"El amor por los otros nos hace más fuertes"

Noticias destacadas de Actualidad

En el Día Mundial de la Salud algunas enfermeras y médicos hablan de su realidad en tiempos del coronavirus.

En el marco del Día Mundial de la Salud, que se celebra cada año el 7 de abril desde 1948, tiene como objetivo formar conciencia sobre las enfermedades mortales mundiales y crear hábitos sanos en las personas. Para lograrlo, se trabajan diferentes temáticas, en esta oportunidad es apoyar al personal de enfermería y de partería.

Una celebración que se da en medio de la pandemia del coronavirus y como se ve el personal médico está dando todo de sí para salvar vidas. En el mundo, son 28 millones de enfermeras y enfermeros que hacen frente a la crisis y que hoy son los protagonistas en esta fecha.

Carolina Martínez Murcia, enfermera Jefe de Internación de la Clínica Universidad de La Sabana señala que “estos tiempos son de incertidumbre, pues somos la primera línea de atención que tenemos con los pacientes y es algo muy retador porque no estábamos preparados para esta pandemia”. Carolina estudió en la Universidad Nacional de Colombia y desde que se declaró la pandemia su vida cambió por completo entre sus rutinas de trabajo y la relación con su familia.  

Reconoce que los más complejo es el distanciamiento con su familia, pues no los puede ver para cuidar de su salud. Volverá a verlos cuando esto pase, pues el personal médico tiene altas probabilidades de contagiarse del virus. Pero este distanciamiento en estos momentos de la vida significa trabajar por los otros, de ayudarse con sus colegas y tener la satisfacción del deber cumplido, y ver cómo la sociedad reconoce su labor.

“Antes de la pandemia sentíamos con el personal de salud que las personas no valoraban nuestro trabajo y que ya no nos respetaban, es bonito ver que nuevamente dirigen la mirada a nuestro sector”. Y es que la enfermería por años ha sido clave en el acompañamiento de los pacientes desde el inicio de la vida y hasta el final de la misma.

El coronavirus, les ha devuelto esa visibilidad que se había perdido, pero, además, ha sido una emergencia que ha unido a las personas para trabajar por un mismo objetivo: salvar vidas. “Estamos en una carrera de capacitarnos frente al tema, con nuestros colegas nos levantamos y sabemos que con fe y trabajo en equipo vamos a salir de esta crisis”, dice Carolina Martínez quien, antes del coronavirus, tenía planeado continuar sus estudios de maestría.

Como ella, Angélica Pinzón, médico que trabaja en el Hospital La Samaritana, cuenta que tenía planeado salir del país para realizar sus estudios de posgrado, pero con la actual situación es algo que sabe tiene que esperar. Mientras tanto, “tenemos el reto de actualizarnos y prepararnos en tiempo récord en conocimiento de una enfermedad que no conocemos del todo y ayudar a mis colegas a prepararse también”.

Reconoce que lo más difícil es saber que no puede acercarse físicamente a sus hermanas, su abuelita y sus papás porque puede ser una posible transmisora del virus. Estos días como reflexión a aprendido que “somos aún más vulnerables de lo que pensamos, pero también el amor por el otro nos hace más fuertes”. Y ese amor, aunque sea con detalles como aplausos, son homenajes que les han llenado el alma y los motiva a seguir en esa labor de salvar vidas y pensar siempre que nada en la vida vale más que la vida misma.

“Yo no creía que las personas fueran a salir a aplaudir. Unos colegas me escribieron y cuando salí por mi balcón fue súper emocionante, me puse a llorar. Tuve muchas emociones encontradas como de sentirme honrada y un poco de temor porque también está la angustia de pensar en qué momento ya tuve contacto con un paciente positivo para COVID-19 o qué día va a llegar, porque entre tantos pacientes es la realidad que vamos a enfrentar”, dice Laura Katherine Másmela, médico de una IPS, quien hace el llamado a que las personas sigan con “los buenos hábitos del lavado de manos y seguir las recomendaciones que se han hecho hasta el momento.

Y es que uno de los temas que más preocupación causa entre los médicos y enfermeras es salir a la calle para dirigirse a sus trabajos y ver a las personas no cumplir la cuarentena.  "Vemos personas haciendo ejercicio y trotando como si estuvieran de vacaciones o cuando se suben al Transmilenio con guantes completamente negros y manipulando el celular sin ninguna preocupación de que puedan estar contaminados. Es más un tema de crear conciencia. Para nosotros es más seguro estar dentro de los laboratorios haciendo pruebas que salir a la calle", dice Rafael Moreno, médico que trabaja en un laboratorio, quien además  hace un llamado para que las personas se queden en casa.

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción. 

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.