Villarreal vuelve a unas semifinales europeas en la Liga Europa

El 'Submarino amarillo' llegó a esta instancia, tras eliminar al Twente holandés, al que ganó en el global por 8-2.

El Villarreal logró su regreso a unas semifinales de un torneo continental tras eliminar al Twente holandés, al que ganó este jueves 3-1, en un duelo de vuelta de cuartos de final en el que el argentino Marco Rubén firmó un gol y dio una asistencia.

El 'Submarino Amarillo', que había goleado a Twente en la ida (5-1), se medirá al Oporto, que eliminó este jueves al CSKA de Moscú, en las que constituyen sus terceras semifinales en una competición europea.

Este jueves, el club español comenzó perdiendo. Porque el costarricense Bryan Ruíz dio el pase del tanto local, obra del sueco Emir Bajrami, que remató a gol con la izquierda a la media hora del partido (32).

El centrocampista dio su asistencia tras una pared en la que su compañero Theo Janssen le devolvió el balón con un gran taconazo que aprovechó Ruíz para asistir desde la izquierda a Bajrami.

El italiano Giusseppe Rossi firmó de penal la igualada, anotando su décimo gol en la Europa League, tras una pena máxima cometida sobre el ghanés Wakaso Mubarak (57) por el defensa local Dwight Tiendalli, que dejó a su equipo con diez, al haber visto tras esa acción la tarjeta roja.

Otro penal, cometido sobre el paraguayo Hernán Pérez, que sustituyó a Rossi (73), lo aprovechó Marco Rubén para firmar el 2-1 (83). Poco después, el punta argentino dio una asistencia a Rubén Gracia Calmache, Cani, que puso el 3-1 en la recta final (90).

El 'Submarino Amarillo', que jugó con numerosas bajas, no tuvo que esforzarse en conservar su renta de 5-1 de la ida.

Sin embargo, el técnico del equipo español, Juan Carlos Garrido, no pudo alinear este jueves al argentino Gonzalo, ni al hispano-brasileño Marcos Senna, ni Ángel López ni Xavi Oliva, lesionados.

A esas ausencia se sumaban las de los sancionados Santiago Cazorla y el brasileño Nílmar, autor de un 'doblete' en la ida.

Aún así, el partido pudo haber comenzado con el tanto, en el minuto 27, del Villarreal, pero el lateral derecho Mario Gaspar, que recibió un buen pase dentro del área rival de Rossi, firmó un tiro que se estrelló con el lateral izquierdo de las mallas.

En una internada parecida, Wakaso sufrió una falta de Dwight Tiendalli, que desequilibró al africano, lo que no perdonaría Rossi desde los once metros. En la segunda mitad, Rossi pudo anotar el 1-1 pasados los diez minutos, pero su disparo raso lo atrapó Sander Boschker (55).

Tras el empate, Rossi habilitó dentro del área en una buena ocasión a Marco Rubén, pero su disparo lo también paró el arquero local (68). Poco después, el punta se desquitaría de esa ocasión errada, firmando su gol de la noche.

Rossi dejó el terreno de juego en el minuto 73, sustituido por el joven Hernán Pérez, que provocó el penal que transformó el argentino.

La última semifinal europea que disputó el Villarreal fue la de la Liga de Campeones de Europa de 2006, en la que el 'Submarino Amarillo' cayó eliminado ante el Arsenal. Dos años antes, en la edición de la Copa de la UEFA (actual Europa League) de 2004, el Villarreal perdió en semifinales ante el Valencia.

Esas son las dos únicas semifinales europeas que ha disputado el 'Submarino Amarillo'.

Ficha técnica:

1 - Twente: Boschker, Tiendalli, Onyewu, Douglas, Buysse, Brama (Landzaat, Min. 59), Janssen, Leugers, Bajrami, Ruíz (Bannink, Min. 76), Janko (John, Min. 70).

3 - Villarreal: Diego López, Mario Gaspar, Mateo Musacchio, Carlos Marchena ( Joan Oriol, Min. 74), Catalá, Bruno Soriano, Matilla, Borja Valero ( Cani, Min,61), Wakasso Mubarak, Rossi (Hernán Pérez Min. 72), Marco Ruben

Goles: 1-0 Min. 31 Bajrami. 1-1 Min. 59 Rossi (p), 1-2 Marco Ruben Min. 83 (p), 1-3 Min. 89 Cani

Árbitro: Wiliam Collum (Escocia). Tarjeta amarillas para los locales Leugers y Buysse y el visitante Catalá y roja directa para Tiendalli (minuto 57).

Incidencias: Partido correspondiente a la vuelta de los cuartos de final de la liga Europa. Encuentro disputado en el Twente Stadion con la presencia de 23.500 espectadores, de los cuales un centenar eran aficionados del equipo español.