Colombia vs. Catar (miércoles, 4:30 p.m., por el Gol Caracol)

Este es el otro equipo de Carlos Queiroz

Más allá de los 23 futbolistas convocados para disputar la Copa América de Brasil 2019, estas son las 20 personas que están al servicio del entrenador y de los jugadores.

AFP

En la parte alta de la tribuna occidental del estadio Arena Fonte Nova de Salvador de Bahía, durante el partido entre Colombia y Argentina, había cuatro hombres vestidos con camiseta roja, pantalón azul oscuro y tenis grises. Todos estaban uniformados con la indumentaria que entregó Adidas a los miembros del cuerpo técnico de Carlos Queiroz para la Copa América de Brasil 2019. Eran Iván Cárdenas, Joao Peixeiro, Sebastiao Macias y Diego Giacchino. Llegaron a sus puestos aproximadamente 20 minutos antes del comienzo del juego, instalaron tres cámaras: dos dedicadas exclusivamente a grabar todo lo que ocurría en las áreas y la otra haciendo seguimiento a la zona en la que estaba la pelota.

Luego de que terminaron los himnos y ya estaba a punto de empezar el juego, se abrazaron deseándose suerte, como si fueran ellos a disputar el partido. Alguien desde el banco técnico los volteó a mirar y les mostró el pulgar arriba de la mano derecha, a lo que los cuatro respondieron de la misma manera. Luego hubo júbilo y alegría en cada gol, y cuando se terminó el compromiso, con triunfo 2-0, los cuatro se dieron un abrazo y felicitaron desde lo alto a quienes los miraban desde la cancha.

Diego, Sebastiao y Joao (técnicos de rendimiento deportivo) fueron los primeros en bajar al camerino a verse con sus compañeros y jugadores. Mientras que Iván (analista de video) se quedó desmontando las cámaras y bajó unos minutos después.

Todo lo que ellos percibieron y grabaron de ese partido se transformó en un informe técnico que vieron Carlos Queiroz y sus asistentes después para analizar lo que se hizo bien y mal tras su debut oficial con la selección de Colombia. Y este es solo un ejemplo de una de las funciones que hay detrás de un equipo más allá de los que juegan. Este deporte ha ido evolucionando y no se pueden descuidar detalles, por eso en esta Copa América hay un grupo técnico casi igual de grande que el de jugadores. Contando a Queiroz y sus ayudantes, además del cuerpo médico, los utileros, el chef y los oficiales de prensa, hay 21 personas al servicio de los 23 futbolistas.

Este modelo de trabajo con cuerpos técnicos numerosos lo trajo a la selección de Colombia el argentino José Pékerman. Él fue el primero que les hizo entender a los dirigentes de la Federación de Fútbol que en la élite esto era necesario. Sus antecesores no contaron con tanta gente a su disposición y en un principio ese pedido parecía exagerado, pero los buenos resultados deportivos fueron los que hicieron que sus exigencias se respetaran e incluso que a lo largo de su proceso como DT pudiera agregar ayudantes, como lo hizo con Esteban Cambiasso en el Mundial de Rusia 2018, por ejemplo.

Así que para Queiroz quedó esa puerta abierta y por eso no se opusieron a sus exigencias. Él llegó con seis hombres de confianza y completó su equipo con Arturo Reyes, técnico de la selección sub-20, y los colombianos que venían haciendo el trabajo en el proceso de Pékerman. Los únicos que salieron fueron el gerente deportivo Alonso Amorocho y el médico Carlos Ulloa. En reemplazo de ellos llegaron Iván Novella (gerente) y Mauricio Serrato (médico). Además, se unieron para apoyar en este torneo en Brasil Daniel Amaya (seguridad y logística) y Juan Pablo Schwitzer (prensa).

En orden jerárquico, el segundo del DT portugués es Oceano Da Cruz, un exjugador de 56 años que nació en Cabo Verde, jugó en Sporting de Lisboa de Portugal y la Real Sociedad de España. Hizo el curso de técnico de la UEFA PRO y debutó como DT en la selección portuguesa sub-21. Comenzó a ser asistente de Queiroz en la selección mayor de Portugal que jugó el Mundial de Sudáfrica, luego dirigió algunos clubes lusos, pero en 2014 regresó a ser la mano derecha del hoy entrenador nacional.

El segundo asistente del equipo tricolor es Arturo Reyes, técnico del seleccionado sub-20 y quien ha sido el hombre clave en el empalme de Queiroz con este equipo. Luego de estar encargado unos meses tras la salida de Pékerman, asumió este nuevo papel y está disfrutando de esta oportunidad de aprender de un experimentado como el portugués.

Hugo Pereira es otro asistente y hombre de entera confianza del DT. Jugó en las inferiores del Benfica y, tras darse cuenta de que no le daba el nivel para llegar a ser profesional, decidió prepararse para ser entrenador y consiguió el diploma de UEFA PRO. Conoció a Queiroz en el Manchester United y luego hizo su carrera como DT de categorías juveniles en Noruega.

El preparador de arqueros es Eduardo Niño, quien ocupa este cargo desde 2007. Como arquero hizo parte de Independiente Santa Fe, Millonarios, América y Botafogo de Brasil. Con la selección jugó entre 1989 y 1991. Cuando no está con el equipo tricolor, también es entrenador de arqueros del Deportivo Cali.

El argentino Diego Giacchino y el portugués Sebastiao Macias son los técnicos de rendimiento deportivo. Su función es evaluar el estado físico de cada uno de los futbolistas, trabajar en la recuperación después de los juegos y planificar sesiones de entrenamiento con el DT. Ambos son de la confianza de Queiroz y lo acompañaron en su última etapa como seleccionador de Irán.

Iván Cárdenas es uno de los que siguió del proceso anterior. Su función es grabar en video las sesiones de entrenamiento y los partidos para que después el cuerpo técnico pueda hacer un análisis detallado de los movimientos de los jugadores.

El cuerpo médico está integrado por Mauricio Serrato y Gustavo Pineda, quien también venía siendo parte del equipo. Los fisioterapeutas son Carlos Entrena y el portugués Micael Moreira. El kinesiólogo es José Rendón y el gerente deportivo, encargado de la logística de todas las concentraciones, traslados a hoteles y viajes, es Iván Novella, quien también es el director de desarrollo de la Federación Colombiana de Fútbol.

El jefe de comunicaciones es Juan Raúl Mejía y su mano derecha en este torneo es Juan Pablo Schwitzer, encargado de ser el puente entre jugadores y la prensa. El oficial de seguridad y logística es Daniel Amaya, mientras que el chef es el barranquillero Carlos García, quien viene desde la era Pékerman.

Desde niños, William Torres y Héctor Fabio Abadía (utileros) quisieron ser futbolistas, triunfar en las canchas y llegar a jugar en la selección colombiana de fútbol. El primero estuvo lejos de ser profesional, mientras que el segundo jugó en las divisiones menores de la escuela Sarmiento Lora de Cali, pero el talento no le dio para trascender. Sin embargo, muchos años después ambos podrían cumplir el sueño de compartir con los mejores futbolistas del país. Ahora no fallan a ninguna convocatoria. De los dos, fue Amaral —como le dicen a Héctor Fabio, por su parecido con el defensor brasileño de la década del 70— el primero en llegar como utilero al equipo de mayores. Lo hizo en 2001, cuando Luis Augusto García era el entrenador. Por su parte, Willy se unió al equipo nacional siete años más tarde, cuando el técnico era Eduardo Lara.

Su función, más allá de ser los encargados de que los jugadores tengan en los entrenamientos y partidos todos los implementos necesarios, es ser siempre un apoyo moral. Ambos se han hecho muy amigos de los referentes del plantel y en varias oportunidades han viajado invitados a Europa para acompañarlos en los momentos complicados. Amaral, por ejemplo, es muy amigo de James, quien cuando ha sido operado lo ha invitado simplemente para que le haga compañía y le ayude en las cosas logísticas de la casa. También son los de la música, los que saben qué les gusta oír a los jugadores antes y después de los partidos. En poco tiempo de trabajo con Queiroz se han ganado su confianza, tienen una alegría similar a la del DT y un humor que se ha complementado bien.

Queiroz y 20 más. Así es el equipo detrás del equipo en esta Copa América, un torneo que comenzó bien para Colombia y con el que los 43 miembros de la delegación nacional en tierras brasileñas sueñan con ganar. Claro que todos saben que esto es partido a partido, paso a paso. Este miércoles vendrá Catar.

 
 

También le puede interesar: "La Copa América que Colombia ganó en medio de la guerra"