Este martes enfrenta a Argentina en semifinales

En Brasil no creen en su selección

El equipo de Tité no convence a los brasileños. Dicen que el único jugador diferente que tienen es Neymar, quien no está en esta Copa América. Para ellos, el “jogo bonito” es cosa del pasado.

La gente se reúne en las playas de Río de Janeiro a jugar fútbol.AFP

En Brasil, por estos días solo se oyen críticas. La gente está inconforme con todo, con lo que son y especialmente con el gobierno del presidente Jair Bolsonaro, que completó este lunes sus primeros seis meses y que tiene una desaprobación cercana al 60 %. Sus políticas para la educación lo han llevado a enfrascarse en una eterna discusión con estudiantes y sindicatos de profesores.

El sábado salieron a marchar por la avenida Oceánica, vía que está al borde de la playa de Copacabana, en Río de Janeiro, más de 300.000 personas, quienes se manifestaron en contra de los recortes en la educación y la reforma del sistema de pensiones. Esa ira y ese disgusto con Brasil se han trasladado al fútbol. Ya ni siquiera el balón es símbolo de unidad. Dicen que la pelota es lo más importante de lo menos importante, pero la situación es tan crítica que el ambiente de la Copa América es mínimo.

Las entradas son muy costosas y por eso a la hinchada local le ha parecido más atractivo seguir a la distancia el Mundial Femenino, que se disputa en Francia, a pesar de que Brasil ya quedó fuera de competencia. Además, a los que sí son futboleros, el equipo de Tité no los enamora, dicen que ya no hay jogo bonito ni cracks como los de antes.

“El fútbol ha cambiado mucho. Los jugadores se van muy jóvenes a Europa sin haber mostrado su calidad acá y no terminan de consolidarse”, dice Renato, un carioca que vende balones en Copacabana. Tiene 63 años y lleva 40 ganándose la vida en este lugar. Para él, el fútbol es su vida. Es hincha del Flamengo y se declara admirador de Ronaldinho Gaucho, el último crack que según él vistió la camiseta de la selección de Brasil. “Este equipo de Tité tiene buenos jugadores, pero estamos muy lejos del nivel de antes. Es que no volvimos a ver un Pelé, un Garrincha, un Romario o un Rivaldo. Mucho menos a un Ronaldo, el Fenómeno, y a un Ronaldinho. Somos un equipo común”, asegura.

Encuentre aquí todo lo que necesita saber de la Copa América de Brasil

Esa misma idea se oye de forma repetida entre los futboleros de Brasil. Este es el país del fútbol, en el que todo rueda al ritmo la pelota y en el que en cualquier ciudad, en lugares remotos, se puede ver a la gente pateando un balón. Este es el máximo exportador de jugadores del mundo, pero desde 2007, cuando se ganó la Copa América de Venezuela, no ha vuelto a celebrar nada. En cuanto a Mundiales, el último que obtuvo fue el de Corea y Japón 2002, con un equipo integrado por Cafú, Ronaldo, Rivaldo y Ronaldinho, entre otros, referentes incomparables con los jugadores de la nómina actual.

El golpe más duro que ha recibido la selección brasileña a lo largo de su historia, incluso más que el famoso Maracanazo de 1950 frente a Uruguay, fue la goleada 7-1 por Alemania en el Mundial de 2014. Y de esa noche en el estadio Mineirao de Belo Horizonte no se han podido reponer muchos locales. “Ese día murió el fútbol. Fue una vergüenza. Cómo no recordarlo”, dice Ana, una mujer de 30 años que pasa unos días de descanso en Río de Janeiro, pero vive en São Paulo. Cuenta que el 8 de julio de 2014 estuvo en las tribunas del estadio y después de cinco años todavía no entiende lo que ocurrió: “Teníamos mucha ilusión con ganar en casa, pero la verdad es que no había equipo”.

El reto de cada técnico que llega a la selección de Brasil es ganar. Este es un país acostumbrado a eso en todos los deportes. Desde Pelé, uno de los mejores futbolistas de todos los tiempos, hasta Gustavo Kurten, quien llegó a ser número uno del mundo en tenis, o Ayrton Senna, uno de los grandes pilotos de la historia de la Fórmula Uno, han llevado a que el brasileño se vuelva exigente.

Le puede interesar: Conmebol confirmó que la final de la Copa América 2020 se jugará en Colombia

Tité ha hecho una buena gestión, clasificó al Mundial de Rusia 2018 sin problemas, pero su campaña en la Copa del Mundo fue mala y en esta Copa América su equipo no ha convencido a nadie. “Sufrimos ante Bolivia, le ganamos bien a Perú, pero no lo pudimos hacer ante Venezuela y Paraguay. Eso no es Brasil”, dice Nenen, uno de los máximos exponentes de fútbol playa en Brasil, ganador de nueve títulos del mundo y amante del fútbol tradicional, hincha a morir de Botafogo. “Creo que Neymar le hace mucha falta a esta selección. Respeto a los jugadores que están en la Copa, pero él era el único diferente. Ahora dependemos de lo que se imagine Dani Alves, un lateral. Eso no es Brasil”, dice en tono vehemente.

En Copacabana pareciera que llovieran balones y es porque mucha gente está jugando a no dejar caer la pelota al piso y a la distancia solo se ve cómo suben y bajan esféricos de todos los colores. El fútbol está siempre, la pelota no puede estar quieta. “Se ve mejor fútbol acá”, dice con humor João, quien viene tres veces por semana a entrenar en estas playas. “Juego fútbol en césped, pero lo que uno aprende en la playa es único”, explica. Según él, “el jogo bonito en Brasil solo se ve acá. Todo es diferente, los técnicos quieren a otro tipo de jugadores y por eso ha cambiado tanto el estilo de nuestros futbolistas. Nos hacen falta cracks”, sentencia.

Para el juego de este martes contra Argentina, en el estadio Mineirão de Belo Horizonte (7:30 p.m., por el Gol Caracol), no hay muchas expectativas. Aunque por primera vez se espera un estadio lleno (ya no hay boletas disponibles), la presencia de Lionel Messi en el equipo rival asusta. “Ellos tampoco han demostrado un buen nivel. Creo que estamos parejos, pero la diferencia es que tienen a un tal Lionel Messi”, agrega Nenen.

El equipo que gane esta noche asegura un cupo en la final de la Copa América, que se disputará el próximo domingo aquí, en el estadio Maracaná de Río de Janeiro. El rival saldrá de entre Chile y Perú, que se enfrentarán este miércoles en Porto Alegre.

@Luisguimonte

868749

2019-07-02T18:11:33-05:00

article

2019-07-02T18:48:42-05:00

[email protected]

copa-america-2019

Luis Guillermo Montenegro /Enviado Especial a Río de Janeiro

Fútbol Internacional

En Brasil no creen en su selección

35

6642

6677