El dólar casi llega primero a $3.600 que el coronavirus a Colombia

Noticias destacadas de Economía

El viernes fue una jornada de pérdidas para los principales mercados de Asia y Europa, así como un mal día para los precios del petróleo, que por primera vez desde 2017 bajaron de US$50 ante la falta de acuerdo entre la OPEP y Rusia para recortar producción.

A pesar del intento global de inyectar confianza y serenidad por parte de prácticamente todos los entes política económica del planeta, los mercados volvieron a una mala sesión este viernes, algo que sirve como indicador de dos cosas: la incertidumbre parece ser la norma por estos días y nadie parece creer que la situación con el coronavirus vaya a mejorar prontamente.

Esto se puede ver en la acelerada apreciación que están teniendo los llamados activos seguros, como el oro y el dólar, por ejemplo. En el caso del primero, su precio iba, para el medio día de este viernes, en US$1.679 por onza; el metal registró su punto más bajo en un mes el 28 de febrero, cuando llegó a US$1.566 por onza y este viernes llegó a cotizarse a US$1.690.

Lea también: ¿Qué tan dolarizada está la economía colombiana?

El dólar, por su parte, se aproximó en la sesión de este viernes peligrosamente a los $3.600 en Colombia, una barrera histórica en momentos en los que los topes históricos se están registrando cada par de semanas. La divisa cerró a $3.588.

“Esto lo veíamos venir. Y para entender qué pasa ahora hay que contar la historia completa, no sólo el pedazo del coronavirus. Lo que sucede es que desde hace más de un año las economías globales se vienen desacelerando. Desde el año pasado comenzó el ciclo de recorte de tasas y la guerra comercial no tuvo efectos muy positivos. Para principios de este año había una expectativa de optimismo por la baja de tasas y los avances para resolver la guerra comercial. Y aquí aparece el coronavirus”, cuenta Juan David Ballén, director de Análisis y Estrategia de Casa de Bolsa.

Ballén agrega que “lo que pasa en este momento es que las medidas que se han tomado para contener el virus no han sido tan buenas para el crecimiento: las cuarentenas en China, por ejemplo, han afectado el comercio, el transporte, las aerolíneas. Y todos esos efectos han golpeado la economía. Y puede que estos impactos sean transitorios, pero como llegaron en un momento en el que las economías no pasaban por un buen momento por ahí se complica todo. Las previsiones es que las economías globales se sigan desacelerando. Y bajo este tipo de escenarios se buscan los activos refugio, como el dólar y el oro”.

En esta coyuntura resulta paradójico que el dólar casi llega primero al valor histórico de $3.600 antes incluso de que se registrara la entrada del coronavirus a Colombia.

Mientras el dólar subía en Colombia, el precio internacional del petróleo Brent se hundía como el plomo. Para el medio día de este viernes, el crudo se cotizaba por debajo de US$46, lo que representa una caída de más de 8 %; el precio no bajaba de US50 desde 2017. Además de las proyecciones a la baja en la demanda de esta materia, los precios se hunden gracias a la falta de acuerdo entre la OPEP y Rusia para lograr recortes en la producción, encaminados a estabilizar la cotización internacional del crudo.

“Es una jornada en la que se están marcando máximos históricos. A los ruidos ya existentes por el coronavirus se ha unido una caída muy fuerte en los precios del petróleo y que afecta a economías que dependen de los ingresos por su venta. Vamos a recibir menos dólares por la venta de hidrocarburos y eso, en parte explica la alta subida del precio del dólar en nuestro mercado. El coronavirus ha tomado mucha fuerza y disminuido las perspectivas de crecimiento global, pero no veo claro hasta dónde pueda llegar el dólar”, comentó Diego Franco, CEO del holding familiar Franco Group. Y aseguró que “si los ruidos se mantienen, los grandes inversionistas seguirán buscando refugio en el oro y en el propio dólar. Soy de quienes creen que estos temas son momentáneos y veremos un ajuste en las monedas que han perdido un terreno importante, como en el caso de Colombia”.

La caída de este viernes fue generalizada y arrancó con los mercados asiáticos: Tokio bajó 2,72 %; Hong Kong, 2,32 % y Seúl, 2,16 %.

En Europa, la situación no fue muy distinta: Londres cerró a baja, con una caída de 3,62 % y lo mismo sucedió con Fráncfort (-3,37 %), París (-4,14 %); la bolsa española registró un retroceso de 3,54 %.

En Latinoamérica, la bolsa de Brasil caía 3,66 % para el medio día de este viernes.

“Hay que tener en cuenta que va a haber mucha volatilidad. Esto será normal. Por ejemplo, no tiene nada de raro que el lunes haya un retroceso fuerte en el dólar y en la misma semana un avance más grande”, dijo Ballén.

Comparte en redes: