Colombia le ganó a Paraguay y logró puntaje perfecto en la Copa América

Con un equipo alterno, los dirigidos por Carlos Queiroz vencieron 1-0 a Paraguay y se ratificaron en el primer puesto del grupo B con nueve unidades.

AFP

Este domingo, en el duelo entre Colombia y Paraguay, quedó demostrado que Carlos Queiroz está logrando su cometido: sin importar quién juegue el equipo funciona igual. En el Arena Fonte Nova el entrenador portugués alineó un equipo diferente al que le ganó a Argentina en la jornada inaugural y después a Catar.

Y la fórmula le salió, pues más allá de un frenético comienzo del equipo paraguayo, que por poco se va adelante en el marcador en el primer minuto de juego (Álvaro Montero controló la pelota), Colombia no pasó mayores problemas, fue organizada y corrió al ritmo que Edwin Cardona quizo. Y esa es su función, manejar el tiempo, acelerar o detenerse, darle dinamismo al partido como él lo suele hacer.

Con la pelota dominada, Colombia contuvo a una Paraguay que jugó más con las tripas que con la cabeza, y aunque por momentos hubo fricción, choques y encuentros, todo estuvo según lo planeado.

Como el gol de Gustavo Cuéllar, que nació de un desborde de Santiago Arias, de Radamel Falcao García arrastrando la marca (por poco anota un golazo de chilena) para que el volante de Flamengo, que siempre acompaña, tuviera espacio para rematar entre las piernas del portero Roberto Fernández. Primer tanto para el jugador de 26 años con el equipo tricolor.

Ya en la segunda parte, el equipo nacional fue más en la cancha ante un rival que apeló al pelotazo, a jugar como históricamente lo ha sabido hacer. Queiroz, de manera inteligente, empezó a rotar la nómina y le dio ingreso a los que habitualmente son titulares, para que sumaran minutos, para mantener el ritmo de competencia.

Primero fue James Rodríguez, después Duván Zapata y, por último, Wilmar Barrios. De hecho, de los pies del 10 nació el gol de Luis Díaz que fue anulado por una supuesta mano. El cucuteño le pegó con tres dedos, como lo hizo contra Catar, el hombre de Júnior recepcionó la pelota  y la impactó sin dejarla caer para vencer a Fernández.

Pero el central peruano Víctor Cuello, avisado por los jueces del VAR, revisó la jugada y determinó que el tanto era inválido.

Paraguay se salvó del 2-0 y con el reloj en contra atacó, y lo hizo de forma desordenada, por un lado, por el otro, y siempre chocó con los centrales colombianos. Y ese dejar espacios sirvió para que Díaz, con ganas de anotar, corriera por la banda izquierda, desenfrenado, tanto que en una ocasión olvidó por completo que tenía dos compañeros a un lado y desperdició una acción clara.

Ya en el tiempo de reposición, Díaz volvió a acelerar  tras un pase al vacío y, luego de enganchar a su defensor, terminó en el suelo. El juez decretó pena máxima, pero el VAR le notificó que no hubo falta.

Así las cosas, en un partido que tuvo de todo, hasta la participación oportuna del video arbitraje, Colombia, con lo mínimo, derrotó a Paraguay que, por ahora, está eliminado de la Copa América (debe esperar lo que suceda este lunes con el grupo C).