Víctimas de la 'Oficina de Envigado'

Los nueve cadáveres hallados en fosas comunes por la Policía de Antioquia corresponden a las víctimas del secuestro masivo registrado el pasado 24 de abril en una finca de recreo del municipio de Sopetrán.

El avanzado estado de descomposición de los nueve cadáveres que los agentes de la Policía de Antioquia exhumaron de tres fosas comunes en zona rural de Las Hormigas, en la vereda El Pomar, del municipio de Sopetrán, no ha permitido lograr su plena identificación. Todos los cuerpos que encontraron tenían señales de tortura.

Sin embargo, las autoridades tienen claro que estos cuerpos corresponden a las víctimas del secuestro masivo que se registró el pasado 24 de abril en una finca de recreo de dicho municipio antioqueño, hasta donde llegó un grupo armado y se los llevó.

La ubicación del sitio donde estaban enterrados los cuerpos se logró gracias a la información que entregó alias Chaparro, según lo confirmó públicamente el coronel José Gerardo Acevedo, comandante de la Policía Antioquia. Sin embargo, de las 10 víctimas, una sigue desaparecida.

De acuerdo con el coronel Acevedo, esta matanza obedece a la guerra de combos que hay en Medellín, especialmente entre Valenciano y Sebastián, que luchan por el control del tráfico de estupefacientes. Las primeras declaraciones señalan a la ‘Oficina de Envigado’ como el grupo responsable del crimen.

Los cuerpos los encontraron el pasado domingo y en la noche fueron trasladados a la sede de Medicina Legal, donde se les practicó la necropsia. De acuerdo con personal de Medicina Legal, todos los cadáveres son de sexo masculino. Hasta el lunes, los parientes de las personas que estaban desaparecidas colaboran con las autoridades para tratar de identificar los cuerpos lo antes posible.