Wayne Rooney, sancionado con dos partidos por actitud grosera ante cámaras

El delantero del Manchester United tras anotar su tercer gol utilizó un vocabulario grosero.

Wayne Rooney, delantero del Manchester United, fue sancionado este lunes con dos partidos por la Federación inglesa de Fútbol (FA) tras los insultos y el vocabulario grosero utilizados frente a una cámara de televisión en el partido de Liga el sábado ante el West Ham en Upton Park (2-4).


Rooney tendrá hasta este martes para responder a esa suspensión anunciada por la FA, que no lo libró de un castigo pese a la disculpa emitida por el jugador el mismo sábado tras la victoria de su equipo ante el West Ham.


El internacional inglés anotó un "hat-trick" ese día para salvar al Manchester de una derrota frente al conjunto de Londres y mostró una actitud grosera ante las cámaras de televisión inmediatamente después de ejecutar un penalti que supuso su tercer gol y el tercero de los "diablos rojos".


"Quiero disculparme por cualquier ofensa que pudiera haber causado mi celebración del gol, especialmente hacia padres o niños que estuvieran viendo el partido", dijo Rooney en la página web del Manchester United, poco después, en un mensaje donde justificaba su comportamiento por las grandes emociones.


La sanción, sin embargo, no afectaría al atacante con miras a su convocatoria para la ida de los cuartos de final de la Liga de Campeones que disputará el conjunto de Alex Ferguson ante el Chelsea el miércoles en Stamford Bridge.