Violencia en el Cauca no cesa

En Toribío (Cauca) asesinaron a un candidato al consejo de la localidad. También asesinaron al gerente de ASMET Salud regional Cauca. Crímenes se le atribuyen a las Farc.

Los violentos siguen ensañados con el departamento del Cauca. Sus habitantes aún no se reponen de los recientes ataques de las Farc y las noticias vuelven a generar zozobra entre. El asesinato de un candidato al concejo de Toribío y el del gerente regional de la EPS Asmet Salud fueron los hechos que el fin de semana enlutaron al departamento.

Uno de los crímenes, que de paso pone una vez más en entredicho la seguridad de candidatos a los próximos comicios de octubre, fue el asesinato de Alfredo Hernán Ríos Galvis. La víctima presidía la Junta de Acción Comunal del barrio El Paraíso de Toribío (Cauca) y aspirante al concejo de la misma población, por el Partido Liberal.

El homicidio ocurrió en la mañana del pasado sábado, cuando se movilizaba por la vía que conduce de Toribío a la población de Jambaló. Junto a Ríos Galvis también murió su conductor William Porto. Aunque inicialmente se pensó que se trataba de un asalto, quedó plenamente descartado al encontrar en el vehículo del candidato dinero y sus elementos de valor. Por este motivo se cree que el doble asesinato obedece a las labores proselitistas de la víctima.

Ríos Galvis se convierte en el tercer candidato asesinado en el Cauca. El pasado 9 de marzo asesinaron a Diego Aranda Mosquera, candidato por el partido Conservado a la Alcaldía de Cajibío, y el 9 de junio, a Ilvio Gentil Gómez, candidato por el Partido Liberal a la alcadía del municipio El Bordo. 

De acuerdo con la Misión de Observación Electoral (MOE), en lo corrido del año han asesinado a 29 candidatos, se han registrado 13 atentados y se tiene reporte de 58 aspirantes amenazados. La situación más crítica se vive en los departamentos de Antioquia y Arauca.

Hasta el momento las autoridades no le han atribuido el doble asesinato a ningún grupo armado ilegal. Sin embargo, Carlos Alberto Banguero, Alcalde de Toribío, indicó que los responsables podrían ser integrantes de algún grupo guerrillero que opere en la zona. Allí operan las Farc y el Eln. Agregó que en el municipio se intensificó la búsqueda de los responsables y se solicitó a la Fuerza Pública reforzar la seguridad de candidatos y habitantes.

El crimen del candidato Ríos Galvis, se suma al asesinato del médico Gaspar Balanta, gerente de la EPS Asmet Salud regional Cauca. El homicidio ocurrió en la madrugada del sábado. En este caso las autoridades tienen claro que las Farc son responsables del crimen.

A Balanta lo mataron en la vereda Quinamayó, jurisdicción del municipio de Santander de Quilichao. Allí las Farc instalaron un retén ilegal. Como la víctima viajaba en una camioneta Toyota blindada, los insurgentes atacaron inicialmente el vehículo con explosivos y luego dispararon ráfagas de fusil.

Tropas del Ejército se encontraban cerca al sitio del ataque y gracias a su reacción pudieron rescatar con vida a uno de los escoltas del médico, quien no se salvó. En el sitio, los guerrilleros dejaron abandonada una camioneta Mazda.

Estos hechos de violencia se suman al negro fin de semana que vivió el Cauca el pasado 9 y 10 de julio, cuando las Farc asesinaron a seis personas y causaron heridas a 60 más, tras la explosión de un carrobomba en Toribío y los hostigamientos en Corinto,  Caldono, Jambaló y los corregimientos  de El Palo (Caloto), Mondomo (Santander de Quilichao)  y Siberia (Caldono).