Clasificó a los cuartos de final de la Copa América Brasil 2019

Colombia también sabe sufrir

El equipo tricolor tuvo que esperar 85 minutos para poder abrir el marcador y derrotar 1-0 a Catar, con gol de Duván Zapata. Con el empate 1-1 entre Argentina y Paraguay aseguró el primer lugar del Grupo B y el viernes 28 de junio (6:00 p.m.) enfrentará en Sao Paulo al segundo del C.

A los 85 minutos, tras un perfecto pase de James Rodríguez, Duván Zapata anotó de golpe de cabeza el único tanto colombiano ante Catar.EFE

Fue un partido sufrido para Colombia, un equipo que dominó de principio a fin, pero que tuvo que esperar hasta el minuto 85 para poder anotar el gol del triunfo en el estadio Morumbí de São Paulo. Catar lo hizo duro, se paró bien, le cerró los espacios al equipo tricolor y demostró que su preparación a largo plazo para la Copa del Mundo, en la que será local en 2022, va por buen camino.

El planteamiento de Carlos Queiroz fue correcto, no se guardó nada ni miró con falsa humildad a los asiáticos. Hizo que sus jugadores salieran con una actitud similar a la del triunfo ante Argentina, y eso demuestra que los futbolistas están comprometidos con la causa.

(Así fue el gol de Duván Zapata con el que Colombia venció a Catar)

Curiosamente, en la rueda de prensa previa al partido se habló más de Catar que de Colombia. A tal punto que el técnico Queiroz dijo que si estaba ahí sentado era para hablar de su equipo. Son rápidos, técnicos, ordenados tácticamente y pueden sorprender, respondió entre líneas el entrenador portugués, que los conoce bien por sus años dirigiendo a Irán. Eso sí, avisó que asumiría el reto de la misma forma que contra Argentina.

 

Y su equipo salió con esa vocación ofensiva, con un planteamiento de 4-3-3, con hombres volcados al ataque y en el que se prioriza la tenencia del balón. Sus modificaciones respecto al debut en la Copa América de Brasil 2019 fueron la inclusión de Roger Martínez por el lesionado Luis Fernando Muriel y de Duván Zapata por Radamel Falcao García.

 

Se jugó bien de entrada, se generaron opciones claras de gol y se buscó abrir el campo con los laterales, que siempre recibieron en zona del rival. Roger Martínez fue el más incisivo, el que más claras oportunidades tuvo de anotar. Por su parte, Duván Zapata no tuvo opciones frente al arco en la primera parte, pero pivoteó bien y se juntó con los volantes para intentar generar fútbol.

La primera parte terminó 0-0 y desde el comienzo del segundo tiempo ingresó Santiago Arias, con la idea de que por la banda derecha se tuviera mayor velocidad y contundencia en el ataque. La posesión siguió siendo para Colombia, que por momentos perdió la paciencia y comenzó a lanzar pelotazos.

James se vio mucho más activo que en el juego anterior. Intentó tocar con todos, puso a jugar al equipo y cuando más se le necesitó, apareció con su liderazgo para motivar a la fría afición colombiana, que llegó masivamente al estadio. Aunque hubo muchísimas más camisetas amarillas que de Catar en las tribunas, por momentos se oían más los cánticos de los asiáticos. Pero cada vez que James fue a cobrar un tiro de esquina levantó sus brazos y animó a un público que le compró la idea.

(Los números que dejó la victoria de Colombia sobre Catar)

Se rompió el mito de que Falcao y Duván no podían jugar juntos. Queiroz metió al Tigre por Juan Guillermo Cuadrado y con los dos en cancha se logró el triunfo. En un principio el vallecaucano jugó como extremo y Falcao de 9, pero cuando salió Roger Martínez por Luis Díaz, en los últimos minutos, los dos nueves terminaron en el área rival.

Luego de intentar, insistir y llegar de todas las formas posibles. Al minuto 85, cuando parecía que Catar hacía el negocio, llegó el gol de Duván. James lanzó un centro desde el sector derecho, y de cabeza el artillero del Atalanta italiano puso el 1-0. Fue un pase a la cabeza, un lanzamiento con tres dedos preciso, de esos que el 10 sabe hacer bien. Lo celebró como un gol, con puño apretado y luego sí corrió a abrazar al anotador. Zapata anotó su segundo tanto en esta Copa y el tercero de manera consecutiva con la tricolor, pues también había celebrado en el amistoso ante Perú, antes del inicio de este certamen.

James Rodríguez: “Falta mucho para lo que queremos”

Colombia ilusiona, pero no se conforma. De hecho, casi ni celebró la clasificación a la siguiente ronda de este torneo y el primer lugar del grupo, tras el empate 1-1 entre Argentina y Paraguay. Los 23 mil espectadores en el estadio Morumbí, en su mayoría colombianos, festejaron en las tribunas y luego en las calles alrededor del escenario.

Los jugadores prefieren la prudencia, saben que no han ganado nada y que hay que ir con los pies en la tierra y los ojos en el cielo, haciendo una buena preparación y un trabajo consciente.

 

Luis Fernando Muriel viajará hoy a Sevilla para comenzar su recuperación de la lesión de rodilla que sufrió ante Argentina. Y los 22 convocados, más Johan Carbonero, jugador sub-20 acompañante, estarán llegando hoy a Salvador de Bahía para preparar el partido del próximo domingo ante Paraguay, en el Arena Fonte Nova, en donde habrá muchas novedades en la titular.

Porque Colombia puede darse el lujo de rotar la nómina. Con seis puntos avanzará como primero del Grupo A y jugará en cuartos de final en el estadio Arena Corinthians de São Paulo ante el segundo del Grupo C, integrado por Uruguay, Chile, Ecuador y Japón.

“Hay que rotar los jugadores”

En la conferencia de prensa posterior al partido, el técnico Queiroz, con su habitual calma y amabilidad, admitió que “el destino es sufrir cuando no marcas un gol temprano. No me sorprende lo de Catar, porque es un equipo bien planteado y que estaba cerradísimo. Así siempre vas a sufrir, y sufrimos porque no tuvimos la capacidad de hacer un gol más temprano”.

Agregó que “fueron 90 minutos de concentración de ellos y es un mérito muy grande. No fue un regalo, por eso también fue un gran trabajo y un mérito de los jugadores colombianos”.

Finalmente explicó que “ahora hay que hacer cuentas del cansancio de los jugadores. Tuvimos dos partidos muy difíciles y tenemos golpeados, fatigados. Después vamos a tomar decisiones. Mi clara intención es la de hacer rotar a los jugadores porque todos tienen méritos para estar aquí. Estamos intentando construir una identidad al equipo, pero por el desgaste hay que rotar”.

 
 

 

También le puede interesar: "La Copa América que Colombia ganó en medio de la guerra"

 

 

 

 

 

866878

2019-06-19T22:10:24-05:00

article

2019-06-20T17:04:53-05:00

[email protected]

copa-america-2019

Luis Guillermo Montenegro / Enviado Especial a Sao Paulo

Fútbol Internacional

Colombia también sabe sufrir

29

8593

8622