En Nariño, 500 militares se suman al control de los pasos ilegales en la frontera

Noticias destacadas de Judicial

Desde el pasado 17 de marzo permanece cerrada la frontera con Ecuador. Sin embargo, durante la última semana, el tránsito de migrantes por los 37 pasos ilegales que hay identificados parece inevitable, representando una amenaza en términos de salud pública, sobre todo por la manera tan rápida como ha avanzado el nuevo coronavirus en el vecino país.

Hace dos días el gobernador de Nariño, Jhon Rojas Cabrera, hizo un llamado urgente al Gobierno Nacional para que se atendiera la dramática situación en la frontera colombo ecuatoriana, que podría poner en jaque las medidas para contener el COVID-19 en el país. La pandemia, que ha dejado más de 46.000 muertos alrededor del mundo, según las cifras que maneja el Ministerio de Salud, llegó a Ecuador hace un mes. Desde entonces, es uno de los países en los que el número de contagiados y fallecidos ha crecido de manera alarmante: según el gobierno ecuatoriano, van 3.163 casos confirmados. El triple de lo que lleva Colombia. 

Está situación prendió las alarmas de las autoridades nariñenses, conocedoras de algunos -sino de todos- los pasos ilegales por los cuales ciudadanos ecuatorianos podrían llegar a buscar refugio en Colombia. El número de fallecimientos por coronavirus en Ecuador ascendió este miércoles a 120 y la mayor parte de los casos se han registrado en la provincia costera de Guayas: 2.243. Guayaquil, su capital, vive momentos de horror precisamente por cuenta de esta epidemia.

(Lea tambén: El drama de Guayaquil, la ciudad que no tiene cómo enterrar a sus muertos por el coronavirus)

La preocupación latente en esta región hizo que al departamento fronterizo fueran enviados más uniformados. En total, 500 hombres de la Tercera División del Ejército llegaron a reforzar las labores de salvaguarda en la zona. Según el Ejército, desde hace 15 días se empezaron labores conjuntas con la Policía y hoy llegaron más hombres. La preocupación no es solo asunto de las autoridades colombianas. El general Jorge Isaac Hoyos, comandante de la Tercera División, ha adelantado reuniones con el gobernador de la provincia de Carchi (que está pegada a Colombia) y los comandantes del Ejército ecuatoriano, en aras de coordinar medidas que ayuden a frenar la pandemia.  

El esfuerzo binacional por la seguridad fronteriza lleva el nombre de Operación Espejo, estrategia organizada por ambos ejércitos y que desarrollará controles en la frontera mucho más rigurosos para evitar la propagación del virus en Nariño o en el propio Ecuador. Las tropas harán presencia en tres minucipos del departamento: Ipiales, Cumbal y Carlosama. 

Nariño, a partir de hoy, contará con el Grupo de Caballería Mediano Meteoro No. 8, que se encargará del patrullaje con tres escuadrones motorizados y a  caballo para vigilar continuamente los pasos ilegales. De igual manera, el batallón de Movilidad y Maniobra No. 3 dispuso de un monitoreo aéreo con un avión no tripulado que volará sobre la frontera, reconociendo en tiempo real los posibles intentos de los migrantes por cruzar hacia Colombia. También se empleará un vehículo de acción integral que dará indicaciones por medio del perifoneo y la emisora a los habitantes nariñenses.

(Lea también: En Villa del Rosario, el Ejército ayuda a que se mantenga la cuarentena por el COVID-19)

Colombia y Ecuador comparten una frontera de 586 kilómetros y mantienen relaciones bilaterales caracterizadas por la fluidez. Casi siempre, al menos: para la historia quedó que el 3 de marzo de 2008 Ecuador rompió relaciones con Colombia, pues, dos días atrás, el gobierno colombiano había bombardeado territorio ecuatoriano. Fue el episodio en el que murió el jefe de las Farc Raúl Reyes. Desde hace unos años, no obstante, ambos países se han entendido muy bien, al punto que, en la persecución a Guacho, jefe de disidencias de las Farc que operaba entre Nariño y la provincia ecuatoriana de Esmeraldas, 10.000 militares ecuatorianos se unieron a 12.000 pares colombianos para perseguirlo. Murió en una operación militar en diciembre de 2018. (Así cayó alias "Guacho", el hombre más buscado por Colombia y Ecuador)

En lo que respecta al nuevo coronavirus, Ecuador prohibió desde el pasado 15 de marzo el ingreso de extranjeros por vía aérea, terrestre o marítima, mientras que Colombia decidió dos días después cerrar todas sus fronteras terrestres, marítimas y fluviales para evitar la propagación del COVID-19. El presidente Iván Duque cerró definitivamente la frontera aérea el 24 de marzo, día en que inició la cuarentena nacional. Según el último reporte del Ministerio de Salud, en el departamento nariñense hay seis casos confirmados del nuevo coronavirus, incluido un bebé de seis meses en el municipio de Tumaco, que tiene el segundo puerto de Colombia en el Pacífico y es uno de las localidades con más hectáreas de coca sembradas del país. 

Así las cosas, Nariño se une a la lista de departamentos en el país que han solicitado apoyo del Ejército en aras de contener el avance de la epidemia.  

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.

*Apóyanos con tu suscripción.

Comparte en redes: