Yamaha Teneré XT 660 Z

La nueva integrante de la casa japonesa no solo sirve para transportar a su motero en distancias largas sino también para prestarle servicio de transporte urbano.

Si hay algo que tiene Yamaha es capacidad industrial para reinventarse y crear modelos de motocicletas durables, confiables, versátiles y con buena pinta. Uno de esos es la nueva Teneré XT 660 Z, sucesora de la XT 660 y heredera de sus capacidades para el enduro. En el test drive que hicimos en cercanías de Guasca (Cundinamarca) pudimos poner a prueba este producto que viene a reforzar la presencia de la marca japonesa en el tipo de motocicletas que se consideran pertenecientes al segmento bajo de la alta cilindrada.

La Teneré XT 660 Z compite con las Kawasaki, Honda, KTM y BMW monocilíndricas de similar cilindrada y prestaciones. Esto significa que es una motocicleta capaz de transportar a su motero en viajes de largo kilometraje, pero también prestarle servicio de transporte urbano pues su conjunto, aunque no es el más ligero (206 kilos) permite desplazamientos ágiles en la mayoría de condiciones.

El motor de 4 tiempos y cuatro válvulas SOHC, si bien no es el más potente de su categoría, entrega suficientes 47 caballos a 6.000 rpm y notables 58 Nm de torque a 5.500 rpm. Esta es la clave de esta moto, pues la entrega progresiva del torque es lo que le permite acelerar rápido, aunque la velocidad de punta esté por debajo de los 160 km/h.

Esta máquina viene refrigerada por líquido y radiador frontal, y lubricada por cárter seco; se acopla a una caja manual de cinco velocidades por medio de un embrague de multidiscos, sumergidos en aceite, con resorte en espiral de mando suave y preciso.

Lo que más nos gustó es la posición de manejo, cómoda y relajada, la cual tiene su explicación en virtud de que el sillín es totalmente horizontal, a diferencia de otros modelos que hacen resbalar al motero hacia delante. Además, la distancia entre los apoyapiés y el asiento es generosa, lo cual agradecerán los que tengan más de 175 cm de estatura, pero lo resentirán los ‘chaparritos’. La altura al asiento es de 89.6 cm.

Las cómodas suspensiones son de diseño convencional, que en conjunto con el chasís tipo diamante, le permiten una distancia mínima al piso de 26,0 cm, suficientes para cualquier tipo de camino y trocha.

Desde el ámbito técnico, solo los frenos merecen una reconsideración: si bien son Brembo de doble disco adelante y sencillo atrás –poderosos y efectivos– les hace falta el ABS deconectable para dar el brinco de una buena moto a una moto completa.

De otra parte, el motero tiene en la Yamaha Teneré XT 660 Z un buen equipo de accesorios a su disposición. El tablero de instrumentos digital ofrece velocímetro y odómetro total y dos parciales, a la vez de medidor de combustible (capacidad del tanque, seis galones) y de temperatura del motor. En el marco de la pantalla digital están los testigos luminosos para el Neutro, direccionales, alerta de frenos y, en una versión mejor equipada, el ABS.

Ficha técnica:

Motor: 4 tiempos, 4 válvulas

Cilindrada: 659 c.c.

Potencia: 47 HP a 6.000 rpm

Torque: 58 Nm a 5.500 rpm

Transmisión: manual de cinco velocidades

Precio: 27,8 millones.

Temas relacionados