Invima asegura que aún no se prueba efectividad de cloroquina e hidroxicloroquina contra el COVID-19

Noticias destacadas de Salud

La institución explicó que estos medicamentos deben usarse únicamente en ensayos clínicos o bajo prescripción médica.

Desde hace varias semanas algunas organizaciones y mandatarios, como Donald Trump, se han encargado de impulsar algunos medicamentos como supuestos tratamientos contra el COVID-19.  La cloroquina e hidroxicloroquina son algunos de los fármacos impulsados. (Vea aquí toda la información sobre coronavirus)

Ante la alerta por el uso de estos fármacos sin tener resultados que muestren efectividad, el Instituto Nacional de Vigilancia de Medicamentos y Alimentos (Invima), en un comunicado, aseguró que estos medicamentos solo están autorizados para el manejo de la malaria, paludismo, artritis reumatoidea y lupus eritematoso sistémico.

La entidad explicó además que el uso de estos fármacos sin prescripción médica puede poner en riesgo la salud de los pacientes. Y una compra desmedida, puede provocar desabastecimiento y no permitiría que las personas que lo utilicen para tratar algunas de estas enfermedades continúen con su tratamiento. (Puede leer: Un medicamento contra la malaria, ¿la solución soñada contra el coronavirus?)

“La urgencia y la presión que enfrentan los sistemas de atención médica ha generado que países como Estados Unidos y Francia establezcan protocolos estrictos que permiten el uso experimental de estos dos medicamentos, en pacientes con síntomas graves por Coronavirus SARS-CoV- 2. Sin embargo; la cloroquina e hidroxicloroquina pueden ocasionar efectos adversos graves”, añadió la entidad. 

El uso de estos dos fármacos en altas dosis o mezclados con otros medicamentos puede generar efectos adversos en las personas. Por eso, el Invima recomienda, tanto a los pacientes como al personal médico, limitarse a las indicaciones establecidas en el registro sanitario para tratar las enfermedades mencionadas anteriormente.

La cloroquina e hidroxicloroquina también se pueden usar en ensayos clínicos que hayan sido autorizados previamente por el Invima. (Le podría interesar: Coronavirus para niños: una carta para los superhéroes en casa)

¿Qué es la cloroquina?

Se trata de un antipalúdico utilizado desde hace varias décadas contra la malaria, un parásito transmitido por un mosquito.Se conoce bajo varios nombres comerciales según los países y fabricantes: Nivaquine y Resochin, por ejemplo. Existe un derivado, la hidroxicloroquina, para las enfermedades articulares de origen inflamatorio.

Los efectos secundarios son múltiples: náuseas, vómitos, erupciones cutáneas, pero también afecciones oftalmológicas, cardíacas, neurológicas.Una sobredosis puede resultar peligrosa y los médicos desaconsejan tomarla sin receta previa. "Estos dos medicamentos tienen un margen terapéutico estrecho, es decir, que la dosis eficaz y la dosis tóxica son relativamente rayanas", advierte la Sociedad Francesa de Farmacia. (Lea también: Continúa la controversia por la promoción de la cloroquina contra el coronavirus)

 

* Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus

*Apóyanos con tu suscripción. 

Comparte en redes: