La importancia de los archivos para construir la verdad del conflicto armado

hace 4 horas

Zapatero adelantó elecciones

El presidente español cede a las peticiones de la oposición y precipita el fin de su mandato.

“El rumbo está claro, por eso ha llegado el momento de señalar un calendario electoral”. Con estas palabras anunció el presidente del gobierno de España, José Luis Rodríguez Zapatero, que adelantará cuatro meses las elecciones generales, para el próximo 20 de noviembre.

El presidente justificó este adelanto electoral en que ya se sentaron las bases para la recuperación, en un contexto económico muy difícil, y señaló el dato mensual de desempleo conocido ayer —la tasa de paro ha bajado cuatro décimas— como uno de los indicadores que reflejan esta mejoría de la economía española.

El líder de la oposición, Mariano Rajoy, aseguró que el adelanto electoral es “una buena noticia”, porque es lo que quería “la mayoría de los españoles”. Según Rajoy, las elecciones serán el “impulso necesario” para salir de la crisis económica, porque en los votos está “el caudal de confianza que necesita España”. Rajoy aspira a la presidencia del gobierno y su intención de voto, según los últimos sondeos del Centro de Investigaciones Sociológicas, supera en 7,1 puntos la de su opositor, el líder del Partido Socialista Obrero Español, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Zapatero argumentó que la fecha de elecciones permitirá al nuevo gobierno estar ya en funcionamiento a finales de año y, por tanto, afrontar el nuevo ejercicio económico desde el 1° de enero. “Si he elegido la fecha es para proyectar certidumbre económica y política”, sostuvo.

El adelanto electoral o agotamiento de la legislatura hasta marzo lleva monopolizando el debate político desde las pasadas elecciones autonómicas y municipales del 22 de mayo, en el que el gobierno sufrió un histórico revés. El PP y Convergencia i Unio (partido catalán) coincidieron en reclamar insistentemente el adelanto electoral mientras el PSOE intentaba evitar la discusión.

La última remodelación del gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, el pasado 11 de julio, no predeterminaba, según el entorno del presidente, su decisión de adelantar las elecciones a finales de noviembre, dicen en La Moncloa. De todas formas, el jefe del Ejecutivo consultó la decisión con el candidato a La Moncloa, Alfredo Pérez Rubalcaba, cuyo equipo estaba trabajando en la perspectiva de marzo, pero listo para el caso de que las elecciones sean antes.