Verdes, sin vetos a nadie

El candidato a la Alcaldía de Bogotá tiene vía libre para conversar con otros partidos y con ciudadanos en busca de alianzas. Mockus se dedicaría a apoyar campañas a nivel nacional.

Dicen que Antanas Mockus salió ayer de la sede del Partido Verde, antes de que terminara la reunión de sus directivos, simplemente porque tenía un viaje pendiente. No obstante, son muchas las suspicacias que hoy persisten, luego de que horas después de su partida se haya conocido que por decisión de un 75% frente a un 25% de los dirigentes verdes no habrá veto al respaldo de nadie, ni siquiera del expresidente Álvaro Uribe, a la campaña a la Alcaldía de Bogotá de Enrique Peñalosa.

Todo empezó porque Mockus retó a Peñalosa a elegir entre él o Uribe, argumentando que no se imaginaba un escenario electoral compartiendo tarima con el exmandatario. El ultimátum llevó a los directivos verdes a reunirse desde las 7:30 de la mañana de ayer hasta pasadas las 3:00 de la tarde, para decidir si acompañaban la petición de su excandidato presidencial o daban vía libre al aspirante a la Alcaldía para tejer sus propias alianzas.

Incluso, antes de la reunión Mockus advirtió que si el Partido dejaba entrar el apoyo de Uribe en la campaña de Bogotá, él prefería tomar distancia y hacer mayor presencia en otras contiendas, como la de Sergio Fajardo por la Gobernación de Medellín. Al mediodía, el exalcalde salió intempestivamente de la reunión sin decir nada a los medios de comunicación. Apenas en la noche, advirtió que el apoyo dado era “un riesgo moral para el Partido Verde” (ver recuadro).

Tres horas después parecía que el pulso lo había ganado Peñalosa. La Dirección Nacional ratificó, por “unanimidad”, su confianza al candidato a la Alcaldía y lo   autorizaron para convocar, liderar y sacar adelante conversaciones con los diferentes partidos, actores sociales y ciudadanos, con miras a visibilizar y construir alianzas. “No hay vetos a personas ni a partidos que actúen dentro del marco de la Constitución y la ley”, dice un comunicado de la dirigencia verde, que en uno de los puntos, de todos modos, refrendó su  confianza en el liderazgo de Mockus.

Por si las dudas, el vocero de los verdes, Lucho Garzón, fue más exacto aún: “El expresidente Uribe es un ciudadano más. Mientras esté en la ley y en la Constitución como ciudadano, nadie le puede impedir que apoye al candidato Enrique Peñalosa. No vamos a ser un tribunal de inquisición que diga quién entra y quién no”, dijo. Y sobre el temor de  Mockus de subirse a la misma tarima con Uribe, aseguró que el Partido no  trabajará en tarimas, porque son sinónimo de politiquería.

Garzón negó divisiones por cuenta de este capítulo. “Antanas está pleno en la confianza a Enrique Peñalosa. Aunque mantiene sus observaciones críticas a todo lo que signifique el apoyo de Uribe, para nada ha planteado dejar de apoyarlo. No podemos vetar a nadie: ni a partidos, ni a ciudadanos, pero alianzas con la U, con Cambio Radical o con ciudadanos se van a empezar a construir siempre y cuando estén alrededor de programas y de principios”, agregó.

Aseguró que fue una decisión mayoritaria en la que 16 miembros decidieron no vetar a nadie frente a la opinión de una minoría: Antanas Mockus, Ángela María Robledo, Liliana Caballero, John Sudarsky y Juan Carlos Flórez.

Peñalosa, por su parte, no pudo ocultar su satisfacción por el respaldo recibido, agradeció una vez más las palabras de Uribe respecto a su candidatura y se dio por bien servido con las facultades que recibió para entrar en conversaciones con grupos de ciudadanos y con partidos para llegar a eventuales alianzas.

“Uribe, de manera generosa, manifestó su apoyo y lo agradezco. Hace dos o tres años no hablo con el expresidente, ni personalmente ni por teléfono. Simplemente hay que hacer una gran unión para sacar adelante a Bogotá”, concluyó.

‘Ese apoyo es un riesgo moral’

El excandidato presidencial Antanas Mockus, por medio de un comunicado emitido anoche, advirtió que es un “riesgo moral aceptar el apoyo de personas involucradas en escándalos de corrupción, politiquería y atentados contra la vida. Esto pone en riesgo el ideario del Partido Verde (...) y lo dejará sin piso moral para construir una alternativa fundada en los principios de la vida es sagrada, los recursos públicos son sagrados y la vida vale”.

Además de Mockus también suscribieron el comunicado Juan Carlos Flórez, Ángela María Robledo y John Sudarsky. Todos precisaron que continuarán en la colectividad.

Alfonso Prada

“Es un acto de generosidad del expresidente Uribe, si él considera que Enrique Peñalosa es el mejor candidato para mejorar la caótica situación que enfrenta la ciudad, eso también lo creemos nosotros en el Partido Verde y la mayor parte de los bogotanos que lo ven como la mejor opción para las elecciones”.

Gilma Jiménez

“De por medio está Bogotá, la ciudad está sufriendo con profundo dolor el no haber escogido un buen gobernante; entonces, por encima de cualquier diferencia, está Bogotá. Lo que Enrique Peñalosa está haciendo es invitando a todos, sin exclusiones, a que trabajemos juntos con Mockus, con Lucho, con los conservadores, con los de la U, con el expresidente Uribe y con todos los que quieran venir a la ciudad del hueco. Debemos trabajar con el mismo entusiasmo que cuando Antanas era candidato a la Presidencia”.