamos de esperar soluciones de vivienda y de pagar arriendo. Esa desesperación nos llevó a tomar la decisión de invadir”, asegura Oswaldo Gutiérrez, líder campesino.

Sin embargo, tanto el gobierno nacional como el departamental tienen otros indicios. Como responsables señala el secretario de gobierno de Antioquia, Andrés Julián Rendón Cardona, a tres Concejales de Chigorodó, uno de los cuales fue capturado portando un arma de fuego en una de las invasiones, y a líderes políticos y comunitarios que hoy no tienen ninguna investidura. “Yo creo que es muy grave que un servidor público no de ejemplo, un servidor público jura al momento de posesionarse respetar el Estado Social de Derecho, respetar sus instituciones… es muy lamentable que no sólo incite, sino que actúe bajo las vías de hecho para algo como esto tan lamentable”.

El funcionario reconoce que existe un déficit de vivienda en la zona de Urabá y señaló que de las 77 mil soluciones en el departamento, 10 mil corresponden a esa región. “Seguramente hay mucho que hacer, pero nunca las vías de hecho serán los mecanismos para reclamar un derecho tan importante para las familias como lo es la vivienda”.

Por su parte el Procurador Regional de Antioquia, Elías Hoyos, señaló que “Urabá es la región del país que más personas atrae por su actividad económica y eso sumado al desplazamiento incrementa la necesidad de vivienda, el déficit allá es muy alto pero afortunadamente ya se anunció que se estructurarán programas para la zona”.

Gerardo Vega de la fundación Forjando Futuro, quien asesora a varias víctimas en el tema de restitución de tierras, aseguró que las protestas nada tienen que ver con este tema, “se trata de personas que buscan una solución de vivienda desde 1991 cuando salieron los trabajadores bananeros de los campamentos, por solicitud de la Unión Europea, hay un déficit de 7.500 casas”

Explicó que creen que detrás hay estructuras muy bien coordinadas. “Esto tan planeado no se hace en tres días. Hoy se repite la historia del 92 y 93, donde había 14 invasiones, muchas están en los mismos sitios: Nueva Colonia, Turbo, Churidó, Pueblo, Apartadó, Chigorodó, en ese tiempo se concretaron algunas con el gobierno y se dio soluciones de vivienda.

Gerardo Vega cuando militó en el EPL, coordinó algunas de esas invasiones desde finales de los 80. Cree que en esta ocasión pueden estar involucrados además algunos actores ilegales que buscarían hacerle daño a la ley de restitución de tierras. “Hemos visto entre los manifestantes a algunos personajes que son desmovilizados de las autodefensas. Han comenzado a circular correos en internet en los cuales dicen que en Urabá se va a volver a meter la guerrilla y que esta es la bienvenida a la ley de tierras”.

Una historia de invasiones

La población de Urabá es tradicionalmente invasora de tierra no por su propia iniciativa sino por motivación de actores armados o políticos no armados, así lo asegura una fuente que pidió la reserva.

Las grandes invasiones ocurrieron en 1986 dirigidas por el movimiento Recuperadores de Tierra del EPL, esas tierras estaban especialmente en el eje bananero y posteriormente fueron legalizadas por el Incora de la época, que expidió títulos de tierras baldías o haciendo previamente el proceso de expropiación.

Una de las principales y la más conocida, es la de la Chinita el 8 febrero de 92 liderada por un grupo de liberales que patrocinaban la asociación de vivienda Antonio Roldan Betancur y luego llegó Esperanza Paz y Libertad. El 1995 terminó la negociación entre el propietario de los terrenos, Guillermo Gaviria y el gobernador de la época Álvaro Uribe Vélez.

Según la fuente, lo que ocurre ahora con estas invasiones simultáneas “es que hay la presión de políticos locales que buscan precipitar movimientos en tierras del Estado y de particulares, quieren obligar a las alcaldías a que compren rápidamente esos terrenos y los comprometan para vivienda, es una jugada preelectoral”

Asegura además, que entre los manifestantes “habría milicias de las Farc, eso explica la presencia de jóvenes encapuchados lanzando bombas contra la fuerza pública, especialmente en Apartadó”

El año pasado se presentó otra invasión de 10 hectáreas en la vereda Blanquicet, “Esa invasión fue motivada por una líder que está dentro del programa de restitución, esas tierras son de propiedad de la familia Suárez, en este momento están en trámites para que sean devueltas a sus propietarios”

Políticos, guerrilleros y paramilitares, en los últimos 30 años han manipulado a la comunidad del eje bananero para apropiarse de tierras de particulares y del Estado, esta vez no hay diferencia, las autoridades identificaron a algunos políticos, basta por confirmar si en efecto también estarían involucradas las Farc o desmovilizados de las Auc como lo denuncian personas de la zona.