Aislamiento inteligente y otras recomendaciones de la comisión Pastrana por el coronavirus

Noticias destacadas de Política

A través de una carta, exministros de Hacienda, congresistas y el expresidente Andrés Pastrana le hicieron varias recomendaciones de orden económico al presidente Iván Duque.

El sector económico ha sido uno de los más golpeados por la contingencia del coronavirus. El parón en gran parte de los ámbitos productivos de la sociedad ha creado una situación que nunca antes el país había vivido. En medio de esta situación, las voces de apoyo y consejo al presidente Iván Duque han venido de diferentes sectores. Los últimos en unirse fueron los miembros de la comisión económica convocada por el expresidente Andrés Pastrana. 

En una carta de cinco páginas, el expresidente entre 1998 y 2002, el senador David Barguil, los exministros de Hacienda Juan Carlos Echeverry y Mauricio Cárdenas, entre otros cercanos al Partido Conservador le hicieron varias recomendaciones al presidente Iván Duque para afrontar las consecuencias económicas de esta pandemia.

Vea: Representantes critican propuesta de Claudia López de donar sueldos

Las sugerencias hechas por los firmantes se dividieron en dos partes: corto y largo plazo. En el primer apartado, se le pidió al gobierno que tenga una política prudente frente al déficit fiscal. Según el concepto dado, no se puede “amarrar estrictamente a la regla fiscal vigente”, pero el país tampoco debe pedir prestamos de forma desproporcionada y poner en riesgo la estabilidad económica del país.

“Confiamos en que la sabiduría de las autoridades económicas encontrará la fórmula precisa que nos permita financiar los enormes gastos que ocasionará la crisis, sin desbordar los niveles de la inflación más allá de lo razonable”, reza el documento dirigido directamente al presidente Iván Duque.

De la misma manera, en política macroeconómica, los firmantes le indicaron al gobierno que debería explorar la idea de pedir un crédito externo, para así financiar varias de las contingencias que ha traído en el último tiempo el coronavirus. Entre las posibilidades señaladas está una línea de crédito flexible del Fondo Monetario Internacional, un crédito que normalmente debe destinarse a una posible crisis fiscal pero que en este momento podría usarse “para apoyar a las empresas que tienen dificultades para pagar sus nóminas, sus cuentas pendientes con sus proveedores, impuestos, e incluso sus créditos bancarios”.

Vea: Congresistas piden bonificaciones para la Fuerza Pública

Frente a las empresas, en la carta quedó consignado que el gobierno nacional debería crear nuevas líneas de crédito para mantener su liquidez. Por otro lado, frente al tema de los salarios, se sugirió que la cuarentena por el coronavirus sea contemplada como un asunto de salud para que la incapacidad sirva como medio de pagar los sueldos de los empleados.

En otras líneas, los firmantes de la carta recomendaron aplicar la “cuarentena inteligente” como forma de reactivar la economía, sin que corra el riesgo de aumentar los contagios. “Compartimos plenamente su idea de que el retorno a la normalidad debe ser gradual cuidando desde luego la salud de los colombianos, pero procurando también el alivio del calvario económico, pues no hay nada más falso y peligroso para nuestro futuro que ese supuesto dilema que algunos quieren ver entre la vida y la economía”, dice la misiva enviada al presidente.

También: Presidente descarta prohibición de consumo de licor en hogares durante cuarentena

Como parte de esa cuarentena inteligente, señaló la comisión, se debe establecer horarios flexibles para evitar la concentración de trabajadores tanto en oficinas como transporte público. Además, se debería garantizar la posibilidad de espacios amplios entre trabajadores para evitar el contacto físico.

Entre otras ideas, el grupo de conservadores le indicó al presidente que se debería impulsar sectores de rápida reacción como es el sector de la construcción. De igual manera, se tendría que dar subsidios a sectores como el transporte para evitar las altas concentraciones de personas y sus operadores no incurran en pérdidas por trabajar a menores capacidades de las comunes.

También se pidió que las ayudas no solo sean dadas a los sectores más pobres y vulnerables, sino que sean extendidas a la población que se dedica a la economía informal, a los independientes y a los pequeños y medianos empresarios. Además, se pidió que los funcionarios estatales, sobre todo aquellos que ganan más de 10 salarios mínimos mensuales, donen un salario completo. “Si consideramos que la mayoría de ellos perciben al menos trece mesadas anuales, la colaboración que les pedimos no es exagerada ni pone en peligro la estabilidad económica de sus hogares”, dice la carta.

Le puede interesar: Aislamiento obligatorio hasta el 27 de abril: un esfuerzo adicional por la vida y la salud

En la carta también se le sugirió al presidente que se establezca un mando unificado entre Ministerio de Hacienda y Salud para “encontrar un equilibrio entre contener la pandemia y minimizar el costo económico de la misma”. De manera parecida se le indicó al gobierno central que es necesario que los entes territoriales tengan los recursos suficientes para atender la crisis.

En el apartado de medidas a largo plazo solo hubo una sugerencia al primer mandatario y es que se tome el coronavirus como el escenario oportuno “para la generación de reformas estructurales que le aseguran al país mayor igualdad y crecimiento social”. Entre estas reformas pedidas está un ingreso básico universal, un seguro de desempleo, una pensión universal, y otras. 

* “Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus". 

Apóyanos con tu suscripción

Comparte en redes: