Viviendas para los colombianos

El ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial incrementa la oferta y fortalece el modelo de interés social prioritario.

El camino: mejorar la calidad de vida de los colombianos. El vehículo: la resolución 895 de 2011. La meta: lograr que más colombianos tengan casa propia. Se trata de que la oferta de proyectos de vivienda de interés social prioritario aumente y ahora, con el timón del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, ese propósito empieza a tomar forma.    

La movida, con la que el Gobierno establece la condiciones para que la Financiera de Desarrollo Territorial, Findeter, otorgue la elegibilidad a los planes de vivienda de interés social urbana, es considerada una que, se dice, beneficiaría a todos los constructores que hacen parte de negocio porque podrán presentar y viabilizar cada uno de los proyectos en los que están trabajando o quieren trabajar, y que serían ejecutados con los recursos del subsidio familiar de vivienda. 

Beatriz Uribe Botero, ministra de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial comentó, a raíz de la medida, que “con ésta resolución estamos garantizando que los subsidios que otorga el Ministerio, a través del Fondo Nacional de Vivienda, se apliquen en proyectos que realmente cuentan con viabilidad técnica, jurídica y financiera”.

Un importante avance, que en medio de las condiciones favorables en las que ya se edifican este tipo de viviendas, aparece como un valor importante en la medida en que permitirá mejorar todas las condiciones de habitabilidad, justo con incentivos a los proyectos que desde un comienzo se definan y manifiesten que sus obras tienen esa finalidad.

La resolución, además, busca que exista una mayor participación de los departamentos y municipios para que entre todos se logre fortalecer el modelo de financiación, el mismo que ha crecido en el país como la solución para los colombianos con menos recursos y bajo ingresos económicos.

Uribe Botero agregó que “estamos seguros de que con la expedición de esta resolución vamos a generar mayor oferta de vivienda para hogares afectados por el fenómeno de la Niña, población ubicada en zonas de alto riesgo no mitigable que debe ser reubicada y hogares en condición de desplazamiento”.

Buena noticia si se tiene en cuenta que el fuerte invierno no da tregua y las cifras de afectados siguen subiendo a diario. Sólo las obras que se requieren para controlar el Canal del Dique alcanzarán los $7.000 millones en inversiones y el costo total del invierno ya supera los $4,6 billones.  

Temas relacionados