Vendedores de rifas ilegales piden perdón público para ser absueltos

El juez que llevaba el proceso les pidió hacer trabajos sociales.

Un grupo de ocho vendedores de rifas ilegales pidieron perdón en público para ser absueltos de los cargos que les imputaban.

El curioso hecho se dio en un juzgado de Paloquemao, luego de que el juez que llevaba el caso les pidió resarcir sus culpas a través del pedido de perdón en público.

Los apenados vendedores negaron saber que estaban cometiendo un delito. Luego el juez archivó el proceso y quedaron en libertad.