Norberto Alonso: “Hay muchas cosas en el fútbol que se fueron enseñando entre el potrero y los maestros”

En una extensa charla futbolera el histórico exjugador argentino da su punto de vista acerca del proceso de reestructuración en la selección de Argentina ad portas de jugarse la Copa América. También habla sobre Colombia, River Plate y mucho más.

Norberto 'Beto' Alonso, en el estadio Monumental.
Norberto 'Beto' Alonso, en el estadio Monumental.Cortesía Prensa CARP

En los corredores del estadio Monumental de Núñez, aparte de exhibir múltiples trofeos nacionales e internacionales, presumen -y con mucho orgullo-  que vieron jugar al ‘Pelé Blanco’. Pero no Dragoslav Sekularac, Tostao o Zico. Sino Norberto Osvaldo Alonso, mejor conocido como ‘El Beto’. No por nada Didí, quien fuera compañero del mismo Pelé en los mundiales de 1958 y 1962 y que dirigió a River Plate entre 1970 y 1972, lo apodó así cuando lo vio por primera vez jugando en la sexta división de River.

"Vení que vas a ver jugar al ‘Pelé Blanco", le dijo el brasileño a Ángel González, periodista de la Revista River.

–¿Es para tanto?- Le respondió.

Esa tarde Alonso se jugó un autentico partidazo y al otro día, González fue a donde 'El Beto' a hacerle una entrevista y le dijo: “Sí que tenía razón el maestro Didí ¡Eh!”.

Ahí se originó su apodo y no en aquella tarde de 1972 cuando River goleó 7-2 a Independiente de Avellaneda en el Monumental. Alonso emuló la fantástica jugada de Pelé ante Uruguay en el mundial de México 1970, con la diferencia que Alonso sí logró anotar. Aquella jugada del 'Beto' fue recordada por los siglos de los siglos como el gol que Pelé no pudo hacer.

Ya que no hay registro audiovisual de ese gol y tomando como referencia dicha jugada de ‘O’Rei’, vamos a relatarlo. Mientras la defensa de Independiente jugaba al fuera de lugar, Jorge Dominichi aprovecha y tira un pase entre líneas para que el 'Beto' llegue habilitado y entrando por la media luna del área, así, con mirada retadora cual toro en corrida a su verdugo, mirara fijamente a ‘Pepé’ Santoro, arquero rival. Con una habilidad propia de los destinados a ser grandes en este deporte, abrió sus piernas para dejar pasar el balón y que el cuidapalos pasara de largo. Alonso corrió por detrás de ‘Pepé’ siguiendo la trayectoria del balón y terminó su faena mandando la pelota al fondo de la red. ¡Pepinazo!

Pero ese es su logro menos laureado de todos. En 1978 hizo parte de la selección de Argentina que ganó el mundial en el mismo país. Su inclusión derivó en la no convocatoria del entonces joven de 17 años Diego Armando Maradona. Cesar Luis Menotti, entrenador de aquel equipo, afirmó que Maradona era muy joven para ir a un Mundial. Más tarde, ‘Beto’ confesó que fue una decisión del Gobierno argentino y no del entrenador. Esa declaración lo dejó afuera del Mundial de 1982.

Los títulos continuaron. En 1986 fue la estrella que llevó a River Plate a conseguir su primera Copa Libertadores. En ese mismo año, en la final de la Copa Intercontinental frente a Steaua de Bucarest, volvió a cometer una genialidad al cobrar una falta rápida, avivándose de los jugadores rivales. Asistiendo así a Antonio Alzamendi para que anotara el gol que le valiera el único título mundial que posee River.

Aparte de los tres ya mencionados, son siete los títulos que tiene Norberto Alonso en su palmares. Todos en torneos de primera división. Todos con su amado River Plate. Además, es el quinto máximo anotador del club de la banda cruzada con 158 goles en 379 partidos.

Al 'Beto' Alonso  no le fue suficiente portar la camiseta número ‘10’ por muchos años. Ahora ese número lo lleva tatuado en el alma y sobre todo en el corazón. De una familia muy humilde, empezó a trabajar a los ocho años como caddie de golf para llevar unos ‘mangos’ (dinero) a su casa y así poder comer. Llegó al fútbol gracias al entrenamiento de su padre, quien lo hizo zurdo… ¡Si! ¡El Beto es diestro! Sólo que su padre le decía que los mejores futbolistas eran zurdos, entonces él lo hacia pararse sobre la derecha y patear con la izquierda.

El ejemplo de sus padres no sólo fue para ser un futbolista de élite, sino una persona de un carisma envidiable. Esa es la esencia del 'Beto' Alonso “Me he ganado el cariño de la gente porque me considero un tipo que me he educado de una manera y eso lo agradezco a mis padres. La educación que me dieron la sigo llevando y lo haré hasta la eternidad”.

Para muchos controversial por sus declaraciones, para él, sincero. Nunca se calla nada y siempre dice lo que piensa. Eso le ha costado peleas con diferentes personalidades, entre ellos, Menotti, Daniel Pasarella y el mismo Alfredo Di Stefano. Precisamente por  un enfrentamiento con este último, Alonso salió de River con rumbo a Vélez Sarsfield, en 1982.

Lo que pocos saben es que el 'Beto, jugando para el club de Liniers, fue el autor del primer gol no celebrado en el fútbol argentino. O eso dicen los historiadores. Fue en 1981. El arquero era Ubaldo ´Matildo ‘El Pato’ Fillol. ¿El rival? Bueno… ya se imaginarán por qué no lo celebró.

Se fue de River Plate en dos ocasiones. Primero en 1976 al Olympique de Marsella francés. Después el ya mencionado paso a Vélez. Siempre volvió. Su amor por el millonario iba primero que todo en el mundo. Cuando estaba en Vélez, el presidente de Boca le ofreció una cantidad de dinero exuberante para jugar en el ‘xeneize’ pero 'Beto' no se traicionó. “Sí me pongo la camiseta de Boca, me traiciono a mí y a la gente de River” le dijo al presidente.

Maradona lo pone entre los mejores jugadores con los que compartió una cancha. Muchos lo califican como el mejor ‘10’ argentino de la historia. Junto a Diego, claro. Si va a Buenos Aires y le pregunta al taxista canoso de unos 70 años, cuál es el mejor jugador de River Plate en su historia, seguro le va a decir : “Norberto Alonso”. Y eso que escoger entre tantos magos que vistieron el manto sagrado no es cualquier cosa. “La verdad que le agradezco siempre al de arriba  porque me dio un don para jugar al fútbol y bueno, me tocó a mí”.

No le tembló nunca la mano para tomar decisiones y no se retracta de haberlas tomado. La más difícil, su retiro, ni siquiera le costó porque según él, lo hizo porque ya había cumplido todo. Pero el mundo se le vino abajo cuando aquel 13 de junio de 1987, en el Estadio Monumental lo recibieron 80 mil personas para ver la última función del ‘Pelé blanco’. Esa ha sido la única vez que le temblaron las piernas jugando al fútbol. “Yo no jugaba por los dólares, lo hacía por el cariño de la gente” ¡Frase de recontracrack! Y sobre todo para recordar en estos tiempos.

¿Cómo ve el presente de la selección de Argentina?

Hablar de la selección es un poco precipitado porque no sabemos si bien o mal. La Copa arranca el 14 de Junio. Vamos a ver cómo arranca este grupo de jugadores. Hay una serie de dudas que no se puede prácticamente hablar. El tema de la selección por ahora está bastante complicado.

¿El técnico Lionel Scaloni es el idóneo para hacerse cargo de este plantel en esta situación?

Para mí no, lo digo yo. En mi opinión no tenemos técnico. Desde nosotros (su generación), la selección no sale campeón, las únicas Copas del Mundo que tenemos son las del 1978 y 1986 y ya pasaron muchos años. Scaloni es muy joven para esto y con la camiseta de la selección, la verdad, ni siquiera lo vi jugar.

¿La renovación en la selección es fundamental?

¡Si! Pero hay que elegir bien y hay que tener un proyecto. Si no tenés un proyecto, siempre vamos a estar en lo mismo ¿Sí no tienen proyectos ni los políticos? (risas). ¡Imagináte lo que es el tema de la selección nacional! Hay que armar un proyecto,  tenés que ir haciendo convocatorias de repente con jugadores del fútbol local, según su posición y en orden. Entonces, primero convocás dos días a  los defensores. Otro día a los mediocampistas. Luego juntas a estos dos grupos y por último convocás a los delanteros. Hacer primero un equipo base en Argentina y después tenés que viajar a ver quién es el que mejor anda en Europa. Según el momento que esté pasando allá, lo metes en el grupo local. Pero no veo un proyecto con una línea definida.

¿Han sido malas las convocatorias?

Vos tenés que convocar de Europa a los que mejor momento estén pasando e irlos insertando al equipo que debes armar del fútbol local. El técnico es el que más trabajo tiene acá porque no tiene a todos los jugadores juntos. Por eso fuimos campeones nosotros en el 78 y en el 86, porque todos jugábamos acá en la Argentina. Entonces para el técnico así era más fácil trabajar.

¿Por qué teniendo tan buenos jugadores, no se ha podido conformar un equipo ganador que gire en torno a Messi?

Mirá, para formar un equipo ganador, también debes tener líderes ganadores. Messi es el mejor jugador y todo lo que quieran, pero no se puede jugar sólo con él. No todas las pelotas tienen que pasar por Messi. Vos también tienes que buscar al jugador con cierto liderazgo y pasársela a él si a Messi lo están marcando. Si yo soy compañero de Leo y lo están marcado, tengo que hacer la jugada yo ¿Por qué se la tengo que dar a Messi? Creo que él es un semáforo para los jugadores argentinos. Si el semáforo está con la luz roja, no le tienes que dar la pelota. 

Después del mundial de Rusia 2018 usted hizo duras declaraciones sobre Messi y su desempeño con la selección  ¿Cree que le han dado mucho poder a Messi?

Yo habré dicho lo que me parecía a mí. Yo no me la voy a agarrar con un solo jugador porque uno solo no te gana un campeonato. Puede ser importante, sí. Pero ahí tenés que ver qué hacen los otros jugadores, por eso te hablaba ahorita de liderazgo. Yo no sé si Messi es el líder, puede serlo futbolísticamente, pero no es un líder de vestuario.

¿Es primordial que Messi continué para la reestructuración de la selección?

¿Tiene ganas? Primero hay que preguntarle si las tiene o no. Hay que convencerlo si quiere venir. También hay que ver si está pasando por el mejor momento. Si no, ya se debe ir armando una selección sin Messi.

¿Qué le falta a esta generación de la Argentina que si tenían ustedes (década 70 y 80) para ser exitosos si tienen al mejor del mundo?

Los potreros como te dije antes. Son fundamentales. Y sí Messi está bien, si tiene las ganas de jugar en la Argentina, lógicamente que lo convocaría. Tienes que hablar y ser claro y que el jugador lo sea también con vos.

Usted ha sido crítico de los dirigentes del fútbol como por ejemplo con Pasarella en River  ¿Qué opinión le merece la gestión de Tapia?

Todavía no se ve la gestión. Todos estamos esperando que tenga lo mismo que tenía (Julio) Grondona. Lo que pasa es que es muy difícil tener como antecesor a Grondona que lastimosamente se nos fue. Él estuvo 35 años en la cabeza de la AFA y con una inteligencia tremenda. Escucháme, Grondona no sabía hablar inglés y era el capo de la FIFA (risas). Entonces algo tenía que tener Julio. Ahora, Tapia tendrá que aprender de lo que hacía Julio y tener dos personas iguales es muy difícil ¿No?.

¿La llegada de Menotti puede enderezar el camino?

Por lo menos tiene experiencia de lo que es la selección de Argentina y obviamente muchísima más en el fútbol. Yo creo que los años que uno tiene y esas cosas, te ayudan bastante. Yo hago una comparación con los japoneses, porque ellos son sabios después de unos cincuenta años de educación y luego ese aprendizaje lo explotan. Acá en Argentina debe pasar lo mismo. Que los chicos conozcan a los tipos de 60 años, que son los verdaderos maestros, es lo que está faltando integrar al fútbol, pero sucede todo lo contrario, los están apartando. En la época nuestra teníamos esos maestros que te iban enseñando a cabecear, a abrir los ojos, a correr y llevar al contrario para dónde quieres. Hay muchas cosas en el fútbol que se fueron enseñando entre el potrero y los maestros.

¿Argentina se ve beneficiada con el grupo que tiene para la Copa?

El problema no es contra quién jugás, el problema es cómo jugás. No veo armada a la selección y así es difícil dar un pronóstico de cómo va a salir. Yo personalmente, no veo el vaso lleno, veo un vaso que está por llenar. La verdad no veo favorita a la Argentina.

Y por lo mostrado en los recientes amistosos ¿Cómo cree que puede jugar la selección argentina?

¿Contra quién jugamos en los amistosos? Es que ni ahí lo hicimos bien, me parece. Perdimos con Venezuela que por lo menos se le vio armadita . Luego le ganamos a Marruecos y ¿Te parece Marruecos un rival dentro del nivel para jugar una Copa América? Yo creo que no. Entonces si elijes jugar contra esos equipos, luego te vas a encontrar con una realidad, que es jugar contra Brasil, Chile, Colombia y después se te hace difícil.

¿Cuál es la peor selección de Argentina que usted ha visto?

La del Mundial de Alemania 1974, que sacaron como entrenador a Omar Sívori y ponen en el cargo al Polaco (Vladislao Cap), a Víctor Rodríguez y a José Varacka. Esa fue la peor.

¿Qué opinión le merece la selección de Colombia de cara al certamen continental?

He visto muy buenos jugadores de Colombia y muchos están aquí en Argentina. Lo que pasa es que no vi sus últimos partidos. Pero es cuestión de ver un par de partidos para darse cuenta cómo va a jugar.

Aunque le comento que aquí gran parte de la prensa ha manifestado que es una Sslección de Colombia que se parece a la de José Pékerman en cuanto a su estilo de juego.

¡Ves! Eso es un proyecto. Cuando se va un técnico y traen a otro con la misma filosofía de juego, le facilita a Queiroz poder escuchar y tomar lo que les dejó Pékerman a los jugadores y así será más fácil ensamblar un equipo.

¿Pierde Colombia con la lesión de Quintero?

Si, Quintero tiene una muy buena pegada. Lastimosamente sufrió esta lesión que cuando te dejan fuera de un campeonato tan importante te agarra mucha tristeza. Ahora James es el ‘10’, pero también tienen a Cardona, que realmente no sé qué pasa con él. Es un gran jugador que en Boca de repente no jugaba. Es de los últimos ‘10’, junto con James, que a mí me gustan mucho porque te hacen jugar. Cardona en Boca tenía al lado a Pavón y a Tévez. Entonces yo con los técnicos digo o que uno no sabe lo qué pasa de puertas para dentro o tienen un capricho con algunos y los dejan de lado.

La verdad que uno se sorprende y se pregunta por qué Guillermo Barros Schelotto lo dejó fuera de ambas finales de Copa con River

¡Nooo… Una cosa de locos! Yo digo, mejor para nosotros (River) ¡Ja! Por eso te digo, cada técnico tiene un librito o no sé. Era muy evidente que Cardona era el ‘10’ de Boca. Pero hay cosas que nos favorecieron a nosotros (risas). Inclusive en esos partidos se originaron cuatro faltas cerca del área y si hubiese estado Cardona, no sé qué hubiese pasado. Aparte de la pegada de tiros libres, habilita muy bien porque tiene un gran panorama de juego.

En Colombia se habla mucho que ésta camada de jugadores tiene calidad para ganar un título  ¿Usted uqué cree?

¡Si! Yo creo que Argentina y Colombia desde los años 50, cuando fue el éxodo de jugadores de acá hacía el fútbol colombiano, se mancomunaron en cuanto al juego. Tienen la misma pasión y forma de jugar. Vos te das cuenta que países como Brasil, Argentina, Colombia y ahora Venezuela, juegan tan similar que pareciera estuviéramos en un mismo país.

Juan Fernando Quintero es un jugador distinto desde que se dio a conocer pero se ha hablado que su fracaso en Europa se debe a que su posición (‘10’ clásico) no es utilizada en ese fútbol,usted que es uno de los mejores argentinos en esta posición ¿Qué cree que puede evolucionar Quintero para triunfar en Europa?

Mirá, yo creo que primero hay que tener el carácter cuando hablás con el técnico –y ya lo tenés que ver en la práctica– de decirle en qué posición puedes jugar. Yo creo que Quintero no necesita quedarse estacionado en un solo lugar. Puede jugar por derecha porque se va para el medio y agarra su perfil para pegarle al arco. Puede jugar sobre el lado izquierdo porque te puede meter un pase gol. Eso lo tenés que decidir vos. Con mucho respeto tenés que hablar con el técnico y decirle: “Mirá, mi posición la voy a elegir yo porque me voy a mover y como me van a marcar, no puedo estar estático. Entonces como voy a tener marca permanente, tengo que agarrar al que me marca a mí y llevarlo arriba de otro jugador, así me llevo dos marcas y puede jugar mi compañero”.

Por su gol en Madrid ¿Considera a Juanfer un ídolo para River?

¡¿Ídolo el muchacho?!¡Noo! Apenas está hace un año y ya se le dice ídolo¡Por favaaar!. Esta es de las cosas que la gente tiene que aprender. Ídolo ¡Ja! (Risas). Primero tenés que marcar un montón de goles y ganar un campeonato. Acá se confunden, jugás tres partidos y te dicen ídolo, pero… ¿Ídolo de qué? ¿Sabés cuántos goles como el de la final en Madrid tiene que hacer para ser ídolo en River…?

Para muchos, sobre todo hinchas de Boca, a este River de Gallardo le falta superar lo hecho por el Boca de Bianchi a inicios de siglo ¿Usted ésta de acuerdo con esto?¿Cree que River lo puede lograr?

Como técnico, sí. Toca ver los jugadores. Ahorita se fue Maidana que era parte de la columna vertebral del equipo y así es difícil. Vos salís campeón del mundo si tienes a un equipo en perfectas condiciones para llegar a una final.

¿Gallardo debeir a la selección o quedarse en River?

¡Noo! Creo que en River está haciendo un muy buen trabajo y eso no lo estoy descubriendo yo. Si me preguntás a mí, lo prefiero en River en lugar de la selección, aunque tiene con qué para dirigir cualquier equipo de camiseta pesada.

¿Cuál es el plus que te da Gallardo para conseguir tanto éxito tan rápidamente?

Creo que habla muy bien en el vestuario. Tiene convencido al jugador que pone y al que saca, porque nadie se reprocha cuando lo sacan. Los jugadores están convencidos que lo que hace el técnico, lo hace bien. La dirigencia también tiene mucha importancia en este proceso.

¿La final de Madrid borra la huella del descenso?

Yo no me acuerdo de haber vivido el descenso.

¿Le hubiera gustado jugar la final contra Boca?

¡Es que la jugué… de corazón! (risas). Estaba muy confiado en que lo ganábamos. Esto es un ciclo. Mirá, Boca tuvo su etapa con Bianchi en la que ganaba todo, ahora nos toca a nosotros. Esto pasa en el fútbol.

¿Le hubiera gustado jugar con Maradona el Mundial de 1978?

Con Diego jugábamos en las prácticas. Jugábamos con Bertoni de ‘7’ (extremo derecho), Larrosa, Diego de ‘9’ (delantero), yo de ‘10’ (mediocampista ofensivo) y Ortíz de ‘11’ (extremo izquierdo) y le dábamos un baile infernal al equipo titular. ‘El flaco’ (César Luis Menotti) tenía que suspender la práctica de la calentura porque con Diego nos entendíamos a la perfección (risas).

Maradona dijo hace un par de años que con Diego, Bochini y Alonso juntos en la selección, nadie les ganaba ¿Está de acuerdo?

¡Si! Iba a ser difícil… víste… Primero el contrario nos tenía que sacar la pelota (risas) y bueno, ya sabíamos perfectamente cómo jugar determinados partidos.

Díganos los tres mejores futbolistas colombianos que ha visto

Eeehh… y pará un cachito… y… Willington Ortiz, Valderrama y Asprilla. ¡Buuff… tenés un montón! Esa selección que nos metió cinco goles acá fue durísima.

El mejor colombiano en River

Me gustaba Juan Pablo Ángel. Muy buen jugador.

Sus tres ídolos en el fútbol

No tengo ídolos. Nunca los tuve.

El mejor con quien jugó

Me quedo con ‘J.J’ López, Rivelino y Teófilo Cubillas...¡Mamita!

El mejor partido que jugó

Dame todos los que jugué en cancha de Boca. Los compro todos ¡Ja!.

Sí pudiera elegir jugar con Messi o Maradona ¿Con quién se queda?

¡Noo! Son dos jugadores que les gusta mucho la pelota pero tienen diferente carácter. El liderazgo de Maradona no lo tiene Messi. Pero ¡Nooo! Por un lado me quedo con Diego y por el otro me quedo con Messi porque lo hago salir campeón ¡Ja!.

Finalmente, nos quedamos charlando un rato acerca de la situación que Argentina atraviesa social, política y económicamente, a lo que el Beto confiesa: “No me iría del país porque uno tiene que ponerle pecho a las dificultades. En mis 66 años de vida, la verdad que no había visto la crisis que estamos viviendo”. Un diez en todas las letras.

 

 

 

últimas noticias