Visiones sobre las víctimas de agentes de Estado

Juan Fernando Cristo, del partido Liberal, y Juan Carlos Vélez, de la U, hablando del nuevo debate que pone en la arena política el expresidente Álvaro Uribe.

Cuando ya parecía superado el debate frente a la reparación de víctimas de agentes de Estado, el expresidente Álvaro Uribe Vélez volvió a alborotar el avispero, y en el encuentro que sostuvo en su casa, en Bogotá, con varios senadores del Partido de La U, comisionó a Juan Carlos Vélez para que presente una proposición en ese sentido, lo que generó posiciones antagónicas entre quienes defienden la reparación sin importar quién fue el victimario y quienes consideran que, en el caso de agentes de Estado, debe haber un fallo judicial.

Juan Fernando Cristo (Partido Liberal)

¿Por qué defiende la reparación independiente de quién sea el victimario?
Esta es la única vía, sino la ley es inviable, yo insisto, quien en la plenaria del Senado después del consenso al que se ha llegado todas las fuerzas políticas sobre el principio de no discriminación de las víctimas, pretenda excluir a las víctimas de agentes del Estado está colocándole un carro bomba a la ley de víctimas. Está pretendiendo despedazarla, este es un gran acuerdo de no discriminación. Con base en ese acuerdo de no discriminación es que la ley ha tenido el respaldo internacional y de las organizaciones de víctimas.

¿Estas son propuestas de enemigos de la ley?
Ese es un debate en el que no me gustaría entrar, es un debate eterno del expresidente  Álvaro Uribe Vélez y que desde hace tres años se quedó estacionado en el tiempo. Este debate se superó hace un año cuando se presentó la ley. Todos los argumentos fueron evaluados en su momento y la no discriminación es respaldada por el gobierno, por la fuerza pública y por todas las fuerzas políticas.

¿Cree que este argumento volverá a la plenaria?
Ese es un argumento para bombardear la ley pero yo confió en que en la discusión, en la plenaria del Senado, no se presente una ponencia al respecto. Yo pienso que la reunión de hoy del presidente Santos con su bancada debe dejar completamente tranquilo al país de que se va a radicar la ponencia fruto del consenso, y no podía ser de otra manera porque en caso de presentar proposiciones para modificar la ley, eso querría decir que finalmente aún no hay acuerdo.

Juan Carlos Vélez (Partido de la U)

¿Por qué sostiene que es necesario un fallo judicial para reparar a las víctimas de agentes de Estado?
Esta no es una propuesta nueva, nosotros la presentamos en el debate en la Comisión Primera del Senado y eso no quiere decir que estemos en contra de la reparación de las víctimas. Nosotros acompañamos la iniciativa, creemos que en Colombia hay que reparar a las personas afectadas por el conflicto. Pero en el caso de las víctimas de agentes de Estado, yo si considero que es necesario que medie un proceso judicial abreviado en el cual se determine la responsabilidad de los agentes.

¿Pero señalan que esta es una propuesta que busca bombardear la ley de víctimas?
Esa es una propuesta del expresidente Uribe, y vea que incluso él ha venido cambiando de opinión. Antes se negaba a cualquier tipo de indemnización de víctimas de agentes de Estado. Ahora está de acuerdo pero con la condición de que medie un proceso abreviado que no tarda más de seis meses.

¿Pero llevan 10 meses construyendo el consenso y nuevamente se estaría rompiendo?
Acá lo no se quiere romper con ningún consenso, es más, reconocemos que se ha avanzado mucho con el trámite de esta ley, se han logrado aportes importantes y el proyecto de ley que se discutirá en la plenaria es mejor que el que se radicó hace casi un año, pero esta reparación podría afectar la moral de la tropa.

¿Pero esa una discusión superada?
Acá se ha hablado de no discriminación de la víctima sin importar quién sea el victimario. Yo estoy de acuerdo, pero consideramos un necesario un proceso abreviado para no estigmatizar a las fuerzas armadas  y mantener la moral en alto, sobre todo en estos momentos que hay que mantener con mayor fortaleza la seguridad democrática.