El cara a cara entre bancos y congresistas por las tasas de interés

Noticias destacadas de Economía

El senador David Barguil insiste en que los bancos subieron sus tasas a raíz de la coyuntura del COVID-19, sin embargo, Asobancaria lo niega. Esto se dijo en el debate sobre las medidas del sector financiero en la Comisión Tercera del Senado.

Durante el debate al sector financiero que se llevó a cabo este lunes en la Comisión Tercera, los senadores David Barguil (partido Conservador) y María del Rosario Guerra (Centro Democrático) insistieron en que algunos bancos subieron sus tasas de interés, cobran por transacciones fallidas y priorizan los recursos de las líneas de crédito del Gobierno para las grandes empresas. Al debate asistieron los presidentes de Bancóldex, el Banco Agrario, Asobancaria, el superintendente financiero y el viceministro técnico de Hacienda.

El senador Barguil afirmó, con cifras de la Superintendencia Financiera, que en la semana del 6 al 10 de abril, después de que el Banco de la República bajara sus tasas de interés un 11 % y la dejara en 3,75 %, 7 de los principales bancos que representan el 55 % de todo el mercado, subieron sus tasas para de tarjetas de crédito a un promedio de 139 puntos básicos por encima de las tasas vigentes en marzo.

Lea también: “Si los clientes se van a pique, se llevan por delante al sistema financiero”: David Barguil

En los créditos de consumo, expuso que 5 de los 10 principales bancos contemplados subieron sus tasas entre 0,65 % y 4,1 %, mientras que en los créditos comerciales ordinarios hubo 7 bancos que subieron sus tasas con un incremento promedio de 123 puntos básicos en la tasa efectiva anual.

Además, según sus cuentas, en los créditos preferenciales, fueron 9 los bancos que presentaron un alza a un promedio de 81 puntos básicos en la tasa efectiva anual, aumento que representa un interés en proporción al 10,46 % en dichos bancos. Agregó que la única entidad que bajó las tasas de interés fue el Banco Agrario. 

“Luego de que se les abaratara el crédito por parte del Banco de la República, terminaron subiendo las tasas de interés de las distintas modalidades de crédito en medio de la crisis”, dijo Barguil, quien también aseguró que varios usuarios han reportado cobros por transacciones fallidas en cajeros, cuando la ley lo prohíbe.

El senador concluyó diciendo que los recursos Bancoldex no están llegando a los sectores productivos ni contribuyendo a pagar las nóminas y que en vez de eso, se utilizan para sustituciones de cartera con entidades financieras.

Santiago Castro, presidente de Asobancaria, respondió que el sistema financiero “es perfectamente consciente del papel que tiene en esta pandemia. Hemos venido respondiendo con medidas ajustadas a las necesidades de cada una de las fases que ha traído la crisis, manteniendo la confianza de los ahorradores y la solidez del sistema”.

Explicó que el senador Barguil no comparó los intereses que correctos, pues estos deberían corresponder a las tasas que mantenían las entidades antes de la pandemia. Presentó sus propios cálculos, también con cifras de la Superfinanciera, y afirmó que ha habido reducciones en las tasas de interés de las tarjetas de crédito, microcrédito y vivienda con respecto a las últimas semanas de febrero y marzo. 

Por su parte, la senadora Guerra afirmó que, de la primera línea de Bancoldex, $72.000 millones se destinaron a las grandes empresas, mientras que las micro y pequeñas empresas (mipymes) recibieron $2.300 y $24.000 millones, respectivamente. “La mitad de las dos líneas se fue para grandes empresas”, afirmó. También aseguró que la mayoría de recursos de Finagro se entregó a las grandes empresas del agro y no a los pequeños productores.

Otras noticias económicas de hoy: El petróleo WTI hace historia al cerrar en negativo: -US$37,63 el barril

 Al respecto, Javier Díaz, presidente de Bancoldex, negó que se estuvieran entregando más recursos a las grandes firmas y aseguró que esto se podrá evidenciar con mayor claridad cuando se hayan entregado los recursos en su totalidad. Explicó que en la primera línea, las grandes empresas tienen derecho a $75.000 millones (de los cuales se han desembolsado $72.000 millones, como indica la senadora), mientras que las mipymes recibirán $175.000 millones. Lo mismo aplica para la segunda línea. 

“Son bolsas que no se canibalizan entre sí. Cuando se acabe el valor de la línea, verán que la gran empresa no se llevó más de $75.000 millones y las mipymes, $175.000” aseguró Díaz. También aclaró que la entidad emitirá créditos temporales para sectores específicos que ayuden a controlar la crisis, pero no funcionará como un banco de primer piso.

“Se ha generado una expectativa de que Bancoldex se va a volver un banco de primer piso, y no. Es de segundo piso y lo seguirá siendo con unas ventanillas especiales para colocación de créditos directos. Estamos trabajando para sacarlas esta semana o la siguiente”, afirmó.

A su turno, el viceministro técnico de Hacienda, Juan Pablo Zárate, aseguró que este es un momento en el que se necesita que el crédito fluya, sin olvidar que también hay más riesgo para el que lo otorga. “Hemos puesto todas las piezas del rompecabezas para que esto funcione. Confío en que el sistema financiero, sea también un aliado en estas líneas. Pero este es un proceso largo”, aseguró.

Zárate también recordó que se emitieron tres líneas nuevas del Fondo Nacional de Garantías que tienen, ya fondeadas, un subsidio a la comisión del 75 %. De allí se otorgarán $12 billones para las nóminas de las pymes.  

Así mismo, el superintendente financiero, Jorge Castaño, respondió que su prioridad es vigilar a las entidades y preservar la solvencia del sistema financiero, que, añadió, cuena con el colchón para asumir posibles pérdidas. 

Comparte en redes: