Maduro dice que Brasil coopera con Venezuela para enfrentar al coronavirus ¿Y Colombia?

Noticias destacadas de El Mundo

El presidente venezolano afirmó que las autoridades de su país y las del gobierno presidido por Jair Bolsonaro han sostenido "buenas conversaciones" en las que se han tomado "decisiones conjuntas" para tratar el tema del coronavirus en la frontera. Colombia, por su parte, insiste en no abrir un canal directo con el gobierno chavista.

Jair Bolsonaro e Iván Duque son quizás los dos contrincantes más visibles que tiene Nicolás Maduro, actual presidente de Venezuela, en América Latina. Los mandatarios de Brasil y Colombia han sido quienes, con más fiereza, se han opuesto a la permanencia del líder chavista en Miraflores, y no han escondido su apoyo al opositor Juan Guaidó, autoproclamado jefe de estado interino de Venezuela. 

Pero la crisis del coronavirus, que llegó a América Latina la semana pasada, parece haber cambiado las cosas, al menos por un breve momento. Un día después de que Maduro pidiera a los gobiernos de Colombia y de Brasil que dejaran los "extremismos ideológicos" para combatir la pandemia, el presidente venezolano denunció que el gobierno colombiano no contestaba sus llamadas.

Pero para sorpresa de varios, Maduro dijo que, a diferencia de Duque, el gobierno de Jair Bolsonaro sí contestó el teléfono y desde entonces han trabajado de manera conjunta para "atender la situación fronteriza".

Puede leer: A pesar de coronavirus, presidente Duque insiste en no tener comunicación con Maduro

"Se hicieron las gestiones con el Gobierno de Brasil y tengo que decir que hubo muy buena conversación de cooperación entre el ministro de la Defensa de Brasil y el ministro de la Defensa de Venezuela. Se han tomado decisiones conjuntas entre ambos gobiernos (...) para atender la situación fronteriza", aseveró Maduro.

Esta noticia causó gran sorpresa, pues es la primera vez desde que Bolsonaro es presidente que ambos países cooperan de manera conjunta.

En cuanto a Colombia, a pesar de compartir más de 2.200 kilómetros de frontera con Venezuela en una porosa región en la que proliferan contrabandistas, narcotraficantes y hay un alto flujo de migrantes, el gobierno de Iván Duque ha insistido en que no entablará un contacto directo con Maduro. El mandatario colombiano aseguró que cualquier coordinación al respecto será por medio de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

"Por medio de la OPS se hacen las coordinaciones con Venezuela que sean necesarias con las directrices que ellos tengan para enfrentar la crisis sobre coronavirus. No habrá canal directo", dijo Duque en una entrevista con la emisora de radio La FM.

Le recomendamos: Maduro dice que Colombia no responde sus llamadas para frenar juntos COVID-19

Y es que el pasado viernes Maduro sugirió que el Gobierno de Colombia y el suyo, junto a las autoridades sanitarias, militares, policiales y fronterizas, deberían trabajar unidos para tomar medidas frente al COVID-19 e invitó a Duque a dejar de lado sus diferencias.

Sin embargo, Duque, cuyo Gobierno no reconoce a Maduro sino al líder opositor Juan Guaidó como presidente legítimo de Venezuela, se ha mantenido distanciado de esa propuesta.

"Esto es todo menos político, esto no es un tema de discrepancias o discusiones diplomáticas, esto es un tema de enfrentar una situación global y por eso hacerlo a través de la Organización Panamericana de la Salud que es la responsable y además es el órgano con el que nosotros venimos trabajando", afirmó hoy.

Los casos de coronavirus en Colombia ascendieron este lunes a 54, en tanto que la primera persona afectada ya está completamente curada, mientras que cerca de 10 millones de venezolanos amanecieron confinados de manera obligatoria por orden de Maduro, en un país donde hasta ahora se registran 17 casos.

Relaciones rotas

Colombia y Venezuela no tienen relaciones diplomáticas desde el 23 de febrero de 2019, cuando fueron rotas por Maduro, tras el intento de Guaidó de atravesar la frontera desde la ciudad colombiana de Cúcuta encabezando una caravana de ayuda humanitaria, lo que acabó en desórdenes.

Desde el sábado, los pasos fronterizos con Venezuela, abiertos solo a peatones, fueron cerrados por decisión del Gobierno colombiano, dadas las condiciones del sistema de salud en el vecino país para enfrentar el COVID-19, dijo Duque.

Esa medida fue criticada por la vicepresidenta ejecutiva de Venezuela, Delcy Rodríguez, quien la calificó como un "acto de irresponsabilidad grotesca".

"Ellos siempre buscan sacarle provecho político a todo (...) todos entendemos que aquí no hay discursos políticos y los canales directos poco o nada sirven por la misma situación que tiene el sistema de salud allá", explicó Duque este lunes.

Comparte en redes: